Silla giratoria
Última actualización: 07/04/2020

Nuestro método

20Productos analizados

24Horas invertidas

6Artículos evaluados

89Opiniones de usuarios

Las sillas giratorias nos permiten trabajar con más comodidad, lo que se traduce en una mayor productividad. Tener a mano todo lo que podamos necesitar con solo un giro puede ahorrarnos tiempo, esfuerzo y, por supuesto, molestias y lesiones debidas a movimientos bruscos e innecesarios. Dentro de las sillas ergonómicas, las giratorias son de las más demandadas.

Aunque se atribuye su invención a Thomas Jefferson, en 1776, no es hasta 1926 cuando una empresa alemana lanza al mercado la primera silla giratoria equipada con suspensión, la mítica «Federdreh». Hoy en día, las sillas giratorias no solo han llegado a convertirse en parte esencial del mobiliario de oficina, sino también del de muchos hogares.




Lo más importante

  • Las sillas giratorias ofrecen numerosas ventajas, tanto en la oficina como en el hogar, sobre todo las equipadas con ruedas. Para sacarles el máximo partido, antes de usarlas es preciso ajustarlas a las características físicas del usuario. Existen varios tipos de sillas giratorias, dependiendo de las características ergonómicas que incluya.
  • Una buena silla giratoria puede evitar muchas molestias que, a la larga, pueden devenir en lesiones. Entre ellas podemos destacar el dolor cervical, el de hombros, el lumbar y diversas molestias en manos y muñecas, entre otras. Las sillas giratorias precisan de poco mantenimiento, tan solo de una limpieza regular del tapizado.
  • Para elegir una buena silla giratoria hay que tener presentes ciertas recomendaciones. En primer lugar, debemos considerar el tipo de uso que le daremos. También si queremos que tenga el respaldo reclinable o no. Características ergonómicas como el refuerzo lumbar o el reposacabezas son, asimismo, factores clave a considerar.

Las mejores sillas giratorias: nuestras favoritas

Las sillas giratorias no son útiles únicamente para el trabajo, también están pensadas para el tiempo de ocio. En nuestra selección hemos escogido cinco modelos de sillas giratorias adecuados para distintas actividades, desde sillas gaming hasta sencillos asientos de escritorio.

La silla giratoria sin reposabrazos mejor valorada

Este asiento giratorio con ruedas está pensado para actividades en las que no sea indispensable reposar los brazos. De diseño sencillo, está disponible en una gran variedad de colores.

Esta silla aguanta un peso máximo de 120 kg y cuenta con respaldo regulable tanto en profundidad como en inclinación. Está equipada con ruedas de goma, lo que evita que suelos delicados, como el parqué, puedan sufrir daños.

La silla giratoria de escritorio con mejor relación calidad-precio

Con un ajustado precio, esta silla cuenta con respaldo de malla transpirable, asiento de espuma acolchado y reposabrazos ergonómicos. El asiento es regulable tanto en altura como en inclinación.

Este modelo trae ruedas de plástico, por lo que deberás ser cauto al usar la silla en suelos delicados. Los compradores destacan su comodidad, el fácil montaje y que incluye algunas piezas de repuesto en caso de pérdida o rotura.

La silla giratoria más vendida

Este sillón giratorio tiene ruedas de poliuretano, silenciosas y resistentes. Cuenta con asiento extragrueso, reposacabezas acolchado y respaldo completamente ergonómico. Es capaz de aguantar hasta 150 kg.

Quienes han adquirido esta silla giratoria destacan el excelente servicio de atención al cliente del fabricante y la calidad de sus materiales. Además, el paquete incluye tornillería y un par de ruedas adicionales en caso de pérdida o rotura.

La mejor silla giratoria para los más pequeños

Esta bonita silla giratoria de color morado es perfecta para niños y niñas de tres años en adelante. Dispone de asiento de altura regulable, ruedas de PVC, así como de respaldo ergonómico de plástico y asiento acolchado transpirable.

Los compradores de este modelo destacan su facilidad de montaje, su robustez y su comodidad. Algunos usuarios se quejan de la poca calidad del tapizado del asiento y de que el respaldo no parece demasiado resistente.

La silla giratoria estilo gaming mejor valorada

Aunque diseñada para el ocio, esta silla giratoria también es adecuada para hacer más llevadero el teletrabajo. Tapizada en cuero sintético, cuenta con un cómodo reposacabezas estilo gaming y altura completamente ajustable.

La silla es fácil de montar gracias a sus instrucciones claras y precisas. Algunos compradores se quejan de que los reposabrazos no sean desmontables y de que el respaldo apenas se recline.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las sillas giratorias

Al adquirir una silla para el trabajo o el ocio siempre nos asalta la duda: ¿es preciso que sea giratoria? Elegir una silla en la que vamos a pasar muchas horas sentado no es algo que debamos tomar a la ligera. A continuación, vamos a intentar resolver todas las dudas que tengas acerca de este tipo de asientos.

Las sillas giratorias no son útiles únicamente para el trabajo, también están pensadas para el tiempo de ocio. (Fuente: Dragoscondrea: 137350663/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tienen las sillas giratorias?

Tanto para trabajar ante un escritorio como para disfrutar de un rato de ocio ante el ordenador, las sillas giratorias son la elección más acertada. ¿Qué ventajas tienen frente a una silla fija?

  • Facilitan los movimientos. Pasar muchas horas sentado en una silla fija puede ser muy incómodo, pues el más pequeño movimiento implica un cambio de postura. Con una silla giratoria eso no ocurrirá, pues podremos movernos casi sin cambiar de postura.
  • Tienen diseño ergonómico. Muchos modelos de sillas giratorias son de diseño ergonómico, sobre todo en el reposacabezas y en la zona lumbar. De este modo, se minimiza el riesgo de sufrir molestias y posibles lesiones debido a movimientos bruscos y malas posturas.
  • Benefician la productividad. Si usamos una silla fija tendremos que levantarnos cada vez que necesitemos algo, aunque esté en la mesa de al lado. Con un sillón giratorio bastará un ligero movimiento para tenerlo todo al alcance de la mano. Ello conlleva un ahorro de tiempo y, por lo tanto, un aumento de la productividad.
  • Favorecen el trabajo en equipo. En trabajos en los que el contacto con los compañeros es fundamental, las sillas giratorias son un elemento clave. Estas facilitan que nos giremos para interactuar con nuestros compañeros, evitando desplazamientos innecesarios por la oficina.

¿Cómo utilizar adecuadamente una silla giratoria?

Antes de sentarnos en una silla giratoria es necesario realizar algunos ajustes para adaptarla a nuestras características físicas. Lo primero que debes hacer es comprobar y ajustar su altura colocándola frente a tu escritorio. Lo ideal es que tus codos formen un ángulo recto, que las manos descansen sobre la mesa y los pies se apoyen correctamente en el suelo.

Aunque no todos los modelos de sillas giratorias lo permiten, en algunos es posible ajustar la inclinación del respaldo. De este modo, podremos moverlo para adaptarlo a la curva natural de nuestra espalda y evitar molestias debido a malas posturas. Por otro lado, las sillas dotadas de reposabrazos regulables favorecen una correcta postura de nuestros brazos y manos.

Las sillas giratorias ofrecen numerosas ventajas, tanto en la oficina como en el hogar, sobre todo las equipadas con ruedas. (Fuente: Peshkov: 107537579/ 123rf.com)

¿Silla giratoria con ruedas o sin ellas?

Una de las mayores ventajas de una silla giratoria es la de facilitar los movimientos. Si, además, está equipada con ruedas, el esfuerzo que deberemos hacer será todavía menor. Consultar un archivador cercano o coger un documento de una impresora próxima son tareas que podremos hacer cómodamente sentados en nuestra silla rodante.

Con una silla giratoria con ruedas, cualquier movimiento basta para desplazarnos. Una silla fija, en cambio, nos obliga a levantarnos para cualquier tarea que requiera alejarnos un poco de nuestra área de trabajo. Las sillas giratorias deben tener cinco puntos de apoyo. Las que tienen solo cuatro ruedas pueden ser más baratas, pero también más inestables e inseguras.

¿Cuántos tipos de sillas giratorias existen?

Existen multitud de tipos de sillas giratorias: de oficina, para gamers, de salón, taburetes de bar, butacas giratorias, entre otros. En esta ocasión, vamos a centrarnos en las sillas giratorias de trabajo, entre las que podemos destacar cuatro tipos.

  • Asientos operativos. Son sillas giratorias con ruedas, regulables solamente en altura. Es el modelo más básico en lo que se refiere a mobiliario de oficina y no cuenta con mejoras ergonómicas de ningún tipo.
  • Asientos de contacto permanente. Son sillas giratorias en las que es posible adaptar el respaldo a la espalda para corregir malas posturas.
  • Asientos de respaldo sincronizado. Permiten fijar el respaldo para que este se balancee con nuestros movimientos. De este modo, el respaldo siempre está en contacto con la espalda.
  • Sillas ergonómicas. Suman todas las características de los modelos anteriores, más algunas funciones adicionales. Son las más adecuadas para largas jornadas de trabajo ante el ordenador.

Una buena silla giratoria puede evitar muchas molestias que, a la larga, pueden devenir en lesiones.
(Fuente: Deaner: ij1lw8iniy8/ Unsplash.com)

¿Qué molestias y lesiones pueden evitar las sillas giratorias?

El trabajador administrativo no es ajeno a molestias ni lesiones musculoesqueléticas. Este tipo de actividad suele producir lesiones en el cuello, los hombros, la espalda, y en manos y muñecas. Una buena silla giratoria puede contribuir a paliar estas dolencias, las cuales reseñamos a continuación con más detalle (1).

  • Dolor cervical. Con una silla giratoria evitaremos andar continuamente girando el cuello, lo que ayudará a paliar este tipo de dolencia.
  • Dolor de hombros. Una silla regulable en altura permite que los antebrazos puedan descansar sobre el escritorio, lo que evita molestias y dolores en los hombros. Una silla sin reposabrazos dificultará adoptar una postura de brazos correcta.
  • Dolor de espalda. Al sentarnos, la región lumbar pasa de tener una forma cóncava a convexa. Ello puede provocar molestias si la silla no está provista de un refuerzo lumbar o no es posible cambiar la inclinación del respaldo.
  • Dolor de manos y muñecas. Esto sucede cuando debemos elevar o bajar las manos demasiado para trabajar con el teclado del ordenador. Una silla regulable en altura puede ayudar a reducir las molestias.
  • Molestias en las piernas. La silla debe tener un tamaño acorde a las características físicas del trabajador. El borde de un asiento demasiado grande puede presionar demasiado la parte trasera de las rodillas, lo que puede provocar hormigueos y entumecimiento.

¿Qué mantenimiento precisan las sillas giratorias?

Los materiales de fabricación de las sillas de oficina son muy variados, de modo que cada una precisará de un mantenimiento y limpieza diaria diferentes. En todo caso, es recomendable aspirar su revestimiento cada dos meses para eliminar cualquier rastro de polvo y suciedad. A continuación, unos cuantos consejos para eliminar las manchas de su superficie.

  • Tinta. Si es de bolígrafo, bastará con frotar con un paño humedecido con alcohol de 90º. Si es otro tipo de tinta deberás, además de con alcohol, limpiar la mancha con agua jabonosa.
  • Chocolate. Un trapo mojado con agua templada será más que suficiente para eliminar las manchas de chocolate.
  • Chicle. Primero, aplica sobre el chicle pegado una bolsa con un poco de hielo. Tras enfriarlo, podrás eliminarlo de la tapicería con facilidad.

Criterios de compra

Las sillas giratorias han dejado de ser exclusivas de las oficinas, y son cada vez más populares en nuestros hogares. Ello ha hecho que cada vez existan más modelos diferentes, entre los que no siempre es fácil escoger. Los siguientes criterios de compra te ayudarán a elegir la silla giratoria más adecuada a tus necesidades.

Ergonomía

La ergonomía es la disciplina encargada de estudiar la adaptación de las condiciones de trabajo al trabajador. El mobiliario de oficina, en el cual se incluyen las sillas giratorias, también está sujeto a las normas ergonómicas. No todas las sillas giratorias son ergonómicas, algo que deberemos tener presente al elegir una.

Para que una silla giratoria sea realmente ergonómica debe ser regulable en altura. También debe ofrecer la posibilidad de inclinar el respaldo, para que se adapte a la curva de nuestra espalda. También debe contar con un refuerzo lumbar, reposacabezas y apoyabrazos. En definitiva, debe ser una silla que se adapte lo máximo posible a las características del usuario.

Muchos modelos de sillas giratorias son de diseño ergonómico, sobre todo en el reposacabezas y en la zona lumbar. (Fuente: Dragoscondrea: 135187193/ 123rf.com)

Regulable en altura

Una buena silla giratoria debe ser regulable en altura, al menos unos diez centímetros. Es una característica fundamental ya que, sin ella, nos será imposible mantener los brazos en una posición correcta respecto a la mesa de trabajo. Aunque se pueda regular, es aconsejable comprobar las dimensiones de la silla y compararlas con nuestra altura.

Respaldo reclinable

La silla giratoria debe contar con respaldo que podamos reclinar al menos unos 10 o 15 grados. De este modo se evita el trabajar encorvado, con las molestias y lesiones que ello puede acarrear. Hay modelos ergonómicos que permiten que el respaldo siga nuestros movimientos, balanceándose conforme nos echamos hacia delante o hacia atrás en el asiento.

Es aconsejable elegir sillas con respaldos fabricados de materiales que permitan la transpiración. Las sillas con el respaldo de cuero sintético o plástico favorecen la sudoración, algo muy molesto si vamos a estar sentados muchas horas. Los respaldos de malla transpirable suelen deteriorarse antes, por lo que conviene fijarse bien en la calidad de sus materiales.

En trabajos en los que el contacto con los compañeros es fundamental, las sillas giratorias son un elemento clave. (Fuente: Thünker: 170638/ Pixabay.com)

Tiempo de uso

El tiempo de uso es un factor determinante a la hora de elegir una silla giratoria. Si vas a usarla menos de dos o tres horas diarias no es necesario que te gastes mucho dinero en una silla de alta tecnología. Con un asiento giratorio, con ruedas y regulable en altura te será más que suficiente. En este caso, la ergonomía no es algo esencial.

Si vas a pasar sentado hasta cinco horas diarias, es recomendable adquirir una silla ergonómica con el respaldo de contacto permanente. De este modo, la espalda siempre está en contacto con el respaldo. Las sillas de mecanismo sincronizado son las que permiten desplazar a la vez el respaldo y el asiento. Están indicadas para jornadas de más de siete horas de trabajo.

Asiento

El asiento no debe ser demasiado ancho ni tampoco muy estrecho. Ten en cuenta que si es muy estrecho dificultará que puedas cambiar de postura. Si, en cambio, es demasiado ancho, puedes tener problemas para apoyar los brazos en el reposabrazos. Vigila que entre la parte interna de las rodillas y el borde del asiento haya un hueco de, al menos, cinco centímetros.

Refuerzo lumbar

Incluso la silla giratoria más simple debe tener un refuerzo lumbar, el cual facilita mantener una postura de 90º. Este soporte acolchado se adapta a la parte inferior de la espalda para aliviar la presión sobre las vértebras lumbares. Algunos modelos disponen de soportes regulables tanto en altura como en la intensidad de la presión que ejercen sobre la espalda.

Acolchado

No es recomendable escoger sillas con el asiento muy duro ni demasiado blando. En el primer caso, en poco tiempo el relleno de la silla se amoldará a nuestro cuerpo. Debido a ello, no se producirá ninguna corrección postural y las molestias volverán a surgir enseguida. Si el acolchado es muy duro, enseguida notaremos molestias y adormecimiento en glúteos y muslos.

Reposabrazos

Si optas por una silla con reposabrazos debes comprobar que son cómodos y resistentes. Algunos modelos tienen reposabrazos acolchados. Las mejores sillas giratorias permiten que los apoyabrazos se reclinen al mismo tiempo que el respaldo. Otro detalle importante es que la forma de los reposabrazos impida que se enganchen en el borde de la mesa al elevar o bajar la silla.

Ruedas

Si vas a usar la silla en suelos duros (cerámica, baldosas) elige un modelo con ruedas de goma o silicona que ofrezcan un buen agarre y que no chirríen. Si disponen de frenos, mucho mejor. En suelos enmoquetados, en cambio, son recomendables las ruedas de plástico duro. En suelos de madera o parqué lo aconsejable es usar ruedas de goma, para evitar rayarlos.

Tapizado

Hoy en día, podemos encontrar sillas giratorias con una gama de diseños y colores muy amplia. No obstante, no todos los materiales ofrecen la misma respuesta a la transpiración, inevitable cuando llevamos muchas horas sentados. Es recomendable escoger una silla tapizada con tela o malla que permita la circulación de aire, mejor que una recubierta de polipiel.

Montaje

Si adquirimos una silla giratoria en una tienda online, lo habitual es que llegue desmontada. Normalmente, no supone ningún problema, pues incluyen instrucciones y, a veces, tornillería de repuesto en caso de pérdida o rotura. No obstante, cuando sea posible, es aconsejable leer las opiniones de otros usuarios relativas al montaje del modelo que vamos a comprar.

Resumen

El trabajo sedentario genera casi tantas molestias o lesiones como actividades más físicas. Por ello, las sillas giratorias se han convertido en elementos imprescindibles del mobiliario de oficina. También han llegado a nuestros hogares, tanto para hacer más llevadero el teletrabajo como para sacar más partido a nuestro tiempo de ocio.

Una buena silla giratoria es aquella que es capaz de adaptarse a las características físicas de su usuario. Ofrecen numerosas ventajas, entre las que destacan el aumento de la productividad o el fomento del trabajo en equipo. En la parte final del artículo te hemos ofrecido una sencilla pero completa guía de compra para elegir la silla giratoria más adecuada.

¿Te ha resultado útil e interesante nuestro artículo? Si es así, compártelo con tus contactos en redes sociales, será tu manera de premiar nuestra labor. ¡Y no olvides dejar tus comentarios!

(Fuente de la imagen destacada: Peshkov: 59400863/ 123rf.com

Referencias (1)

1. Ergonomía y mueble de oficina [Internet]. Gestion.ibv.org. 2020 [cited 3 April 2020].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.
Artículo informativo
Ergonomía y mueble de oficina [Internet]. Gestion.ibv.org. 2020 [cited 3 April 2020].
Ir a la fuente