Última actualización: 10/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Con las nuevas tecnologías han surgido una gran variedad de nuevos juguetes electrónicos que dejan atrás a las generaciones más clásicas. A pesar de este cambio, hace un par de años el slime se hizo muy popular. Quién diría que dentro del mercado de juguetes sería un boom que llevaría a los jóvenes a experimentar.

Su aparición incitó a muchos canales de YouTube a explicar con vídeos cómo hacer los mejores slime caseros fácilmente. Además, abrió las puertas a muchos influencers que buscaban las formas más innovadoras y vistosas. Si quieres saber más, en este artículo encontrarás más información para saciar tu interés.




Lo más importante

  • El slime es una sustancia de aspecto mucoso que sirve para fomentar la experimentación de nuevas sensaciones. Ayuda con la capacidad motriz y la relajación de ciertas zonas del cerebro.
  • Es un producto que pueden utilizar todas las edades, pero con ciertas medidas a tomar en cuenta. Un dato esencial es conocer de antemano los ingredientes de su composición.
  • No es difícil de encontrar en las tiendas e incluso se puede realizar en casa. Existen una gran variedad de kits que contienen todo lo necesario para hacer un slime casero y fácil.

Los mejores slime del mercado: Nuestras recomendaciones

Seguro que habrás oído la expresión de que cada persona es un mundo, pues es verdad. Por eso, no todos los slime se adecuan a ti y a tus gustos. Te mostramos a continuación una lista de los cuatro mejores kits para hacer tu propio slime.

El kit de slime más completo

El Luclay DIY Slime Kit, es uno de los kits más completos que puedes encontrar de la marca. Contiene 12 frascos de slime de colores, 2 huevos de slime, decoraciones de resina, bolitas de espuma, purpurina, moldes e incluso espátulas para moldear. En definitiva, todo lo necesario para pasar un buen rato entretenido.

Con todo lo que trae podrás crear tu propio mundo de slime y eso es, porque dada su variedad de accesorios las posibilidades de mezclas son casi infinitas. Da rienda suelta a la creatividad de cada uno. Por ello, está muy bien valorado por aquellos que buscan algo diferente e innovador.

El mejor kit para hacer slime en familia

El DIY Slime Kit de KiddosLand tiene una gran variedad de accesorios para pasar el rato experimentando con el slime en familia. Viene con 24 botes de diferentes colores, decoraciones con formas divertidas e incluso plastilina para hacer figuritas.

Los accesorios no contienen elementos químicos dañinos; de modo que, garantiza a los padres divertirse con sus hijos con total seguridad. Lo mejor es la cantidad de combinaciones posibles que se pueden hacer y con las cuales, las familias pueden fortalecer sus lazos.

El mejor kit de slime para reducir el estrés

El Magic Slime Twist es un bote de slime de 1L que viene con dos o tres colores separados por un plástico. Lo más característico de este producto es la cantidad de slime que contiene el frasco. Permite que dure mucho tiempo y pueda usarse para muchas cosas.

Su textura viene pensada para aliviar el estrés. Es fácil de moldear y muy elástico, perfecto para estirarlo y ejercer fuerza sin miedo a romperlo. Otra de sus cualidades, es que al ser bicolor puedes mezclar los colores si te cansas de uno en específico. Es muy recomendable para todas las edades, sobre todo para personas que se estresan con facilidad y necesitan evadirse.

El mejor kit de slime recomendado para niños

El Luclay Slime Putty Slime contiene 18 botes de slime de diferentes colores. Los botes vienen pensados para que compartan entre ellos y se puedan guardar fácilmente. Además, están creados mediante ingredientes 100% seguros y no grasos para no manchar nada.

El slime que trae este producto es del tipo esponjoso o fluffy, uno de los preferidos por los niños por su suavidad. Gracias a su variedad de colores pueden aprender dichos colores y mezclarlos como quieran. Es muy recomendable para niños de piel sensible o con problemas de aprendizaje como una forma de terapia sensorial.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el slime

Es muy probable que alguna vez hayas oído la palabra slime, pero no sabes exactamente qué es o en qué consiste. A continuación, encontrarás toda la información que necesitas saber sobre este producto.

El slime es una sustancia de aspecto mucoso que sirve para fomentar la experimentación de nuevas sensaciones. (Fuente: Pressmaster: 68028807/ 123rf)

¿Qué es el slime, de qué se trata?

El slime es una sustancia de apariencia mucosa fácil de moldear.

Su composición se basa principalmente en la goma guar, que proviene de la mezcla de agua y semillas de plantas leguminosas; lo que le da una viscosidad muy característica.

Entró al mercado como un producto innovador dirigido sobre todo hacia los más pequeños. Esta peculiar forma y tacto es lo que le llevó a popularizarse en el 2017. Se puso de moda rápidamente y se viralizó por las redes sociales, especialmente en YouTube.

Actualmente, esta palabra tan popular no está oficialmente introducida dentro de la RAE y por ende, aún hay gente que desconoce este producto. Te invitamos a seguir leyendo este artículo que pretende despejar todas las dudas sobre el slime.

¿Qué usos tiene el slime?

El slime se considera como un juguete, cuyo fin es divertir a los más pequeños mediante su tacto blando y viscoso. Su facilidad para moldearlo hace que sea fácil de llevar en cualquier recipiente. Además, si le sumamos su elasticidad que permite apretarlo sin miedo a romperlo. Se convierte en el compañero de juego ideal.

Aparte de la diversión, su uso también se puede enfocar en entretener experimentando con el sentido sensorial de las personas. Puesto que, no solo se dirige al tacto sino a la capacidad visual e incluso al oído. Estas sensaciones son conocidas como ASMR y afectan a los estímulos produciendo reacciones positivas.

¿Es peligroso? Beneficios y riesgos del slime.

Como padres, todos quieren que sus hijos crezcan jugando de manera segura. Asimismo, podríamos decir que como todas las cosas, el slime tiene sus cosas buenas y malas. Los riesgos más comunes se producen al ingerir la sustancia o no lavarse adecuadamente tras su uso. Si se siguen estas recomendaciones y se supervisa a los niños, su uso es totalmente seguro.

En la siguiente tabla podrás encontrar algunos datos a tener en cuenta antes de utilizar este tipo de juguete:

Ventajas
  • Incrementa el desarrollo de fuerza y flexibilidad
  • Ayuda con la capacidad motriz
  • Favorece el uso de ciertas partes del cerebro
  • Aprendizaje de los colores
  • Facilita el reconocimiento visual y sensorial
Desventajas
  • Pueden contener sustancias tóxicas
  • Es peligroso ingerirlo
  • Puede producir reacciones alérgicas en pieles sensibles

Es una manera de potenciar diferentes aprendizajes, por ejemplo, a nivel sensorial a través del reconocimiento de diferentes texturas, tamaños, colores, así como a nivel motor favoreciendo la tonicidad muscular, la motricidad fina, entre otros aspectos. (Carolina Schutz, licenciada en psicopedagogía)

¿El slime es recomendable para todas las edades?

Al ser una masa que se puede realizar de forma casera, hay que tener muy en cuenta los ingredientes que se van a utilizar para su composición. No es necesario tener conocimientos en química u otras ciencias. Por tanto, resulta muy sencillo que cualquier persona pueda hacer fácilmente un slime.

Ahora bien, a pesar de que es para todas las edades, si eres menor se recomienda la presencia de un adulto desde su creación hasta su uso. Asimismo, los adultos utilizan este producto con un fin más orientado hacia el ASMR y la búsqueda de sensaciones.

¿Qué relación tiene con la química y cómo usar el slime para aprender?

Todos los niños generalmente pasan por una etapa donde buscan saciar su curiosidad, ya sea preguntando o haciendo mezclas. El slime se convirtió justo en ese elemento que podría crear un interés por la unión de sustancias coloridas. De tal forma, se quiso probar en los colegios como una forma de acercarlos a la ciencia.

No hay nada más divertido que ir a un laboratorio o hacer tu propia sala de mezclas en casa. Y más aún, si puedes compartir esa experiencia con tus padres o amigos. De este pensamiento surgió la idea de intentar enseñar a los más pequeños lo divertida que es la química. Haciendo que entre el slime y esta disciplina científica exista un vínculo con el cual aprenden jugando.

¿Puedes tener tu propio laboratorio slime en casa?

Su elaboración no es complicada, sobre todo si utilizas los kits que ya vienen preparados con todos los ingredientes necesarios. En este artículo encontrarás una lista de los mejores kits laboratorio que puedes encontrar en el mercado. Estos contienen todo lo necesario para poder hacer un slime casero fácilmente.

Hacer slime en casa es una forma entretenida de pasar tiempo con tus hijos. Una forma de relajarte y experimentar. Además, al crear tú mismo la sustancia controlas más la composición que lleva.

Es un producto que pueden utilizar todas las edades, pero con ciertas medidas a tomar en cuenta. (Fuente: Naiyanab: 58322777/ 123rf)

¿Qué tipos de slime existen?

Existen muchos tipos de slime y por ende, no hay como tal una categoría oficial para clasificarlos. Aquí te dejamos una posible lista de los tipos más comunes:

Tipos Textura Característica especial
Slime transparente Al estirarlo se queda como una fina capa similar a hacer una pompa de chicle grande Semitransparente. No es transparente del todo y con el tiempo pierde esta característica.
Slime de nube Su textura es muy suave y esponjosa Se parece al algodón de azúcar
Slime crujiente Es un poco más duro que el resto Lo divertido de este tipo es la sensación de partirlo y oír el sonido que hace al crujir
Slime esponjoso Es el más blandito de todos Es fluffly, el que más le gusta a los niños
Slime elástico Es como goma suave Muy fácil de moldear y se estira mucho

¿Cuáles son los mejores ingredientes que debe tener todo slime?

A continuación, te haremos una breve lista de los ingredientes especiales que se recomienda que traiga cada tipo. Ten en cuenta que a estos hay que añadirles las sustancias básicas de los slime, las cuales se indicarán en la tabla.

Tipos Ingredientes básicos Alternativas
Slime transparente Pegamento, almidón líquido, agua y colorante alimenticio Pegamento o cola transparente
Slime de nube Pegamento, almidón líquido, agua y colorante alimenticio Bórax y bolas de nieve artificial en polvo
Slime crujiente Pegamento, almidón líquido, agua y colorante alimenticio Bolitas de poliestireno u objetos pequeños no puntiagudos
Slime esponjoso Pegamento, almidón líquido, agua y colorante alimenticio Espuma de afeitar o de rizos
Slime elástico Pegamento, almidón líquido, agua y colorante alimenticio Bicarbonato sódico o líquido de lentillas

Criterios de compra

Cuando los slimes atraen tu interés es muy normal que quieras aventurarte en este mundo de colores y tactos. Ahora bien, si no sabes qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un slime fluffy o lo que necesitas para hacer uno casero y fácil. A continuación, te dejamos una lista con los aspectos más relevantes para elegir un buen slime que se adecue a tus gustos.

Calidad de materiales

Puedes encontrar muchos kits en el mercado, pero qué es lo que realmente hace que uno merezca más la pena que otro.

  • Fijarse en la composición de los ingredientes que traen. Evitar las sustancias tóxicas.
  • Asegurarse de que viene un bote o recipiente para guardar el slime. Recomendamos que sean herméticos y de plástico.
  • Revisar los accesorios que contienen. No deben ser puntiagudos, ni muy pequeños.

La edad y el uso que se le vaya a dar al slime también debe influir mucho a la hora de elegir el kit más adecuado. Por ejemplo, si es para niños pueden contener moldes y colores llamativos. Si por el contrario es para adultos, la textura y la resistencia son detalles relevantes.

Existen una gran variedad de kits que contienen todo lo necesario para hacer un slime casero y fácil. (Fuente: Anutaray: 131376897/ 123rf)

Textura adecuada

Hacer un regalo no es tan fácil como simplemente comprarte algo para ti. Uno debe pensar en los gustos de la otra persona para elegir la mejor opción. Sin embargo, si es para niños lo más recomendable es no comprar slimes con accesorios muy pequeños.

Cuando vas a regalar un slime a alguien que no conoce el producto es mejor que ya venga hecho a que tengan que hacerlo manualmente. Por ello, la textura en estos casos es la clave. Tenemos que asegurarnos de elegir bien el tipo adecuado para la persona en cuestión. Por ejemplo, para los pequeños un factor esencial es que no manche.

Ingredientes peligrosos

No todos los ingredientes que contienen los slimes son buenos para la salud. Algunos de ellos pueden producir reacciones alérgicas y por ende, deben ser evitados.

Entre los más peligrosos cabe destacar el ácido bórico. Recomendamos buscar alternativas en la composición como harina, golosinas o colorante alimenticio.

Ciertas recetas de Internet no están avaladas con un rigor científico; por lo que, es mejor investigar los ingredientes previamente. La marca Luclay es un buen ejemplo que te indica el origen de la composición. Recomendamos guardar la caja en caso de cualquier problema cutáneo producido por un slime comprado.

Cantidad de accesorios

El slime no deja de ser un juguete que busca como todos los demás entretener. Pero si nos preguntamos cuáles son los más divertidos, hay una serie de elementos que debemos priorizar. Estos son:

  • Textura: el fluffly es el preferido por su consistencia suave y blandita.
  • Colores: una gran variedad para mezclar.
  • Moldes: las formas de animales son las más usadas y las que dan más juego a la imaginación.
  • Recipientes: hay botes con diseños muy decorativos.
  • Accesorios: deben tener el tamaño adecuado y ser de materiales no muy duros.
  • Extras: como espátulas para moldear con facilidad.

A la hora de hacer tu propio laboratorio de slime lo mejor es que contenga varios ingredientes para hacer diferentes tipos como por ejemplo, La Luclay Fábrica. Como extra siempre es bueno que traigan muchos botes para compartir con los demás y pasar un buen rato en compañía.

Edad de uso

Los niños buscan experimentar cosas nuevas todo el rato. El slime puede ser una buena opción para mantenerlos centrados jugando e incluso aprendiendo. Además, es una forma de acercarlos a la ciencia y a que conozcan un poco más sobre sus sentidos.

Ciertos objetos son muy pequeños como para que lo manejen niños pequeños y existe el riesgo que en un descuido ingieran el producto. Por ello, aconsejamos que haya la presencia de un adulto cuando lo usen. Los slimes más recomendados para ellos son los blandos y coloridos para que les llame la atención como el tipo fluffy.

Resumen

El slime es un juguete con el que puedes relajarte y divertirte. Si bien hay que tener cuidado con su uso es un producto muy beneficioso para el desarrollo de los más pequeños. La diversidad de texturas que puede adoptar lo convierte en algo muy entretenido para experimentar con el tacto.

Puedes fabricar tu propio slime siempre y cuando tengas los ingredientes necesarios para su elaboración y conozcas un poco su origen. Adecuar el tipo de slime a cada persona es fundamental para evitar reacciones alérgicas. Del mismo modo, hay que pensar el uso que se le va a dar y la edad del consumidor. Y bien, ¿ahora te aventuras a probarlo?

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 135394990/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones