Sofá vintage
Última actualización: 15/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

La decoración de nuestros hogares es una tarea muy delicada. Es importante combinar colores, telas, objetos y demás elementos del lugar. Un elemento decorativo funcional y valioso que destaca en todo hogar es el sofá. Por eso, hay que dedicarle tiempo a su compra.

Para empezar, en los últimos años, se han convertido en tendencia los sofás vintage. Estos convierten un espacio común y sin gracia en un lugar acogedor y único. De esta manera, en él se puede compartir, disfrutar y descansar.




Lo más importante

  • Existen distintas tipologías de sofás. Son elementos decorativos funcionales y necesarios para la casa. Proporcionan un lugar de descanso y entretenimiento. Además, la amplia variedad de sofás hace que se adapten a tu gusto personal y al diseño de tu hogar.
  • Existen distintos modelos de sofás vintage: sofá tradicional, modular o en conjunto. Además, es importante conocer otras cuestiones como su funcionalidad, los cuidados que necesita y el diseño.
  • A la hora de realizar la compra de nuestro sofá vintage, es necesario atender a ciertos criterios. Para tomar una buena decisión se deben conocer su confort, dimensiones y tapicería, entre otras cosas.

Los mejores sofás vintage del mercado: Nuestras recomendaciones

En este apartado se presentan las mejores opciones de compra de sofás vintage. La intención es que hagas una buena compra teniendo en cuenta las características más relevantes. Gracias a esta lista detallada será imposible equivocarse con tu elección.

El mejor sofá vintage de cuero artificial

Este sofá de color negro es fabricado en cuero artificial y un marco de madera robusta. Sus dimensiones totales son 200,5 x 76 x 70 centímetros (ancho, profundo y alto) y dispone de 3 plazas.

El sofá tiene tres asientos de 166,5 x 55,5 centímetros (ancho y profundo) y un respaldo de 41 cm. A su vez, los cojines incorporados en las plazas tienen 10 centímetros de grosor y la altura del asiento en relación con el suelo es de 43 centímetros. Se trata de un sofá que combina comodidad y sofisticación para una oficina o la vivienda.

Evaluación editorial: Se trata de un sofá vintage de 3 plazas que sobresale por su comodidad y sofisticación. Es espacioso y su estructura de madera le da la robustez suficiente para hacerlo estable y duradero.

El mejor sofá vintage en color chocolate

Este sofá presenta un estilo elegante y vanguardista, el cual inunda cualquier espacio de estilo y distinción. Es fabricado en tejido imitación de cuero de alta calidad y tiene un bonito color chocolate. Sus dimensiones son 166 x 84 x 75 centímetros (largo, fondo y alto).

El sofá encaja perfectamente con ambientes como comedores, salones, salas de estar y habitaciones auxiliares. Ofrece un toque elegante y distintivo al hogar, la oficina o negocio. Tiene dos plazas y cuenta con botones tapizados. Además, es fácil de limpiar por medio de un paño húmedo.

Evaluación editorial: Se trata de un sofá que combina vanguardismo y elegancia. Es de cuero imitación de alta calidad y exhibe un atractivo color marrón chocolate. Es fácil de limpiar y embellece cualquier tipo de lugar.

El mejor sofá vintage de 3 plazas amplio

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Este sofá es diseñado en tejido símil piel de color negro y tiene un acabado con botones tapizados. Se trata de un sofá de alta calidad y que aporta un estilo elegante a cualquier espacio interior. Sus dimensiones son 211 x 84 x 75 centímetros (largo, fondo y alto) y combina perfectamente con estilos industriales y clásicos.

El sofá dispone de 3 plazas y puede aprovecharse para mirar televisión, coser, leer o disfrutar de un rato de descanso. Además, sus cuatro patas son cortas y gruesas, dándole a la estructura la robustez y resistencia suficiente.

Evaluación editorial: Este sofá ofrece una amplia capacidad y un diseño elegante de color negro. Es de alta calidad y se adapta perfectamente a estilos industriales y clásicos. Además, es resistente y robusto.

El mejor sofá vintage de salón

Este sofá de estilo antiguo es fabricado en cuero de superficie pulida (también conocido como ante) y presenta una estructura rectangular cuyas medidas son 162 x 56 x 77 centímetros.

Se trata de un sofá de tipo diván ideal con un marco fabricado en madera. Tiene una capacidad para dos personas y presenta un atractivo color marrón antiguo con acabado de botones. Es ideal para salones o habitaciones.

Evaluación editorial: Este sofá es ideal para lucir en salones de hogar, oficinas u hoteles. Tiene capacidad para dos personas y es fabricado en cuero de ante. Además, es bonito y tiene un color muy atractivo.

El mejor sofá vintage de cuero verdadero

Este sofá es fabricado con una estructura de hierro con recubrimiento de polvo resistente y estable. A su vez, el tapizado es de cuero genuino y auténtico. Sus dimensiones son 109 x 59 x 70 centímetros (ancho, profundo y alto).

Se trata de un sofá fácil de limpiar con un paño húmedo y con un aspecto que combina elegancia y estilo vintage. Dispone de dos plazas y un color marrón original. Es fácil de montar y se presta muy bien como espacio para ver televisión, charlar o leer.

Evaluación editorial: Este sofá es fabricado con una estructura de hierro muy resistente y estable. Además, el tapizado es de cuero 100% auténtico. Aporta un estilo elegante y vintage a cualquier espacio interior.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el sofá vintage

Los sofás son un elemento decorativo presente en la mayoría de las casas. Existen muchos tipos. La gran pregunta es, ¿cómo elijo el sofá vintage ideal para mí? Gracias a nuestra guía de compras sabrás la respuesta.

El sofá es un elemento muy importante en el salón. (Fuente: ErikaWittlieb: 2155353/ Pixabay)

¿Qué funcionalidad proporciona un sofá vintage?

Un sofá es una pieza diseñada para sentarse y sentirse cómodo cuando estamos recibiendo alguna visita. O bien, haciendo actividades cotidianas como ver la televisión, leer un libro o escuchar música. Generalmente, estos se colocan en el salón.

Aparte de ser un elemento ideal por su comodidad y amplitud, es esencial tener en cuenta su capacidad decorativa. Los sofás vintage son grandes aliados. Sirven para darle a tu salón el toque chic que necesita y para hacer de ese espacio un lugar único.

¿Qué modelos de sofá vintage existen?

El sofá vintage destaca por su diseño chic y único. Es importante conocer los distintos modelos de sofás que podemos encontrar en el mercado. Estos son los más conocidos:

  • Sofá tradicional: Tienen entre 2 y 3 plazas, aunque puede haber hasta 4. Existen de diversos tamaños para que encajen con distintos espacios. Hay que recordar que para decorar el sofá tradicional, la cantidad de plazas no marca la cantidad de cojines para los asientos y respaldos.
  • Sofá modular: Modelos capaces de adaptarse a cualquier lugar, ofrecer soluciones para todo tipo de situaciones y albergar a muchas personas. Existen distintos tipos como los sofás modulares básicos, chaise longe o puf.
  • Sofás en conjunto: En este caso se compran varios muebles de diferentes dimensiones, pero que comparten diseño, colores y textura. Existen conjuntos de 3 + 2 o tresillos.

¿Cómo elegir un sofá vintage acorde con la decoración?

Es fundamental tener en cuenta las características del lugar donde se colocará. Hay que observar los colores que predominan en ese espacio, el estilo de la decoración, las figuras, las cortinas y demás.

Por ejemplo, el sofá vintage es ideal para sitios decorados con un diseño nórdico, industrial o shabby chic. Sin embargo, se desaconseja su uso en lugares de carácter moderno muy marcado y en espacios clásicos. Puesto que corremos el riesgo de estropear la armonía del espacio.

¿Qué mecanismos puede llevar un sofá vintage?

Es importante conocer qué funciones extra puede tener tu sofá para así amoldarse mejor a tus necesidades. Los mecanismos más frecuentes son:

  • Mecanismo extensible: Es una bandeja de hierro con rodamientos de nailon que puede tener muelles que sirven para tener las piernas extendidas. No tiene apoyo en el suelo, por lo que no es indicado para dormir. Existen distintos tipos: de punto a punto o de tubo.
  • Mecanismo extensible de carro: Como el tradicional, pero con ruedas al suelo para que al extenderlo nunca quede en el aire. Existen distintos tipos: el manual y el eléctrico.
  • Mecanismo de relax: Es un dispositivo que sirve para poder estar tumbado con los pies en alto y la espalda reclinada. Se pueden encontrar tanto eléctricos como de palanca.

Hay muchos modelos de sofás. Busca aquel que sea cómodo y tenga suficientes plazas para todas las personas que convivan en el hogar. (Fuente: Pexels:1839798/ Pixabay)

¿Qué cuidados necesita un sofá vintage?

Como cualquier mueble, un sofá necesita sus cuidados para verse ideal. Para empezar, por normal general es esencial no exponer el sofá directamente a la luz solar para proteger la tapicería. Para no dañar su estructura es importante utilizarlo con cuidado, evitando saltar o sentarnos bruscamente.

Dependiendo de la tapicería de nuestro sofá vintage, deberemos tener unos cuidados u otros.

Si el tapizado es de tela, muchas permiten el lavado en máquina de sus fundas. Sin embargo, el terciopelo debe alejarse de cualquier fuente de calor, por lo que es mejor lavarlo en seco. Para una limpieza general, pasa un aspirador una vez a la semana.

Por otro lado, si la tapicería es de piel, basta con pasar un trapo seco para retirar la suciedad. Cada 15 días es beneficioso eliminar el polvo entre cojines con un aspirador suavemente. También, se puede limpiar con un paño húmedo. Además, dos veces al año es importante realizar un mantenimiento profundo de la tapicería con productos específicos.

Criterios de compra

A la hora de elegir un sofá vintage es conveniente valorar una serie de características. Eso hará que tu elección sea la correcta. Para ello, hemos elaborado una lista con los criterios de compra más importantes.

Confort

El sofá es un elemento de la casa de uso diario. Es por ello que resulta imprescindible que sea cómodo. Para que sea confortable, debe ser amplio y todos los usuarios que le den uso deben sentarse sin problemas en él.

Ten en cuenta que el sofá no debe ser ni duro ni blando. En el equilibrio está la clave. Opciones de relleno como la espuma viscoelástica, los muelles o el poliuretano HR son muy efectivas. Se recomienda que los respaldos sean de pluma, de fibra hueca, de silicona de alta recuperación o de HR para mayor confort.

Dimensiones

Antes de realizar la compra de tu sofá debes tener en cuenta el espacio del lugar donde se situará. Además, debes considerar el número de personas que le darán uso en el día a día.

Existen muchos tamaños de sofá, por lo que tendrás distintas opciones para elegir. Las más comunes son de dos, de tres y de 4 plazas. No olvides los modulares y los conjuntos, que también pueden ser una buena opción.

Tapicería

Lo más característico del sofá vintage es su tapicería chic y única. Selecciona sofás con telas o pieles que sean de nuestro agrado. Será importante encontrar un estampado acorde a la decoración y que no desentone.

Es esencial que la tapicería sea de alta calidad y resistente para que perdure. Además, atendiendo a los cuidados que podremos dar al sofá, hay que escoger bien la tapicería. El terciopelo o las pieles son más difíciles de cuidar que otras telas, como por ejemplo, el algodón.

El estilo que elijas para tu sofá puede ser un reflejo de tu personalidad. (Fuente: Pexels: 1853203/ Pixabay)

Colores

Otro punto destacable antes de realizar la compra de nuestro sofá vintage es que los colores de este no desentonen. Deben dotar a la sala donde se sitúe de armonía. Para ello, es necesario comprender el estilo de tu espacio, la gama cromática y los elementos decorativos.

Por ejemplo, en espacios oscuros se recomienda elegir uno con un tejido claro. Así, el salón se verá más grande y luminoso. En cambio, si no hay problemas de espacio y existe luz natural, un sofá más oscuro será una opción ideal. También se pueden escoger telas estampadas de distintos colores que darán un toque único y chic al lugar.

Resumen

Como ya hemos visto, un sofá de estilo vintage es ideal como elemento decorativo y funcional para distintos espacios como salas, salones u oficinas. Por ello, la decisión de qué sofá comprar es algo que hay que meditar. Hay que tener en cuenta muchos factores como el modelo que queremos, el diseño y sus dimensiones.

Adquirir un sofá vintage es una decisión única. Es un elemento decorativo duradero que convivirá con nosotros. Por ello, es importante un bonito diseño que sea cómodo y que se ajuste a todas las personas que lo usen. Deja un comentario si este artículo te ha servido de ayuda.

(Fuente de la imagen destacada: Andrushchenko: 66966665/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones