Última actualización: 12/05/2022

Nuestro método

27Productos analizados

74Horas invertidas

35Artículos evaluados

248Opiniones de usuarios

Un soldador de plástico es una herramienta que utiliza el calor para fundir la soldadura y fusionar dos piezas de metal. Un soldador de plástico funciona calentando la punta de un bolígrafo de plástico. El calor derrite el plástico y te permite darle la forma que quieras.

La punta del soldador tiene un mango aislado, que te permite sujetarlo sin quemarte con la punta caliente. Algunos también vienen con un soporte para que puedas apoyarlo mientras trabajas en tu proyecto.




Los mejores soldadores de plástico: nuestras recomendaciones

El mejor soldador de plástico para ahorrar energía

Este soldador de plástico es adecuado para múltiples funciones, como reparar cortinas, parachoques o lonas. Además, dispone de una temperatura ajustable que va desde los 40ºC hasta 600ºC.

Este producto tiene unas medidas de 38.7 x 19.4 x 13.3 centímetros y pesa un total de 1.98 kilogramos. Adicionalmente, tiene un sistema de enfriamiento automático, ahorra energía y dispone de un sistema electrónico de protección.

El mejor soldador de plástico silencioso

Este soldador de plástico tiene una temperatura ajustable, que tiene un rango que va de los 40ºC a los 600ºC. Además, este producto tiene un bajo nivel de ruido y vibración, que aporta una mayor comodidad trabajando.

Este producto tiene unas dimensiones de 39 x 13.5 x 11.4 centímetros y pesa 1.96 kilogramos y no necesita pilas para su funcionamiento. Además, dispone de una alta potencia de 1600W para cumplir correctamente con su trabajo.

El mejor soldador de plástico de boca redonda

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Este soldador de plástico tiene una boca redonda que puede también reemplazarse. Además, la temperatura puede ajustarse para cada uso que se le quiera dar y tiene una potencia de 1600W.

Este producto tiene unas dimensiones de 38.8 x 19.6 x 13.4 centímetros y pesa un total de 2 kilogramos. Además, no necesita baterías para funcionar y dispone de un sistema de enfriamiento automático, ahorrando así energía.

El mejor soldador de plástico con luz LED

Este soldador de plástico se calienta en pocos segundos, pudiendo alcanzar incluso 500ºC. Además, este producto viene equipado con 400 grapas y dispone de una función de seguridad por posible sobrecalentamiento.

Este producto tiene unas dimensiones de 40.4 x 27.7 x 7.2 centímetros y pesa un total de 2.14 kilogramos. Además, dispone de una carcasa liviana, iluminación LED en la parte delantera y mango ergonómico.

El mejor soldador de plástico ligero

Este soldador de plástico puede ser utilizado para diferentes funciones, como reparar el parachoques del coche. Además, es un producto fácil y cómodo de utilizar gracias al diseño del que dispone.

Este producto tiene unas medidas de 28.4 x 22.9 x 4.7 centímetros y pesa tan solo 810 gramos, siendo cómodo para utilizarlo y transportarlo. Además, el cable tiene una longitud de 1.5 metros y no necesita baterías.

Guía de compras: todo lo que debes saber sobre los soldadores de plástico

Un soldador de plástico es una herramienta que utiliza el calor para fundir la soldadura y fusionar dos piezas de metal. (Fuente: Syd Mills;sPl7FgBalxI/ unsplash)

¿Qué hace que un soldador de plástico sea bueno?

Un buen soldador debe tener una potencia elevada, y debe ser capaz de calentarse rápidamente. También es importante que la punta del soldador se caliente uniformemente para que puedas soldar tu plástico sin quemar ni fundir ninguna parte.

La mejor manera de comprobar si un soldador eléctrico te servirá es probando su temperatura con un termómetro antes de utilizarlo en tu proyecto. Si es posible, prueba diferentes marcas hasta que encuentres una que te funcione bien.

¿Qué ventajas tiene un soldador de plástico?

Los soldadores de plástico están diseñados para ser utilizados con materiales plásticos. Tienen una temperatura más baja que otros tipos de soldadores, lo que es ideal para los plásticos porque pueden fundirse o deformarse a temperaturas más altas. El bajo calor también facilita el trabajo en proyectos pequeños y piezas delicadas sin dañarlas.

Además, hay dos tipos de soldador de plástico, uno es de tipo eléctrico y otro de gas. El primero utiliza la electricidad para calentarse, mientras que el segundo quema combustible como el propano o el butano. Así que podrás escoger el que prefieras según tus necesidades.

Criterios de compra

Potencia

Debes fijarte en la potencia de la plancha. Cuanto más alta, mejor. Un buen soldador tendrá una potencia de entre 25W y 40W. Comprueba también si tiene una función de control de temperatura ajustable que te permita establecer el rango de temperatura de trabajo que prefieras, desde 200°C hasta 480°C (392F - 896F).

Esto es muy importante porque los distintos tipos de plásticos requieren temperaturas diferentes para fundirse correctamente sin dañarlos o quemarse con gotas de plástico caliente en la piel.

Seguridad

Debes escoger un producto que no vaya a suponer ningún peligro para quien lo utilice. Además, para comprobar la seguridad puedes comparar materiales y diferentes especificaciones de varios productos.

Comprueba tanto los materiales como la calidad general del producto, ya que a mayor calidad menos peligro tendrá. Fíjate también si los productos explican características específicas sobre la seguridad que ofrecen.

Fuente de la imagen destacada: Syd Mills; usplash

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones