Taza térmica
Última actualización: 24/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Es muy molesta la sensación de tomarse el tiempo para prepararse un café y, al sentarse, encontrarlo frío. También, ir a entrenar una tarde de verano y tomar un trago de agua caliente. Para esto, tenemos el producto ideal para resolver este problema: la taza térmica.

Mantener la temperatura de nuestra bebida en las condiciones deseadas no es una tarea fácil. Las condiciones climáticas suelen hacer la misión bastante complicada. Una taza térmica terminará con todos esos impedimentos, garantizándote bebidas a la temperatura que tú gustes. En el siguiente artículo, te hablaremos un poco más acerca de este producto. ¡Empecemos!




Lo más importante

  • Son recipientes que mantienen las bebidas a una temperatura estable por determinado tiempo. Las bebidas frías se conservan por más tiempo que las calientes.
  • Estos recipientes consiguen mantener la temperatura gracias al aislamiento térmico que proporcionan dos paredes separadas una de la otra.
  • A simple vista, parece un producto sencillo. Sin embargo, hay mucha tecnología y diseño detrás de este producto para poder conservar la temperatura por un tiempo prolongado.

Las mejores tazas térmicas del mercado: nuestras recomendaciones

El mercado tiene un mundo de opciones en cuanto a tazas térmicas. A veces, al tener tantas opciones, es muy difícil encontrar la indicada para ti. A continuación, te mostraremos las tazas térmicas más destacadas por sus características y utilidades. Sin duda alguna, la reputación de cada uno de estos productos los vuelven opciones perfectas para ti. Echa un vistazo.

La mejor taza térmica a prueba de fugas

Esta taza térmica es fabricada en acero inoxidable 304 de alta calidad y resistente a la oxidación. A su vez, la tapa es de plástico sin Bisfenol A. Estas características materiales la hacen fácil de limpiar, inodora, insípida y completamente inofensiva para la salud. Su capacidad es de 370 ml e incluye un cepillo de limpieza más una caja de regalo.

Se trata de una taza térmica noble, innovadora y que se adapta a jornadas extendidas o grandes aventuras. Sus materiales y la tapa la hace 100% hermética y a prueba de fugas. Permite mantener las bebidas calientes y frías, y es perfecta para el coche, la oficina o la carretera.

Evaluación editorial: Esta taza térmica se adapta especialmente a jornadas largas. Es completamente hermética e impide la fuga de líquido. Además, es fabricada en acero noble, seguro y resistente a la oxidación.

La mejor taza térmica con botón de seguridad

Esta taza térmica es fabricada en acero inoxidable 304, el cual no altera el sabor de los líquidos y es inofensivo para la salud humana. Por otro lado, no contiene bisfenol A ni sustancias nocivas derivadas de su fabricación, y el fondo de silicona antideslizante la hace estable. Su capacidad es de 380 ml, por lo que es pequeña y ligera.

La taza incluye un botón de seguridad y un cierre que garantiza su hermeticidad, sin derramar ni una gota de líquido. La tapa superior puede desmontarse para la limpieza de la taza. Se trata de una opción ideal para llevar en un bolsillo o en el soporte del vehículo.

Evaluación editorial: Esta taza térmica sobresale por su botón de seguridad y su cierre totalmente hermético, impidiendo derrames de líquido. Es muy compacta y ligera, y puede llevarse en un bolsillo o en el automóvil.

La mejor taza térmica para café y té

Esta taza térmica es fabricada en acero inoxidable de alta calidad y respetando las normativas europeas. En este sentido, es libre de contaminantes y 100% segura para su utilización con bebidas. Se trata de una taza aislante para café y té de doble pared altamente eficiente que conserva las bebidas calientes hasta 4 horas y frías hasta 8 horas. Además, tiene una capacidad de 350 ml.

La taza es confiable y versátil, por lo que puede ser una perfecta compañía en la casa, el trabajo o un viaje. Cada uno de los modelos presenta un diseño estético muy bonito y atractivo, por lo que resulta algo más que una simple taza. Además, es reutilizable y evita recurrir a los vasos desechables.

Evaluación editorial: Esta taza térmica se destaca por su fabricación en acero inoxidable de alta calidad. Ofrece un buen aislamiento para cafés y tés y se adapta muy bien a uso en el hogar, el trabajo o un viaje.

La mejor taza térmica con asa

Esta taza térmica es fabricada en acero inoxidable 18/8 de grado alimentario. La estructura y la tapa son fabricadas sin bisfenol A, por lo que es una opción segura, ecológica y reutilizable para disfrutar de bebidas calientes y heladas. Además, su capacidad es de 300 ml.

Se trata de una taza térmica con una tapa transparente y un asa desde la cual puede manipularse cómodamente. Presenta un bonito revestimiento de pintura en polvo que no pierde la intensidad de su color y le da a la taza una apariencia muy elegante. Es una opción ideal para obsequiar en cualquier ocasión y a cualquier persona.

Evaluación editorial: Esta taza térmica combina una estructura resistente, un diseño cómodo y un buen rendimiento. El asa permite manipular la taza con total seguridad y su revestimiento exterior la hace muy elegante.

La mejor taza térmica en relación calidad-precio

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Esta taza térmica es fabricada en acero inoxidable 304 de doble capa y alta calidad. No contiene Bisfenol A, es a prueba de óxido y no transmite ningún tipo de sabor al líquido. Además, es cómoda y duradera. Su capacidad es de 380 ml y puede resultar muy útil para el automóvil, la oficina, la piscina, pícnics y actividades relajantes.

La taza puede conservar las bebidas frías y calientes por un plazo de entre 3 y 5 horas. Al ser lavable y reutilizable, vuelve innecesario recurrir a vasos desechables y reduce la contaminación del medio ambiente. Además, es ligera y muy funcional.

Evaluación editorial: Esta taza térmica presenta el equilibrio justo entre precio y calidad. No solo conserva las bebidas frías y calientes por un buen tiempo, sino que es cómoda, ligera y se adapta a distintas actividades.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la taza térmica

Al momento de adquirir una taza térmica, te pueden surgir muchas dudas acerca de su funcionamiento. Para poder elegir la adecuada para ti, primero necesitas saber cómo funciona y cuáles son las utilidades que debes priorizar. A continuación, te dejamos algunas de las preguntas frecuentes que le surgen a los usuarios acerca de las tazas térmicas.

 taza-termica-

Estos recipientes consiguen mantener la temperatura gracias al aislamiento térmico que proporcionan dos paredes separadas una de la otra.

¿Qué es una taza térmica?

Nunca te lo imaginarías, pero estos recipientes fueron inventados en 1892 por el químico y científico escocés James Dewar. Dewar utilizó este invento como una herramienta importante para experimentos químicos. Sin embargo, él nunca quiso patentar su invento. No fue hasta 1904 cuando Reinhold Burger y Albert Aschenbrenner diseñaron un producto similar adecuado para un uso cotidiano.

Este recipiente también es conocido como frasco de Dewar. Lo importante, es que se trata de un contenedor capaz de mantener la temperatura, sea fría o caliente, por un tiempo mucho más duradero que en circunstancias habituales. Esto lo consigue de una forma simple, gracias al aislamiento y composición de materiales especiales que explicaremos más adelante.

¿Cómo funciona una taza térmica?

Para el buen funcionamiento de una taza térmica, es necesario la influencia de tres elementos físico: conducción, radiación y convección. Esto depende de un adecuado aislamiento, con dos paredes, separadas por un vacío. Esta doble pared evitará que la membrana interior tenga contacto con el exterior.

La pared interior va pintada con un material reflectante, que afecta a los tres elementos físicos de transmisión del calor. En ocasiones, entre las dos capas se rellena de espuma aislante. Esta espuma amplifica el efecto de aislamiento, disminuyendo posibles efectos de transmisión de calor entre las dos capas.

¿Cuáles son las ventajas?

La principal ventaja es el mantenimiento de una bebida a una temperatura diferente al del exterior por un tiempo prolongado. Podemos encontrar tazas térmicas con una gran variedad de diseños y tamaños. Son muy prácticos para llevar a cualquier parte sin necesidad de preocuparte por el peso o el tamaño.

Aunque en la vida cotidiana lo podemos ver para el uso de café o mantener bebidas frías a su temperatura de una forma prolongada, también existen muchos productos térmicos para el almacenaje de helio, nitrógeno y oxígeno líquido.

¿Cuánto tiempo mantiene el calor y el frío la taza térmica?

El tiempo como medida para poder dirimir la calidad de una taza térmica, suele ser eficiente. El tiempo, sin duda, está influenciado por los materiales de las paredes de aislamiento que componen el frasco (al menos dos), y por el componente que actúa como relleno entre las membranas.

Con una estructura de dos capas, y con un relleno al vacío entre ellas, un vaso térmico es capaz de mantener la temperatura entre 4 y 24 horas. Todo esto, teniendo en cuenta que el calor se preserva de mejor forma que el frío.

¿Cómo es el mantenimiento óptimo de la taza térmica?

Pues bien, lo primero que hay que mantener es una limpieza rutinaria, asegurándose de que la taza térmica no acumule restos y suciedad. Es recomendable el enjuagado en agua, junto con un baño profundo de vinagre blanco destilado con bicarbonato. Este conjunto, con su efecto efervescente, asegura una limpieza profunda en unos quince minutos preservando la capacidad de mantener la temperatura del vaso térmico.

Además de la limpieza, hay que evitar situar la taza térmica en focos de calor excesivo tales como la estufa o el microondas. También evitar golpearla, puesto que esto podría afectar la capacidad de aislamiento y de mantenimiento de la temperatura.

La taza térmica la podemos utilizar todos los días, tanto en casa, en la oficina o en un viaje. (Fuente: Fermín Rodríguez: fEBLgkfmUDM/ Unsplash)

¿Cómo saber si tu taza es térmica?

Es frecuente pensar que muchos recipientes o frascos son capaces de retener temperatura en menor o mayor medida. El factor clave para definir una taza como térmica es el material que las compone.

Sin embargo, para verdaderamente ser calificada como “taza térmica”, debe tener un aislamiento concreto de al menos dos capas propiciando el aislamiento térmico del interior al exterior. Es importante esta distinción, puesto que muchas veces suele ser poco identificable a simple vista. Existen muchos frascos que imitan su función, pero no llegan a ser igual de efectivos.

Criterios de compra

A la hora de adquirir una taza térmica, es muy importante asegurarte que cumplirá con la función para la cual la adquieres. A continuación, seleccionamos los criterios de compra más importantes para poder seleccionar el producto que se acomode más a tus necesidades. Te invitamos a analizarlos con detenimiento, así podrás definir mejor tu preferencia de compra.

Tipo de aislamiento y sellado

El aislamiento de una taza termo es fundamental para que, tanto el frío como el calor, puedan mantenerse por más tiempo en el interior de los vasos. Existen diversos tipos de aislamiento que varían en calidad y precio. A continuación, te mencionamos algunos de los que podrás encontrar en el mercado:

  • De vacío
  • Espuma
  • Aire
  • De cobre al vacío
  • Chapado en cobre y recubrimiento en porcelana

Tapa

El tipo de sellado en la tapa, además de conservar la temperatura deseada de tus bebidas por más tiempo, evitará accidentes de derrame. Como es conocido, la taza termo tiene un mecanismo mediante el cual, el único punto de fuga de calor son las juntas y la propia tapa. Estos son los únicos puntos en contacto con el exterior donde los efectos físicos de transferencia de calor pueden tener efecto.

Por otra parte, es importante adquirir un termo con tapa hermética. El tipo de tapa tradicional suele ser de rosca, donde se asegura un sellado. Sin embargo, las más modernas optan por otros métodos como la abatible (mediante presión) o rápida (mediante botón). Sea cual sea el tipo de tapa, lo importante es su tipo de sellado y la funcionalidad que aporta.

Algunas vienen con unas tapas que puedes utilizar para poner tu bebida y tomarla fácilmente. (Fuente: Roman Poberezhnik: GKPyxGjJccc/ Unsplash)

Material

Dada la característica y funcionalidad del vaso térmico de preservar la temperatura, el material, cuanto más aislante sea, de mayor utilidad será. Aquí, es importante tomar en cuenta que la capa interna y externa tienen funciones diferentes y debes de considerar lo siguiente al momento de adquirirla:

  • La capa externa: Es recomendable que sea de un material aislante así como con cierto nivel de fortaleza, previniendo posibles caídas. Sin embargo, en términos de precio, la porcelana, por ejemplo, es de mayor precio y de menor fortaleza.
  • La capa interna: Suele ser de acero o vidrio. Si es de vidrio, es menos resistente y no conduce tanto calor, al contrario que el acero. Por lo tanto, para usos más intensos, lo recomendable es el acero, pero para usos donde no existan excesivos impactos, lo recomendable sería el vidrio.

Capacidad

La capacidad de la taza termo es un aspecto significativo. Esta magnitud va dirigida al entorno en que se piensa usar el termo. Es decir, si es para uso doméstico, conviene una mayor capacidad. Si, por el contrario, es para uso fuera de casa y transportarlo de un lugar a otro, es recomendable una de menor tamaño.

Para complementar, la capacidad más comercializada es la de uso no doméstico. Su funcionalidad es la capacidad de albergar y contener líquidos a una temperatura determinada cuando no se dispone de medios para calentar/enfriar fácilmente.

Tiempo que mantiene la temperatura

Algunos fabricantes suelen mencionar una aproximación de horas de preservación de la temperatura. Pero este tiempo, también, dependerá de los fenómenos externos y del mantenimiento del vaso térmico.

Muchos expertos en el tema firman que el acero inoxidable suele ser el material más efectivo a la hora de mantener la temperatura. El acero inoxidable aguanta el paso del tiempo de una mejor manera y mantiene los efectos de transmisión del calor.

Las tazas más avanzadas del mercado garantizan un aislamiento térmico de 24 horas como máximo. Los modelos que se ubican alrededor de los valores medios ofrecen un resguardo de temperatura de 6, 8 y hasta 12 horas.

Resumen

Ahora que te has enterado un poco más del funcionamiento de la taza térmica, podrás adquirir una que se ajuste a tus necesidades en tu próxima compra. Cabe mencionar que también son un regalo que nunca va mal y que se puede ajustar a cualquier presupuesto.

Evalúa tus necesidades y ajusta las características de tu taza ideal a ellas: capacidad, tiempo de conservación de la temperatura y material de fabricación, entre otros. Para ciertos entornos, es posible que requieras de una taza más o menos desarrollada para la conservación de la temperatura.

Si este artículo te ha gustado, compártelo con tus amigos y conocidos. Además, nos gustaría conocer tus impresiones mediante los comentarios que puedas brindarnos.

(Fuente de la imagen destacada: Siraphol: 69507525/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones