Última actualización: 27/10/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Cuando hablamos de fotografía, de inmediato pensamos en cámaras de fotos. Sin embargo, los elementos empleados para realizar una fotografía son variados. Podemos mencionar algunos como los flashes, los filtros y, por supuesto, los objetivos. Dentro de los objetivos, existe una infinidad de opciones, pero los que nos quitan el sueño son los teleobjetivos.

Las fotos con teleobjetivo son pregnantes, en especial, por su foco selectivo y el desenfoque o bokeh que generan en el fondo. Una de las grandes ventajas que nos traen los teleobjetivos es la posibilidad de observar sin ser vistos, de captar la naturalidad sin intromisión. Con ellos podemos tomar fotografías a distancia, sin distorsión y con una precisión que se siente real. Nos acercan a lo lejano y, literalmente, nos hacen alcanzar las estrellas.




Lo más importante

  • Un teleobjetivo es un objetivo cuya distancia focal es mayor a la de un objetivo normal. La distancia focal o longitud focal es la distancia entre el centro óptico de un objetivo y el sensor de la cámara. Cuando supera los 70 mm el objetivo es considerado un teleobjetivo.
  • El teleobjetivo le permite al fotógrafo tomar fotografías de objetos o sujetos que se encuentren a mediana o larga distancia de la cámara. Es un tipo de objetivo que comprime la perspectiva y nos devuelve una imagen con poca profundidad de campo y sin distorsiones, a diferencia de los objetivos gran angular.
  • Existen dos grandes grupos de teleobjetivos: zoom y fijos. Los teleobjetivos zoom presentan un rango de distancia focal variable, mientras que los teleobjetivos fijos están construidos con una sola distancia focal en toda su extensión.

Superteleobjetivo en estadio deportiva

Recuerda que los teleobjetivos largos es conveniente utilizarlos con trípode. (Fuente: CHUTTERSNAP: Cmt5E5_TboA/ unsplah.com)

Los mejores teleobjetivos del mercado: Nuestras recomendaciones

Hemos preparado un listado de teleobjetivos destacados, que describiremos según su funcionalidad y características. Esperamos que nuestro recorrido por las opciones mejor posicionadas del mercado puedan ayudarte a elegir.

El mejor teleobjetivo para retratos

Hay quienes consideran el 85mm como el rey de la fotografía de retratos. Prácticamente todos los fotógrafos retratistas tienen uno en su bolso. Es un lente fijo, compacto y liviano. Le permite a los fotógrafos estar a la distancia justa como para no invadir al sujeto sin estar lejos.

El Canon 85mm es un teleobjetivo fijo, con foco automático y estabilizador de imagen en 4 pasos. Es muy luminoso, ya que su apertura máxima es f/1.4, lo que permite utilizarlo en situaciones de baja iluminación. Quienes lo compran destacan su precisión, agilidad y la gran calidad de construcción, como así también la excelente calidad de imagen que entrega.

El mejor teleobjetivo fijo para fauna y deporte

El teleobjetivo Olympus M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 PRO es una gran opción tanto para fauna como para deportes por su excelente construcción. Tiene un acabado óptimo, bayoneta de metal de alta calidad y un recubrimiento ZERO que reduce reflejos. Está fabricado para cámaras con sistema micro 4/3, por lo tanto en cámaras de 35mm equivale a un teleobjetivo de 600mm.

Es un teleobjetivo ligero, veloz para enfocar y con un estabilizador de imagen de última generación. La opinión generalizada sobre este 300mm f/4 es que es un objetivo potente y eficiente, que nos devuelve unas imágenes fantásticas, nítidas y con muy buen contraste.

El mejor teleobjetivo para fotografía callejera

Les presentamos el teleobjetivo Tamrom 70-180mm f/2.8. Es un teleobjetivo corto, zoom y luminoso. Pesa 815 gramos, lo que lo vuelve ideal para usar sin trípode. Además, tiene un motor de enfoque rápido y silencioso .

Su construcción con sellado especial y revestimiento de flúor, protege el objetivo y permite su uso en cualquier condición. Es un objetivo apreciado por la buena relación precio-calidad y por la respuesta óptima que entrega en sus imágenes. Ha resultado ideal para fotografía callejera por su peso, agilidad y versatilidad.

El mejor teleobjetivo zoom para aficionados a la fotografía de fauna

Con un excelente rango de zoom, el Nikon AF-S NIKKOR 200-500 mm f/5.6E ED VR es ideal para avistamiento de aves, por ejemplo. Tiene un sistema de reducción de vibración y una excelente calidad óptica. Tiene foco manual y automático, con un motor de enfoque silencioso.

Es un objetivo que permite seguir los movimientos del objeto por su rango de zoom, lo que resalta su dinamismo. Quienes lo tienen, destacan su nitidez y las imágenes de una calidad excelente. Es un lente para aficionados que coquetea con los objetivos para profesionales.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el teleobjetivo

Los objetivos fotográficos son un elemento esencial a la hora de tomar una fotografía y existe una gran variedad de opciones. Nuestra estrella de hoy, el teleobjetivo, no es la excepción. De solo pensar en el gran rango de distancias focales que existen, ya nos trae una disyuntiva. Aquí dejaremos algunas de las preguntas que te pueden surgir.

Recuerda que los teleobjetivos largos es conveniente utilizarlos con trípode. (Fuente: maridav: 122603024/ 123rf)

¿Qué es un teleobjetivo?

Un teleobjetivo es un objetivo con distancia focal significativamente más larga que un objetivo normal. Esto permite fotografiar objetos que se encuentran a una distancia considerable de la cámara sin que se vean diminutos. El sujeto u objeto ocupará la mayor parte de la toma. Por ejemplo, los fotógrafos utilizan teleobjetivos en las canchas de fútbol para retratar a los jugadores.

Este tipo de objetivos generan compresión, es decir, imágenes "planas". Esto quiere decir que el objeto y el fondo parecen estar más cerca que como lo vemos en directo. Este fenómeno sucede, porque los teleobjetivos tienen poca profundidad de campo. Entonces veremos el objeto nítido y el fondo desenfocado.

¿Qué tipos de teleobjetivo existen?

Podemos dividir los teleobjetivos en tres categorías: cortos, medios y largos. Los objetivos cortos presentan una distancia focal de entre 70mm y 200mm. Los teleobjetivos medios van desde los 200 mm a los 400 mm. Por último, los largos o super teleobjetivos cubren distancias focales de 400 mm en adelante. Los teleobjetivos largos pueden llegar a los 1200 mm.

También existen teleobjetivos macro. Este tipo de teleobjetivos se utiliza para fotografiar objetos muy pequeños desde una distancia mayor que con los lentes macro comunes. Suelen tener distancias focales de 70 mm a 105 mm.

A modo de resumen, dejaremos una lista de los tipos de teleobjetivo:

  • Teleobjetivos cortos: 70-200 mm
  • Teleobjetivos medios: 200-400 mm
  • Teleobjetivos largos: 400 mm en adelante

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un teleobjetivo?

La principal ventaja de un teleobjetivo es hacer fotografías de objetos que se encuentran a mucha distancia del fotógrafo sin que deba trasladarse. Hace un efecto de lupa y de acercamiento de los objetos, que entonces ocuparán la mayor parte del sensor.

Por otro lado, al trabajar con poca profundidad de campo, tienen un efecto de enfoque selectivo que ayuda a destacar un objeto determinado. Los teleobjetivos macro, por ejemplo, logran imágenes con foco nítido solamente en el objeto y, además, al ser más largo que los normales el fotógrafo no proyecta sombra sobre el objeto.

¿En qué tipo de fotografía se utiliza?

Los teleobjetivos cortos son ideales para realizar retratos dado que deforman menos los rasgos faciales que los objetivos de distancias focales más cortas. Favorecen las facciones de las personas y permiten que el fotógrafo esté más lejos del sujeto.

En fotografía astronómica se utilizan teleobjetivos de gran alcance, probablemente fijos y con una gran apertura de diafragma. Es similar a lo que sucede en las fotografías de fauna salvaje. En fotografía de deporte, en cambio, suelen usar teleobjetivos entre medios y largos, pero siempre es ideal tener un objetivo con buena apertura de diafragma que nos otorgará mayor luminosidad.

Por último, para fotografía callejera, son comunes los teleobjetivos cortos a medios, que son más livianos que los superteleobjetivos y pueden utilizarse con cámara en la mano. Un buen ejemplo de teleobjetivo liviano y versátil es el 70-300mm, que iría bien para retratos y para fotografía callejera.

Los teleobjetivos se utilizan para fotografiar fauna, deportes, astronomía, para fotografía callejera o para hacer retratos. Por lo tanto, el teleobjetivo que vamos a utilizar depende del tipo de fotografía.

Tipos de fotografía Distancia focal
Fotografía de retratos 70 a 100 mm
Fotografía de fauna 500 a 600 mm
Fotografía de deportes 200 a 500 mm
Fotografía callejera 100 a 300 mm

¿Cuál es la relación distancia focal-ángulo de visión en un teleobjetivo?

La distancia focal varía conjuntamente con el objetivo. Los teleobjetivos tienen distancias focales más largas, por ejemplo 100mm. Mientras que los lentes cortos, como un ojo de pez, tienen distancias focales considerablemente más cortas. El ojo de pez puede tener 8mm.

La distancia focal delimita el ángulo de visión. Mientras más corto sea el objetivo, mayor será el ángulo de visión que se obtendrá en la fotografía. Si el motivo a fotografiar es un paisaje, con un objetivo corto se captará una porción mayor. Con los objetivos largos sucede lo contrario: cuanto más largos sea el objetivo, menor será el fragmento del paisaje que veremos en la foto.

Para entender este concepto, podemos imaginar dos palitos dentro de un tarro. Supongamos que los palitos forman un triángulo: se cruzan en el fondo del tarro y se separan los extremos que quedan fuera. Cuanto más bajo es el tarro, más separados quedan los extremos. En cambio, cuando el tarro es alto, los extremos superiores se acercan y quedan a menor distancia uno del otro. De la misma manera funciona la distancia focal en relación con el ángulo de visión.

Distancia focal Ángulo de visión (diagonal)
80mm 30°
100mm 24°
135mm 18°
180mm 13,7°
200mm 12,3°
300mm 8,2°
400mm 6,2°
500mm 5,0°
600mm 4,1°
800mm 3,1°
1200mm 2,1°

¿Cuál es la velocidad de obturación indicada para un teleobjetivo?

Una regla de oro en la fotografía es que la velocidad de obturación debe ser igual o superior a la distancia focal del objetivo utilizado. Este principio tiene como base el peso de los objetivos y los movimientos involuntarios e imperceptibles que suceden en el momento de la toma, como un leve temblor de la mano del fotógrafo.

Los factores propios de la toma, sumados a factores externos, como el viento o el movimiento del sujeto u objeto a fotografiar, pueden resultar en una foto movida. En fotografía de fauna, por ejemplo, para lograr congelar los movimientos de un leopardo es indispensable utilizar una velocidad de obturación alta. Lo mismo sucede con los deportistas.

Sin olvidarnos del triángulo de exposición, es esencial tener en cuenta que las velocidades altas favorecen la fotografía con teleobjetivos. Por ejemplo, si nuestro objetivo es un 100mm, nuestra velocidad de obturación será 1/100 o superior.

Siempre que las variantes del entorno lo permitan, nuestra velocidad de obturación será coherente con el teleobjetivo que tengamos en cámara.

Para realizar fotografías de aves podemos utilizar teleobjetivos medios. Recuerda que los teleobjetivos largos es conveniente utilizarlos con trípode. (Fuente: Ankush Minda: RmPSSgTLpnQ/ unsplash)

¿Es imprescindible el uso de un trípode?

Los factores a tener en cuenta para determinar el uso de un trípode son: el peso del objetivo, la situación de luminosidad que tengamos y el tipo de fotografía que estemos haciendo, entre otros.

Para fotografía callejera, por ejemplo, no es lo más recomendable. Es un estilo fotográfico en el que necesitamos movernos. Cambiaremos de posición e, incluso, de ubicación, y el trípode resultará un estorbo. Además, los teleobjetivos empleados no son tan pesados como para necesitar un trípode. La situación es similar con los retratos.

Por el contrario, para fotografía de fauna suele utilizarse un trípode. En especial, si el objeto está a gran distancia y el teleobjetivo es largo. Esto quiere decir que será un lente pesado y, probablemente, aparatoso. Resultaría incómodo y difícil sostenerlo con la mano. Lo mismo sucede con los deportes.

Es importante recordar que los teleobjetivos le agregan peso a la cámara. Los teleobjetivos cortos pueden pesar entre 371 y 1540 gramos aproximadamente. Los medios están entre 850 y 2900 gramos. Los largos, entre 2500 y 3800 gramos. Estas variaciones dependen de si el objetivo es zoom o fijo, la cantidad de lentes que lo componen y el fin para el que fue fabricado.

Criterios de compra

Cuando queremos adquirir un teleobjetivo, es importante tener en cuenta una serie de factores antes de realizar la compra. A continuación, hemos detallado una serie de aspectos que pueden ser útiles a la hora de tomar una decisión:

Tipos de cámaras

Existen cámaras analógicas y cámaras digitales. Dentro de las cámaras digitales, están las compactas, las bridge o intermedias, las reflex o DSLR (sensor DX o FX) y las de formato medio, por mencionar algunas.

El objetivo que elijamos debe ser compatible con la cámara que tenemos. A lo largo de los años, algunas marcas han cambiado el formato de la montura. La montura es la parte de la cámara donde se coloca el objetivo. Es importante saber qué cámara tenemos para poder seleccionar un teleobjetivo compatible. Por ejemplo, algunas marcas fabrican monturas tipo A y tipo B. Mientras que otras marcas ofrecen monturas cámaras con montura F y con montura Z.

Para retratar grandes felinos, por ejemplo, podemos utilizar teleobjetivos largos. (Fuente: Jonathan Mabey: RgXxQCiNFxs/ unsplash)

Con o sin estabilizador

Cuando se toma una fotografía, existen factores que pueden trepidar una foto. Puede ocurrir por un leve movimiento de la mano del fotógrafo o, incluso, por la obturación de la cámara.

Los estabilizadores compensan la trepidación al hacer flotar los lentes medios que componen un objetivo. Esto reduce la posibilidad de que la foto resulte trepidada. Es una pequeña ayuda a la hora de obtener una fotografía con foco nítido, pero no está presente en todos los objetivos.

Objetivo zoom o fijo

Los objetivos zoom presentan una distancia focal variable; pueden ir de los 150mm a los 600mm, por ejemplo. Podemos decir que se destacan por su versatilidad. Al variar la distancia focal, podemos utilizar el mismo objetivo para hacer un retrato y para tomar una foto de deporte si los jugadores están a una distancia media de nosotros. La desventaja es que tienen mayor cantidad de lentes en su composición y, por ello, suelen perder calidad de imagen.

Los teleobjetivos fijos presentan una sola distancia focal, por ejemplo: 100 mm. Por ello, si nuestro objeto se alejase, deberíamos acercarnos a él o cambiar el objetivo por uno de mayor alcance. La ventaja de los objetivos fijos es que su composición garantiza una mejor calidad de imagen.

Aquí dejaremos una lista de los teleobjetivos zoom más comunes:

  • 70-200mm
  • 70-300mm
  • 85-105mm
  • 100-400mm
  • 150-600mm
  • 650-1300mm

Enfoque manual o automático

La mayoría de las cámaras tienen motor de enfoque, que es el mecanismo garantiza el enfoque automático. Sin embargo, no todos los objetivos tienen motor de enfoque. Si bien muchas cámaras se conectan eléctricamente con el objetivo y permiten el foco automático, no sucede en todos los casos.

El foco manual se maneja a través de un anillo de enfoque situado en el objetivo. El fotógrafo apunta la cámara y gira en anillo hasta fijar el foco en el objeto deseado. No obstante, el rango de foco de una fotografía es lineal y puede ser reducido. Cuando trabajamos con el diafragma muy abierto, la profundidad de campo se reduce y el área de foco también. Por lo tanto, resulta difícil situar el foco correctamente. Requiere mucha práctica y precisión.

Resumen

Los teleobjetivos son un elemento básico en nuestra mochila fotográfica. Si recién comenzamos a equiparnos, la opción de los objetivos zoom nos aportará variedad. Podremos adquirir dos o tres objetivos cuidadosamente seleccionados a nuestros intereses y usarlos en situaciones distintas.

A medida que vaya creciendo nuestra experiencia, irán aumentando nuestros elementos y podremos adquirir objetivos fijos. Con ellos, tendremos mejor versatilidad, pero mayor calidad de imagen. ¿Te arriesgas a hacer tu primera compra?

(Fuente de la imagen destacada: Chuttersnap: Cmt5E5_TboA/ unsplah)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones