Tendedero eléctrico
Última actualización: 13/01/2020

Nuestro método

Products

14Productos analizados
Hours

23Horas invertidas
Studies

7Artículos evaluados
Comments

90Opiniones de usuarios

¿Estás cansado de esperar días y días a que tus ropas estén secas después de lavarlas? ¿Tienes poco espacio en casa y eso te obliga a respirar la humedad que desprenden? Si sufres alguna de esas circunstancias, la solución puede ser un tendedero eléctrico. Porque a veces —especialmente en invierno o en zonas muy húmedas—, el secado es una pesadilla.

El tendedero eléctrico elimina esos inconvenientes y seca la ropa de forma rápida y segura. Es ideal para aquellas viviendas donde resulta más difícil secar las ropas lavadas. Por ejemplo, en lugares con mucha humedad, sin corrientes de aire o exposición al sol. Así, ahorraremos tiempo y preservaremos el buen olor de la ropa limpia. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!



Lo más importante

  • El tendedero eléctrico es una estructura simple que incorpora un calefactor interno. De esta manera, al tender la ropa sobre las barras y enchufarlo a la corriente, el tendedero desprenderá calor. Este calor hará que la ropa seque rápidamente.
  • Hay varios tipos de tendedero eléctrico. Una de las principales categorías utilizadas para distinguirlos es su formato. Físicamente, pueden ser horizontales o verticales, articulados —con brazos abatibles— o no.
  • A la hora de elegir un tendedero eléctrico, hay que fijarse en varios aspectos. Uno de los criterios de compra básicos es su consumo energético. Existen diferentes niveles de potencia, dependiendo del modelo. Los más eficientes garantizarán un buen secado sin encarecer mucho la factura eléctrica.

Los mejores tendederos eléctricos del mercado: nuestras recomendaciones

En esta sección vamos a ver algunos ejemplos de tendedero eléctrico que nos parecen interesantes. Hemos seleccionado cuatro modelos diferentes para comparar sus características. Estas características varían tanto desde el punto de vista técnico como del físico o estructural. Cada usuario podrá descubrir su modelo ideal. ¡Veamos cuáles son nuestras recomendaciones!

El mejor tendedero eléctrico plegable

La estructura de este modelo es idéntica a la de un tendedero común. Los extremos plegables permiten ampliar el espacio destinado a tender la ropa. Está fabricado en acero inoxidable. Mide un metro y medio de largo desplegado y cincuenta y cuatro centímetros de alto.

La potencia es de 230 vatios, alcanzando una temperatura de hasta cincuenta y cinco grados. Resiste hasta unos diez kilos de carga.

El mejor tendedero eléctrico de techo

Esta es una opción premium que se instala en el techo y permite desplegar los brazos articulados hasta un metro y ochenta centímetros. Es posible instalarlo en interiores y exteriores y soporta treinta y cinco kilos de carga.

Mide un metro y sesenta centímetros de largo y, recogido, pliega y oculta por completo las barras. Tiene iluminación y el consumo energético total es de menos de 200 vatios.

El mejor tendedero eléctrico vertical

Se trata de un modelo compacto de aluminio que distribuye sus barras en disposición vertical y no horizontal. Tiene treinta en total, divididas en tres niveles de arriba abajo. Además, en la parte inferior permite secar calzado. Mide un metro y treinta y cinco centímetros de alto.

La potencia eléctrica es de trescientos vatios y la temperatura máxima también alcanza los cincuenta y cinco grados.

El mejor tendedero eléctrico para toallas

Dentro de los tendederos de uso específico, este para toallas ofrece resultados óptimos. Cuenta con seis barras horizontales dispuestas de manera vertical. Ocupa muy poco espacio —mide 55 x 91 x 35 centímetros— y puede colocarse en el suelo o fijado a una pared.

Está fabricado en aluminio y, energéticamente, la potencia es de noventa vatios. Eso garantiza un consumo energético bajo y sostenible.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre un tendedero eléctrico

Seguro que después de ver la lista de recomendaciones, te interesa aún más el tendedero eléctrico. Pero, ¿sabes realmente todo lo que deberías sobre este producto? Su uso todavía no está muy generalizado, si nos fijamos en los datos de ventas online. Sin embargo, son una opción económica y eficiente. ¡Descubramos más sobre el tendedero eléctrico!

El tendedero eléctrico es una estructura simple que incorpora un calefactor interno.
(Fuente: Lunardi: 31560357/ 123rf.com)

¿Qué es un tendedero eléctrico?

Un tendedero eléctrico es un electrodoméstico formado por una estructura —generalmente de barras— y un calefactor interno. Pensemos en un tendedero tradicional, con sus diferentes formas o disposiciones estructurales. A eso le añadimos que las barras de las que colgamos las prendas de ropa desprenden calor.
Y, como resultado, obtenemos un tendedero eléctrico.

Por lo tanto, no es más que un tendedero clásico con la característica añadida del calor. Esto hace que las ropas tendidas en él sequen por calentamiento y no solo mediante el aireado simple. Para ello, el tendedero habrá de estar enchufado a la corriente eléctrica. De ahí obtendrá la alimentación para accionar el calefactor interno e iniciar el secado.

¿Cómo funciona un tendedero eléctrico?

El tendedero eléctrico, como acabamos de ver, cuenta con un motor interno. Este se activa al enchufar el tendedero a la corriente. De esta manera, al estar alimentado, comienza a desprender calor a través de las barras. En eso no se diferencia mucho del funcionamiento de un radiador o calefactor. En este caso, el calor está destinado al secado de ropa tendida.

En este sentido, podríamos decir que no es más que una versión mejorada del tendedero tradicional. La estructura —variable— es idéntica, con el único añadido de las barras de calor. Pero esta es precisamente la característica que lo distingue y lo hace reconocible.

Las ventajas de un tendedero eléctrico son evidentes. Acortará mucho el tiempo de secado y evitará la acumulación de humedad en interiores. (Fuente: Lightfieldstudios: 112318253/ 123rf.com)

¿Por qué es útil un tendedero eléctrico?

Las ventajas de un tendedero eléctrico son evidentes. Acortará mucho el tiempo de secado y evitará la acumulación de humedad en interiores. Es especialmente útil en zonas con climas húmedos y poco soleados. O durante el invierno, cuando es difícil que la ropa seque al no haber sol. Además, al ocupar poco espacio —no suelen ser muy grandes— resultan prácticos.

Otra de las ventajas del tendedero eléctrico es que podemos moverlo de sitio.

De esta forma, no tendremos que secar la ropa siempre en el mismo sitio. Esto es relevante en viviendas cuya orientación hace que varíen las horas de sol. Así, podremos buscar la estancia más soleada y combinar el secado natural con el eléctrico. También es fácil almacenar el tendedero.

¿Qué tipos de tendedero eléctrico hay en el mercado?

Ya dijimos antes que podemos establecer diferentes categorías en función de en qué nos fijemos. La más utilizada es la que divide los tendederos según su estructura y disposición. Los más comunes son los horizontales, los verticales o los de techo. Los horizontales imitan la forma de los tendederos clásicos más vendidos, incorporando las barras calientes.

Además, podemos establecer otras categorías de clasificación de los tendederos eléctricos. Por ejemplo, su colocación. Así, existen tendederos diseñados para fijarlos en el techo o la pared. Aunque los más frecuentes son los tendederos eléctricos de suelo. También encontramos materiales distintos, como el aluminio —más ligero— o el acero inoxidable —más duradero—.

Los tendederos electricos los puedes encontrar a precios accesibles.
(Fuente: Popov: 103261907/ 123rf.com)

¿Cuánta energía consume un tendedero eléctrico?

El consumo de un tendedero eléctrico es bajo. Lo normal es que la potencia oscile entre los cien y los doscientos vatios para los modelos estándar. Obviamente, hay modelos por debajo de esos valores y también por encima. Pero la mayoría se encuadran dentro de ese rango. Por lo tanto, estamos ante un producto de bajo consumo eléctrico y alta eficiencia.

Basta compararlo con otros aparatos electrodomésticos que encontramos en casa. Por ejemplo, respecto a una secadora de ropa el consumo será unas veinte veces inferior. También es unas diez veces más bajo que el de una lavadora de uso doméstico, un lavavajillas o un horno. Por lo tanto, el consumo energético del tendedero eléctrico no es un factor que deba preocuparnos.

¿Por qué es mejor un tendedero eléctrico que una secadora?

Las ventajas que ofrece un tendedero eléctrico respecto a una secadora son variadas. Para empezar, acabamos de ver que el consumo energético es incomparable. Pero hay más motivos, que veremos ahora en una tabla. Así podremos establecer una comparación clara entre dos aparatos que cumplen, en esencia, la misma función. ¡Veamos cuáles son las diferencias entre ambos!

Tendedero eléctrico Secadora
Precio Gama económica desde 60 € Desde 200-300 € en adelante
Consumo energético Bajo: entre 100-200 vatios Muy alto: más de 1.500 vatios
Tiempo de secado Varias horas. No depende de la carga Entre 1-2 horas. Depende de la carga
Dimensiones y peso Compactos, ligeros y manejables Muy pesadas: más de 50 kilos
Efectos sobre la ropa Ninguno Puede dañar —encoger o decolorar— determinados tejidos
Capacidad de carga Entre 10-30 kilos Desde 6 a 9-10 kilos
Ubicación Móvil Fija

¿Cuánto cuesta un tendedero eléctrico?

Acabamos de incluir el precio como una ventaja del tendedero eléctrico sobre la secadora. Esto se debe a que es posible encontrar tendederos desde cincuenta o sesenta euros. Tendríamos que multiplicar esa cantidad varias veces para poder comprar una secadora. Por lo tanto, podemos afirmar que el tendedero eléctrico es un producto económico.

Es verdad que, como en todos los productos, hay gamas. Si buscamos modelos más sofisticados o con determinadas características, pagaremos más. Hay tendederos eléctricos de techo cuyo precio puede llegar casi a quinientos euros. Pero, en medio, hay todo un abanico de opciones mucho más económicas y perfectamente aptas. Como siempre, dependerá de cuánto queramos gastar.

foco

¿Sabías que secar las ropas en el interior de una vivienda puede producir afecciones respiratorias. Aunque la mayoría de las personas somos inmunes, algunas pueden desarrollar hongos asociados a la humedad.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el uso de un tendedero eléctrico?

Ahora que ya vimos las principales características del tendedero eléctrico, veamos resumidas sus ventajas e inconvenientes. Es la mejor forma de analizar los pros y los contras de este artículo. Así, cuando lo compremos lo haremos siendo conscientes de todo lo que lleva asociado. ¡No te pierdas la siguiente tabla con las ventajas e inconvenientes del tendedero eléctrico!

Ventajas
  • Bajo consumo energético
  • No hace ruido
  • Precio accesible
  • Fácil de mover y almacenar
  • Ayuda a combatir la humedad interior
Desventajas
  • Secado más lento que en una secadora
  • Dependencia de la corriente eléctrica

Criterios de compra

Poco a poco vamos sabiendo más cosas sobre el tendedero eléctrico. Es momento de concretar un poco más y guiar al futuro comprador. ¿En qué debemos fijarnos para elegir un modelo? ¿Qué aspectos son más relevantes a la hora de decantarse por uno u otro? A continuación, repasamos los principales criterios de compra para escoger un tendedero eléctrico:

Tipo de estructura del tendedero

Este parámetro tendrá más o menos relevancia según cómo sea nuestra casa. Más concretamente, el lugar donde vayamos a utilizar el tendedero eléctrico. Si es lo suficientemente amplio, cabrá un tendedero horizontal extensible. Sin embargo, si no tenemos mucho espacio disponible, quizás prefiramos uno de pie —vertical—. De esa forma, evitaremos saturar la estancia.

Los tendederos eléctricos de techo o pared son otra opción para ahorrar espacio. El problema es que exigen una fijación permanente, así que debemos pensarlo muy bien. La ventaja de los tendederos eléctricos móviles es que podemos variar su colocación cada vez. Solo habrá que buscar una toma de corriente cerca. Por eso, una estructura u otra dependerá de varios factores.

Hay varios tipos de tendedero eléctrico. Una de las principales categorías utilizadas para distinguirlos es su formato. Físicamente, pueden ser horizontales o verticales, articulados —con brazos abatibles— o no. (Fuente: Lightfieldstudios: 119000736/ 123rf.com)

Potencia y tiempo de secado

No nos engañemos: un tendedero eléctrico no va a secar la ropa de inmediato. Sin embargo, habrá diferencias entre unos y otros debido a la potencia variable. Esta característica técnica se mide en vatios (w). A más vatios, mayor capacidad de calentamiento de las barras y, normalmente, mayor consumo eléctrico. Sin embargo, puede compensarnos esa ligera diferencia.

Un secado rápido es esencial por varios motivos. Desde la perspectiva de las ropas, cuanto más tarden en secar, más fácilmente perderán su buen olor. Con el paso de los días, empezarán a oler a humedad y habrá que lavarlas de nuevo. Además, una estancia húmeda es insalubre y puede producir problemas respiratorios. Sin olvidar los posibles efectos estéticos en la pintura.

Consumo eléctrico

Ya vimos que, en general, el consumo eléctrico de un tendedero eléctrico es bajo. Aún así, conviene prestar atención a esa característica antes de hacer nuestra compra. Lo ideal es buscar el equilibrio entre un secado rápido y un consumo energético eficiente. De esa forma, obtendremos un resultado óptimo sin encarecer demasiado nuestra factura eléctrica.

La potencia de la que hablamos en el apartado anterior —medida en vatios— determina el calor que desprenden las barras. A mayor potencia, mayor consumo. La mayoría de los tendederos eléctricos oscilan entre los cien y los doscientos vatios. Eso significa que el consumo —medido en kilovatios por hora (kWh)— no variará excesivamente entre unos y otros.

Capacidad de carga

Otro aspecto relevante es la resistencia física del tendedero. Cuanto mayor sea, más ropa podremos tender y secar al mismo tiempo. Además, hay prendas más pesadas que otras, como por ejemplo las toallas. Normalmente tardan más en secar al aire y por eso utilizamos secadoras o tendederos eléctricos para ellas. Pero son más pesadas que una camiseta o un jersey.

Por eso, habrá que buscar un tendedero eléctrico que nos permita secar a la vez prendas ligeras y otras más gruesas y pesadas. En todas las especificaciones encontraremos el peso máximo soportado, así que será fácil observar este parámetro. Los modelos estándar resisten unos diez kilos, pero los hay aún más resistentes. También influirá el material de fabricación.

Dimensiones y peso

Este criterio de compra es importante a la hora de mover y almacenar el tendedero eléctrico. Por una parte, las dimensiones varían en función del tipo de estructura. Si elegimos un tendedero horizontal, será más largo que alto. Por su parte, uno vertical ocupará menos espacio a lo largo y será más alto. En la elección influirá el lugar donde vayamos a colocarlo.

Respecto al peso, la mayoría de los modelos serán ligeros. Solo los de techo, más robustos, superan el peso de los tendederos compactos. Estos últimos suelen oscilar entre los dos y los cuatro kilos, en función del tamaño y del material. Los de aluminio serán más livianos que los de acero inoxidable, por ejemplo. Pero la diferencia no será excesiva.

El consumo de un tendedero eléctrico es bajo.
(Fuente: Kaecker: 105737340/ 123rf.com)

Resumen

En este artículo hemos hablado sobre el tendedero eléctrico. Se trata de un producto aún desconocido para muchos, aunque de gran utilidad para secar la ropa. Es una alternativa económica y eficiente al secado natural. Además, resulta más barato que una secadora, tanto a corto como a largo plazo. Esperamos que la información haya resultado útil a los futuros compradores.

Además, también incluimos una lista con cuatro modelos de tendedero eléctrico recomendados. De esa forma, es posible comparar algunas de las alternativas que ofrece el mercado. Nuestra lista de recomendaciones trata de cubrir diferentes tipologías y funcionalidades. Así, será más fácil elegir un modelo que se adapte perfectamente a las necesidades del comprador.

¿Qué te ha parecido todo esto? ¿Has despejado tus dudas y has obtenido información de ayuda sobre los tendederos eléctricos? Si es así, ¡comparte este artículo con tus amigos! Además, puedes hacernos llegar tus opiniones, dudas y sugerencias a través de los comentarios. ¡Nos ayudarás a mejorar y podremos conocer de primera mano la opinión de nuestros lectores!

(Fuente de la imagen destacada: Pokrovsky: 99609120/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Periodista. Actualmente trabajo como traductor y redactor freelance de contenidos para varias webs y publicaciones de distintos países. Antes, aprendí inglés viviendo y trabajando cuatro años en Liverpool. También hablo y escribo portugués fluido y espero aprender algún otro idioma pronto. En mis ratos libres estudio leyes.