Termómetro de cocina destacada
Última actualización: 17/03/2020

Nuestro método

Products

15Productos analizados
Hours

22Horas invertidas
Studies

8Artículos evaluados
Comments

76Opiniones de usuarios

¡Bienvenido de nuevo, cocinillas! Te encuentras en la búsqueda de un termómetro de cocina, ¿verdad? No importa si has llegado hasta aquí porque ya los conocías o si es la primera vez que escuchas hablar de ellos, lo cierto es que has acertado. Hoy te lo contamos todo sobre estos maravillosos complementos culinarios.

A pesar de que, hasta hace relativamente poco, solamente encontrábamos termómetros en las cocinas de los profesionales, cada vez son más los hogares que se han hecho con uno de ellos. Y es que estos pequeños dispositivos pueden ofrecernos muchísimas ventajas. ¿Las quieres conocer? ¡Sigue leyendo!




Lo más importante

  • Si ya te has embarcado en el apasionante mundo de la cocina, sabrás que conseguir el ansiado “punto” en la comida no es tarea fácil. Sin embargo, para conseguirlo, un termómetro de cocina se puede convertir en tu mejor aliado.
  • Y no solo para carnes, pescados o asados, lo cierto es que un termómetro de cocina te será muy práctico también para preparar nata montada, chocolate caliente o caramelo. ¿Qué sería de la cocina si no innovásemos?
  • Por suerte, existen multitud de termómetros de cocina. Pero, si queremos hacernos con el que más se adapta a nuestras necesidades, es muy recomendable tener en cuenta factores de compra como los rangos de temperatura, los materiales o las funciones.

Los mejores termómetros de cocina del mercado: nuestras recomendaciones

Sabemos que comprar un termómetro de cocina no es algo que se haga a diario. Por ello, las recomendaciones serán más que bienvenidas para que, finalmente, escojamos aquel al que más partido sacaremos. A continuación te mostramos las nuestras, basadas en los mejores termómetros del mercado. ¡Echa un vistazo!

El termómetro de cocina favorito de los usuarios online

No nos extraña que los usuarios lo hayan calificado como su favorito, ya que se trata de un completísimo termómetro de cocina que, además, tiene un tamaño muy compacto. El tiempo de respuesta de este termómetro es de tres o cuatro segundos, por lo que dispondrás de información al momento.

Cuenta con una pantalla LCD y una punta de sonda sensible y larga para detectar bien hasta la temperatura más profunda de los alimentos. Su rango de temperatura va desde los -50 ºC hasta los 300 ºC.

El mejor termómetro de cocina para carne

Este termómetro de carne de lectura instantánea toma una temperatura que solo necesita entre dos o tres segundos y tiene una precisión de +/- 1 grados, con un amplio rango de -50 ℃ a 300 ℃. Además, lo que hace a este termómetro de cocina ideal para barbacoas es su diseño con función de abrebotellas. Novedoso, ¿verdad?

Su sonda sensible está fabricada en acero inoxidable de calidad alimentaria y permite girar 240 ºC para una mayor comodidad de uso. Es resistente al agua, lo que también facilita su limpieza.

El mejor termómetro para horno

Si lo que buscas es controlar la temperatura del horno, este es el termómetro de cocina ideal para ti. Está fabricado en acero inoxidable y cuenta con un diseño perfecto para colgar o apoyar sobre el horno.

Su uso es muy intuitivo y permite una visualización sencilla de la temperatura a tiempo real. La medición se realiza tanto en grados Celsius como Fahrenheit.

El termómetro de cocina más sofisticado

¿Quieres ir un paso más allá? Entonces debes conocer los termómetros de cocina con tecnología láser. Este termómetro funciona por infrarrojos y se puede utilizar tanto para un uso doméstico o industrial. Su láser rojo apunta con precisión a la comida y ofrece un rango de temperatura entre los -50 ºC y los 550 ºC (también medidos en Fahrenheit).

Además, es capaz de almacenar los datos recogidos y su funcionamiento es muy fácil e intuitivo gracias a su pantalla LCD de gran tamaño. Su mango ergonómico garantiza la seguridad durante su uso.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los termómetros de cocina

Ya has podido hacerte más o menos una idea de todo lo que pueden ofrecerte los termómetros de cocina con los modelos que acabamos de mostrarte. Sin embargo, es muy posible que todavía te queden dudas en el tintero. Es el momento de hacer todas esas preguntas, nosotros estamos aquí para responderlas.

Los termómetros de cocina son dispositivos muy duraderos y resistentes.
(Fuente: Shebeko: 40926044/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene contar con un termómetro de cocina?

Sabemos que incorporar un nuevo dispositivo en nuestra cocina no siempre parece una buena idea. Sobre todo porque, en muchos casos, dudamos de su verdadera utilidad. En el caso de los termómetros de cocina, sus múltiples ventajas nos dan una respuesta clara al respecto. Tanto es así que, con un termómetro culinario podremos:

  • Cocinar cada receta en su punto exacto sin tener que fijarnos en otros factores menos fiables como el aspecto o el aroma.
  • Controlar la temperatura cuando cocinamos grandes cantidades, ya que en estos casos es posible que el calor no se reparta de forma homogénea.
  • Asegurarnos de que estamos cocinando a una temperatura segura. Con esto nos referimos a que la comida haya alcanzado la temperatura idónea en la que se destruyen los microorganismos que pueden resultar nocivos para la salud (1).
  • Conseguir un ahorro energético al no pasarnos del tiempo de cocción de cada receta.

¿Qué tipos de termómetro de cocina existen?

Lejos de lo que podamos pensar en un primer momento, existe una gran variedad de tipos de termómetros de cocina. Cada uno de ellos cuenta con unas características propias y conocerlos nos da la posibilidad de elegir aquel que vaya a satisfacer mejor nuestras necesidades de uso. Así, podemos distinguir entre:

  • Termómetros de cocina analógicos: aunque no se utilizan demasiado en la actualidad, los podemos seguir encontrando. Funcionan de forma analógica y son menos precisos que los digitales.
  • Termómetros de cocina termocupla (termopar): son los más veloces en medir la temperatura. Cuentan con dos alambres finos en la punta de la sonda que son los que indican la temperatura.
  • Termómetros de cocina de tipo termistor: en este caso, la medición se produce a través de un sensor con resistencia térmica.
  • Termómetro para horno (con o sin cable): permiten que controlemos la temperatura del horno sin necesidad de abrirlo. También se pueden utilizar sobre sartenes.
  • Termómetros de cocina con dos puntas: con un diseño muy parecido al de un tenedor, estos termómetros cuentan con un sensor de temperatura en ambas puntas. Son muy prácticos y fáciles de utilizar.
  • Termómetros de cocina láser: cuentan con una luz infrarroja que es la que realiza la medición. Son muy rápidos y precisos.
  • Termómetros de cocina desechables: los más innovadores. Están diseñados para avisarnos en el momento en el que la comida ha llegado a su punto exacto. Se colocan cuando ya estamos terminando de cocinar, ya que no se pueden dejar incrustados por mucho tiempo.

A medida que vayas utilizando el termómetro de cocina, te darás cuenta de que se trata de un accesorio de lo más práctico. (Fuente: Ostelli: 119106753/ 123rf.com)

¿Cómo funciona un termómetro de cocina?

El funcionamiento de los termómetros de cocina es muy sencillo, sobre todo porque cada vez se están creando modelos más intuitivos y rápidos. Aun así, debemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales. Por un lado, la calibración. Para calibrar uno de estos medidores bastará con introducirlo en agua hirviendo y asegurarnos de que marca 100 ºC.

Por el otro, es esencial que lo coloquemos en el lugar adecuado para que la medición sea lo más precisa posible. Dependiendo del modelo que vayamos a utilizar lo tendremos que colocar de manera distinta. Te lo mostramos en la siguiente tabla:

Tipo de termómetro de cocina ¿Cómo se coloca?
Termómetro termocupla Basta con introducirlo menos de un centímetro en los alimentos
Termómetro de tipo termistor Hay que introducirlo algo más de un centímetro en los alimentos
Termómetro para horno (Dependiendo del modelo) hay que introducirlo algo más de un centímetro en los alimentos. Algunos se quedan fuera y miden la temperatura del horno, no de los alimentos
Termómetro con dos puntas Basta con introducirlo menos de un centímetro en los alimentos. Eso sí, siempre en la parte más gruesa
Termómetros láser Basta con colocarlos a una distancia prudencial de los alimentos y la luz infrarroja realizará la medición

¿Qué mantenimiento necesita un termómetro de cocina?

Los termómetros de cocina son dispositivos muy duraderos y resistentes. Además, no necesitan ningún mantenimiento particular más allá del propio cuidado de cada uso. Lo más importante en este sentido es mantener el termómetro siempre limpio. Ya no tanto por la durabilidad del termómetro, sino por nuestra propia seguridad.

Por supuesto, es imprescindible lavar los termómetros siempre después de cada uso. Para ello, será suficiente con limpiar toda la superficie con abundante agua y jabón. Es importante que, excepto en los modelos que lo especifican, no lo sumerjas completamente en el agua, ya que podría estropearse.

foco

¿Sabías que la mayor parte de los organismos patógenos quedan eliminados en una temperatura entre los 60 ºC y los 73.9 ºC?

¿Algún consejo para sacar un mayor partido a mi termómetro de cocina?

A medida que vayas utilizando el termómetro de cocina, te darás cuenta de que se trata de un accesorio de lo más práctico. Además, si quieres sacarle el mayor partido posible, puedes tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Piensa bien en el uso que le vas a dar al termómetro y asegúrate de que el que vas a utilizar es adecuado para ello.
  2. Lee con atención las instrucciones del fabricante. Además de para usarlo correctamente, es posible que cuente con alguna función que te venga bien y no conozcas.
  3. Si el modelo lo permite, calíbralo con cierta frecuencia para garantizar una medición lo más precisa posible.
  4. Revisa bien tanto la temperatura de punto de los alimentos que estás cocinando como la correcta colocación del termómetro.
  5. Mantén el termómetro siempre en las mejores condiciones de higiene.

Criterios de compra

Ahora que ya estás seguro de que es una buena idea hacerte con uno de estos termómetros de cocina, debes elegir el que más se adapta a tus necesidades. Para ayudarte con la elección, hemos creado esta sección en la que te explicamos los principales criterios de compra de estos dispositivos. ¡Toma nota!

Rango de temperatura y precisión

Para que un termómetro de cocina te resulte realmente útil y práctico, debe contar con un rango de temperatura adecuado para el uso que le vayas a dar. Aunque la mayoría de modelos cuentan con rangos de temperatura muy amplios (desde los -50 ºC hasta los 550 ºC, por ejemplo), es importante que lo comprobemos.

Lee con atención las instrucciones del fabricante. Además de para usarlo correctamente, es posible que cuente con alguna función que te venga bien y no conozcas. (Fuente: Thonghyad: 124533884/ 123rf.com)

Materiales

Como no podía ser de otra manera, y más si se trata de un dispositivo que vamos a utilizar en contacto con los alimentos, los materiales juegan un papel fundamental Además, en el caso de los termómetros de cocina, necesitamos que los materiales sean de calidad para conseguir una medición lo más fiable y precisa posible.

En este sentido, debemos diferenciar entre los termómetros que están en contacto con los alimentos y los que no (termómetros láser):

Tipo de termómetros Materiales
Termómetros digitales en contacto con los alimentos La parte en contacto con los alimentos suele ser metálica (de aluminio templado o acero inoxidable de calidad alimentaria).

La parte restante se suele fabricar con plástico duro, un material muy resistente y ligero para un uso más cómodo.

Termómetros láser En este caso, se fabrican de plástico duro en su totalidad, ya que no deben estar en contacto con los alimentos.

Usos específicos

También, como hemos repetido en varias ocasiones durante la guía, es importante que pensemos para qué tipo de recetas vamos a utilizar el termómetro. Dependiendo de esto, será más conveniente utilizar un tipo u otro. Por ejemplo:

  • Para la carne, es importante elegir un modelo que tenga la sonda metálica más larga (de unos 10 centímetros), de forma que podamos medir la temperatura interior sin dificultad.
  • Para repostería (para templar chocolate, por ejemplo), son ideales los termómetros analógicos con núcleo de mercurio.
  • Para freír, lo mejor es escoger un termómetro que cuente con un gancho que podamos colocar fácilmente sobre el borde de la freidora o sartén y controlar la temperatura del aceite en todo momento.
  • Para horno, podemos elegir entre los modelos que calculan la temperatura de la cavidad o del propio alimento.
Maite PelayoExperta en seguridad alimentaria

“Como los demás utensilios de cocina, los termómetros para alimentos pueden ser vehículos de contaminaciones cruzadas, por lo que se deben higienizar entre uso y uso”.

Velocidad de lectura de la temperatura

Otro factor importante es la velocidad a la que el termómetro nos dará la información que estamos buscando. Puede que parezca una tontería, pero encontrar el punto exacto de una receta es cuestión de segundos. Por ello, cuanto más rápido sea el termómetro, mejor podremos medir la temperatura a tiempo real. La velocidad también depende del tipo.

Tipo de termómetro de cocina Velocidad de lectura
Termómetro termocupla Entre 2 y 5 segundos
Termómetro de tipo termistor Alrededor de los 10 segundos
Termómetro para horno Alrededor de los 10 segundos
Termómetro con dos puntas Entre los 2 y los 10 segundos
Termómetros láser Menos de 2 segundos

Funciones extra

Por último, aunque no por ello menos importante, debemos prestar atención a las funciones extra. En este caso, nos referimos a aquellas características propias de cada modelo que nos permitirán utilizar el termómetro de una forma más cómoda. Por ejemplo, algunos termómetros láser pueden almacenar datos de las temperaturas recogidas.

Resumen

¡Se acabó eso de perseguir el punto exacto de nuestras recetas! Ahora, gracias a los termómetros de cocina, tendremos el control de la temperatura en la palma de nuestra mano. Estos dispositivos son capaces de medir la temperatura de los alimentos en tiempo real y a una velocidad de escándalo.

Una vez que los pruebes, ya no podrás vivir sin ellos, son realmente prácticos. Eso sí, no te olvides de tener en cuenta el uso que le vas a dar, los rangos de temperatura y otros factores de compra para elegir el que más te conviene. ¿A qué esperas para disfrutar de unos platos de auténtico chef?

Si te ha parecido útil nuestra guía sobre los termómetros de cocina, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¿Qué es lo primero que cocinarás con tu nuevo termómetro?

(Fuente de la imagen destacada: Štpánek: 30046677/ 123rf.com)

Referencias (1)

1. CHAVARRÍAS M. ¿Es cierto que el fuego mata todas las bacterias? [Internet]. Consumer.es.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.
Artículo informativo
CHAVARRÍAS M. ¿Es cierto que el fuego mata todas las bacterias? [Internet]. Consumer.es.
Ir a la fuente