destacada
Última actualización: 14/09/2020

Nuestro método

9Productos analizados

19Horas invertidas

7Artículos evaluados

22Opiniones de usuarios

Siempre ha sido necesario contar con instrumentos para medir la temperatura de las personas (y de otras cosas, como alimentos o aparatos). En este sentido, la aparición de los termómetros infrarrojos han generado una revolución por la facilidad de uso, su efectividad y su amplio campo de aplicación. ¿Has utilizado uno alguna vez? ¿Cómo haces para medir la temperatura?

El uso de termómetros infrarrojos se ha extendido mucho en los últimos tiempos y en diferentes campos. Naturalmente, la medicina es la disciplina más beneficiada por estos instrumentos, ya que permiten identificar rápidamente la presencia de fiebre. Si quieres aprender más sobre ellos, te recomendamos seguir leyendo este artículo especializado. ¡Hay mucho por descubrir!




Lo más importante

  • Un termómetro infrarrojo es un instrumento de medición de temperatura que, como su nombre lo indica, basa su funcionamiento en la radiación infrarroja. También conocido como termómetro sin contacto, su gran ventaja es que puede medir la temperatura de forma remota y con resultados inmediatos.
  • El uso de termómetros infrarrojos es muy utilizado en la medicina, especialmente con los bebés o en grandes grupos de personas, para descartar la fiebre como síntoma y reducir contagios. También se aplica en otras disciplinas, como en la cocina, la mecánica, hornos industriales y hasta en incendios.
  • Si estás pensando en adquirir un termómetro infrarrojo, te recomendamos que consideres algunos criterios de compra: el rango de temperatura, la precisión, la versatilidad y el tiempo de respuesta, entre otros.

Los mejores termómetros infrarrojos: nuestras recomendaciones

Medir la temperatura nunca ha sido tan fácil y accesible. Los termómetros infrarrojos son cada vez más populares, tanto en lo que refiere a su uso doméstico como al industrial y laboral. Es una forma muy segura de detectar la fiebre. En el mercado abundan las ofertas de estos instrumentos. A continuación te ofrecemos una selección con las mejores opciones disponibles.

El mejor termómetro infrarrojo para el hogar

De los distintos termómetros infrarrojos que hemos analizado, el de Niceao nos ha parecido el más adecuado y accesible para un uso doméstico. Este modelo en formato pistola es el más vendido de Amazon, utilizado para controlar la fiebre de los más peques.

Los usuarios valoran la función mute (silenciar), que te permite medir la temperatura de los bebés aun cuando están dormidos, sin despertarlos.

Información adicional

Rango de precisión: +/- 0, 2 grados
Rango de temperatura: 0 a 100 grados
Tiempo de respuestas: 1 segundo
Distancia de medición: Entre 1 y 5 centímetros

El mejor termómetro infrarrojo de frente y oído

Este instrumento de KKmier es, a nuestro juicio, una excelente opción para quienes buscan el mejor termómetro infrarrojo de frente y oído. Es de los más vendidos de Amazon, cuenta con alarma, luces LED y un registro de memoria de hasta 10 mediciones.

Una de sus grandes ventajas, según los usuarios, es la posibilidad de medir personas y objetos según la necesidad y cada situación.

Información adicional

Rango de precisión: +/- 0, 4 grados
Rango de temperatura: 0 a 100 grados
Tiempo de respuestas: Menor a 1 segundo
Distancia de medición: Entre 3 y 5 centímetros

El mejor termómetro infrarrojo de pared

Entre las distintas modalidades de los termómetros infrarrojos, los de pared pueden resultar muy funcionales para entornos laborales e industriales. Este modelo que hemos analizado ciertamente destaca por su alta precisión y sensibilidad.

Lo que más destacan los usuarios es su fácil instalación y su adaptabilidad a distintas circunstancias, tanto en ambientes públicos como privados.

Información adicional

Rango de precisión: +/- 0, 2 grados
Rango de temperatura: 10 a 40 grados
Tiempo de respuestas: 0, 5 segundo
Distancia de medición: Entre 5 y 10 centímetros

El mejor termómetro infrarrojo multifuncional

FarmaMed es una reconocida marca de termómetros infrarrojos y así lo demuestra con este modelo 4 en 1: detecta la temperatura en oído, frente, objetos y ambientes. En nuestra opinión, es el instrumento multifuncional más completo que existe.

Los usuarios valoran la pantalla LED retroiluminada de 3 colores según el resultado que arroje cada medición. Tiene además una memoria de hasta 9 registros.

Información adicional

Rango de precisión: +/- 0, 4 grados
Rango de temperatura: 0 a 100 grados
Tiempo de respuestas: Menor a 1 segundo
Distancia de medición: Entre 3 y 5 centímetros

El mejor termómetro infrarrojo para ambientes, líquidos y objetos

Este modelo de ETKECITY es el recomendado de Amazon por su alta especialidad: es apto para cocina, alimentos, coches y piscinas. No es apto para medir la temperatura corporal. Gracias a la tecnología láser, el nivel de precisión que ofrece es muy alto.

A nuestro juicio, este termómetro es ideal para tareas que pueden tener alto riesgo si estás muy cerca, como la cocina de alimentos muy calientes.

Información adicional

Rango de precisión: +/- 2 grados
Rango de temperatura: – 50 a 750 grados
Tiempo de respuestas: Menor a 1 segundo
Distancia de medición: Entre 10 y 50 centímetros

Guía de compra: Lo que debes saber sobre los termómetros infrarrojos

Cada vez son más las personas y empresas que deciden incorporar los termómetros infrarrojos en su vida cotidiana. Son diversas las situaciones en las que se hace necesario medir la temperatura para descartar síntomas o tomar decisiones, y estos instrumentos son muy efectivos. A continuación, ahondaremos en más detalles sobre sus usos y beneficios. ¡Sigue leyendo!

Un termómetro infrarrojo es un instrumento de medición de temperatura que, como su nombre lo indica, basa su funcionamiento en la radiación infrarroja. (Fuente: Marushy: 142625151/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente un termómetro infrarrojo?

Un termómetro infrarrojo, como todos, es un instrumento que mide la temperatura de objetos, personas o ambientes. La novedad es que, gracias a la tecnología infrarroja, este tipo de termómetros funciona sin contacto directo con aquello que debe medir. Por ejemplo, para saber la fiebre de una persona basta con acercar el dispositivo a su frente. ¡Fácil y rápido!

La mayoría de los termómetros infrarrojos tienen forma de pistola y se manipulan desde un cómodo mango, ergonómico y antideslizante. Existen otros tipos, pero este es el modelo más extendido y estandarizado. Con un gatillo que acciona la medición y una pantalla que muestra la temperatura, su uso es muy sencillo.

¿Cómo funciona un termómetro infrarrojo?

El funcionamiento técnico de un termómetro infrarrojo es algo complejo, pero basta decir que este dispositivo es capaz de detectar la radiación infrarroja que emiten las personas. Nosotros no podemos percibir este tipo de luz, pero los termómetros infrarrojos sí. Cuando lo hacen, transforman esa luz en una señal eléctrica y le dan un valor en grados Celsius o Fahrenheit.

El uso de termómetros infrarrojos es muy utilizado en la medicina, especialmente con los bebés o en grandes grupos de personas, para descartar la fiebre como síntoma y reducir contagios. (Fuente: Agnor: 117003623/ 123rf.com)

¿Por qué son tan útiles los termómetros infrarrojos?

Los termómetros nos han acompañado toda la vida y todos sabemos lo necesario que resultan en la vida cotidiana, sobre todo para controlar y medir la fiebre. La irrupción de los termómetros infrarrojos ha supuesto un gran avance y su uso se ha extendido notablemente en todo el mundo. Las razones saltan a la vista:

  • Lectura de temperatura instantánea: La mayoría de termómetros infrarrojos muestran los resultados en menos de 3 segundos y de una forma clara y precisa (en una pantalla LCD).
  • Sin contacto: A diferencia de los termómetros tradicionales que necesitan contacto directo, los infrarrojos solo necesitan aproximarse a aquello que hay que medir. Si quieres medir la fiebre de una persona, por ejemplo, solo tienes que acercar el dispositivo a su frente.
  • Ideal para niños y bebés: Aquellos que tienen hijos muy peques en casa saben que medir la fiebre puede volverse cuesta arriba. Los termómetros infrarrojos suponen una solución ideal por lo sencillo y rápido que funcionan.
  • Historial de registros: Si tienes que medir la temperatura de modo muy regular, te interesará saber que la mayoría de los termómetros infrarrojos permiten crear usuarios y guardar un historial de mediciones por cada persona. Esta memoria es muy útil para ver la evolución de las mediciones.
  • Versatilidad: Aunque la medición de la temperatura corporal es la función más extendida, los termómetros infrarrojos tienen muchas otras aplicaciones. Entre ellas, destacan la cocina (por los alimentos) y los equipos industriales.
  • Seguridad y precisión: Estos termómetros no emiten radiación infrarroja ni provocan algún efecto secundario. Además, el rango de precisión suele ser muy alto: entre 0,2 y 0,7 grados.
  • Práctico en pandemias y aglomeraciones: Cuando aparecen las pandemias y enfermedades o virus infecciosos, los termómetros infrarrojos son enormemente útiles para descartar o confirmar la fiebre como síntoma. Al dar resultados tan rápidos, pueden hacer muchas mediciones en poco tiempo y controlar los contagios en lugares públicos donde se junta mucha gente, como los aeropuertos.

¿Para qué se usan habitualmente los termómetros infrarrojos?

Los termómetros infrarrojos se usan principalmente para medir la temperatura corporal, en especial para detectar la presencia de fiebre. Este es el uso más extendido, pero no es el único. Los termómetros infrarrojos pueden medir la temperatura de líquidos, objetos y ambientes, por lo que las aplicaciones pueden ser variadas, como indicamos a continuación:

  • Medir la fiebre en bebés y niños pequeños (en la frente o en el oído)
  • Medir la temperatura de alimentos, ya sea cocinados, envasados al vacío o líquidos
  • Controlar la temperatura de un horno u otros equipos similares
  • Controlar la temperatura o estado de equipos industriales, mecánicos o de circuitos eléctricos
  • Detectar, en incendios o en determinados procesos en fábricas, los puntos más calientes
  • Precisar las oscilaciones de temperaturas de ciertos materiales
  • Descartar la fiebre en lugares públicos y entornos laborales (como oficinas, empresas, fábricas) para prevenir contagios en pandemias y epidemias

¿Es lo mismo un termómetro infrarrojo que uno láser?

A los termómetros infrarrojos a menudo los denominan erróneamente termómetro láser, debido a que muchos de ellos emiten una luz al accionar el gatillo. Pero la realidad es que este aspecto es solo una asistencia de medición, que solo sirve para apuntar el termómetro en la dirección correcta. Pero, a decir verdad, no es el láser quien mide la temperatura.

Gracias a la tecnología infrarroja, este tipo de termómetros funciona sin contacto directo con aquello que debe medir. (Fuente: Hnatiuk: 141608675/ 123rf.com)

¿Qué tipos de termómetros infrarrojos existen?

Aunque existen dispositivos muy especializados (por ejemplo, los utilizados para detectar la temperatura de las nubes, a través de telescopios), por lo general se distinguen cuatro tipos de termómetros infrarrojos. Estos se corresponden con las distintas aplicaciones que tienen estos instrumentos. Te lo contamos en detalle en la siguiente tabla:

Tipo de termómetro infrarrojo Ventajas Aplicaciones habituales
Formato pistola Fácil manipulación gracias a su diseño ergonómico, gatillo y mango antideslizante

Resultado automático

Hogar

Bebés y niños

Formato frontal Fácil manipulación gracias a su diseño sencillo de mango y botón de medición

Resultado automático

Hogar

Bebés y niños

Formato auricular Su funcionamiento es similar al formato pistola, pero mide la fiebre a través del oído

Resultado automático

Hogar
Para objetos y líquidos Como los multímetros digitales, miden automáticamente aparatos, hornos, alimentos y productos.

Son altamente especializados

Industria alimenticia

Fábricas

¿Cómo se usa un termómetro infrarrojo?

Una de las mayores ventajas de los termómetros infrarrojos, y que en parte explica su creciente popularidad, es la facilidad de uso. Medir la temperatura está al alcance de cualquiera y, además, es automático. La mayoría de este tipo de termómetros (en especial los que tienen formato de pistola), funcionan de la siguiente manera:

  1. Encender el termómetro infrarrojo con el botón ON.
  2. Esperar a que la pantalla LCD, que muestra la temperatura, marque 0 grados.
  3. Coger el termómetro del mango y apuntar para medir, como si fuera una pistola. Si quieres medir la temperatura corporal, basta con que lo acerques a unos 5 centímetros de la piel. Si tiene láser, este te indicará la orientación correcta.
  4. Pulsar el botón ubicado del otro lado del mango o en el gatillo.
  5. Esperar a que se encienda una luz o suene una alarma para indicar que la medición se ha realizado.
  6. Ver el resultado de la medición en la pantalla LCD.

¿Qué tipo de mantenimiento tiene un termómetro infrarrojo?

Los termómetros infrarrojos, como la mayoría de elementos de precisión, son dispositivos bastante delicados. Si no los cuidas y guardas de manera correcta, no te durarán mucho tiempo. No importa si son básicos o de marcas muy reconocidas, hay 3 recomendaciones que te ayudarán a aumentar su vida útil:

  • Presérvalos del contacto directo del sol y de la humedad para evitar que la batería y otros componentes se deterioren.
  • Desinfecta el dispositivo después de cada uso. Lo ideal es usar un paño seco y, si hace falta, alcohol desinfectante, sobre todo si ha sido manipulado por muchas personas (en especial enfermos).
  • Calibra el termómetro infrarrojo con regularidad y de manera manual, según las instrucciones. Debes calibrar el dispositivo antes de usarlo primera vez, después de ciertas caídas y si vas a medir temperaturas extremas.

Calibra el termómetro infrarrojo con regularidad y de manera manual, según las instrucciones. (Fuente: Sarifulin: 149930079/ 123rf.com)

¿Pueden los termómetros infrarrojos dañar la salud?

De ninguna manera. No importa cuántas veces te midas la temperatura al día, está absolutamente comprobado que los termómetros infrarrojos no producen ningún tipo de daño en los ojos, en la piel ni en ninguna parte del cuerpo. La potencia de la luz infrarroja es muy baja para afectar la salud en algún aspecto. Son instrumentos totalmente seguros.

César VillaOptico-optometrista

"Los termómetros infrarrojos no utilizan un rayo láser para medir la temperatura, sino rayos infrarrojos que detectan la temperatura del cuerpo, por lo que no afectan a los ojos".

Criterios de compra

La popularidad de los termómetros infrarrojos es indiscutida, sobre todo en los hogares con niños y en ciertos entornos laborales. En el mercado se ofrece una gran variedad de estos dispositivos, según las distintas aplicaciones. A continuación te recomendamos considerar algunos criterios de compra para adquirir el termómetro más adecuado para ti.

Precisión

Nadie quiere un termómetro infrarrojo que no sea fiable. En la descripción de cada modelo figura el margen de error o rango de precisión del termómetro, que por lo general se debe situar entre +/- 0,1 y +/- 0,3 grados. Una forma rápida para garantizar esta precisión es hacer dos mediciones consecutivas para comprobar los resultados en ambos casos.

La mayoría de los termómetros infrarrojos tienen un diseño de pistola, lo cual los hace muy fácil de manipular. (Fuente: Ramustagram: 152269215/ 123rf.com)

Lectura y rango de temperatura

El rango de temperatura de un termómetro infrarrojo es fundamental, pero puede diferir según la aplicación que le quieras dar. Si lo que buscas es medir la temperatura corporal, el rango estándar que debes buscar es entre 0 y 100 grados. Pero si necesitas darle un uso industrial, debe ser mucho mayor, ya que precisarás medir temperaturas más extremas.

Por lo que antes de adquirir tu termómetro infrarrojo, calcula de antemano los rangos de temperatura que necesitarás observar. En cuanto a la lectura, casi todos los modelos cuentan con pantallas LCD que muestran los resultados de inmediato. Algunos, incluso, exhiben distintos colores según la temperatura:

Color Grados Temperatura
Verde Entre 36,1 y 37,2 grados Temperatura normal
Amarillo Entre 37,3 y 38,1 grados Febrícula o fiebre leve
Naranja Entre 38,2 y 39 grados Fiebre moderada
Rojo 39 grados o más Fiebre alta

Versatilidad

Aunque el uso más extendido de los termómetros infrarrojos es el de frente, no está mal conseguir un modelo que tenga también otras aplicaciones. Si buscas un dispositivo para medir exclusivamente la temperatura corporal, puedes conseguir uno que además sea auricular, y no solo frontal. Estos son los mejores para los más pequeños.

Además, hay modelos corporales que detectan la temperatura ambiente y se instalan en la pared. En este sentido, son muy útiles en materia de seguridad laboral y doméstica. Si en cambio te apasiona la cocina y requieres máxima precisión para elaborar alimentos, probablemente tengas que considerar un termómetro exclusivo que no será apto para medir si hay fiebre.

Resumen

Los termómetros infrarrojos son instrumentos que miden la temperatura corporal, ambiental o de objetos y líquidos. Su mayor ventaja es que no requieren contacto directo con aquello que miden y que los resultados se dan automáticamente. El uso más extendido de estos dispositivos es el de medir la temperatura corporal para detectar si hay fiebre o no, en especial en bebés.

La mayoría de los termómetros infrarrojos tienen un diseño de pistola, lo cual los hace muy fácil de manipular. Además de medir la temperatura corporal, estos instrumentos se usan mucho en cocina, en fábricas y en entornos públicos y laborales para detectar puntos calientes o para descartar la fiebre como síntoma general.

Si te ha gustado el artículo, déjanos un comentario y compártelo entre tus contactos para que otros conozcan en profundidad todo lo que hay que saber sobre los termómetros infrarrojos. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Chyzhevska: 150011516/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?