Última actualización: 01/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Una de las cosas que más nos gusta como seres humanos, es sentirnos seguros y atendidos. Por ello, cada vez es más importante tener en casa herramientas que nos faciliten los cuidados y nos den asistencia médica. Si no podemos pasar sin un botiquín, tampoco podemos pasar sin tener un termómetro láser a mano que nos permita verificar la temperatura.

El termómetro láser, o también llamado infrarrojo, es un instrumento que lleva a cabo la misma tarea que los termómetros digitales o de mercurio. En este caso, el dispositivo es capaz de monitorear la temperatura corporal o de una superficie determinada. Eso ocurre gracias a la emisión de una luz infrarroja que puede ser tomada a distancia.




Lo más importante

  • Los termómetros láser tienen una gran precisión en las superficies. Si los usamos de manera médica, es recomendable medir la temperatura corporal en la frente o la nuca para obtener un resultado más eficaz.
  • Es muy importante tener en cuenta que, bajo ningún concepto, el termómetro láser afecta a las estructuras encefálicas. Tampoco causa ningún tipo de daño a la salud, ya que no desprende radiación infrarroja. Es un aparato avalado científicamente.
  • La alarma de temperatura es útil, puesto que exhibe las escalas de temperatura en las que podemos ver cuál es la más baja o la más alta y donde nos encontramos e identificarla según los colores.

El mejor termómetro láser del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, presentamos una lista con los mejores termómetros láser que encontrarás en el mercado. Además, te indicamos cuáles son sus principales características y cuál es su utilidad. Te servirá de ayuda a la hora de escoger el termómetro láser adecuado a tus necesidades o a las de los que te rodean.

El mejor termómetro láser sanitario

Este termómetro láser de la marca Wawech es uno de los más consumidos en el mercado. Es muy completo dentro del ámbito sanitario. No necesita contacto lo que facilita medir la temperatura a una distancia de entre 3 y 5 cm. También cuenta con un modo alternativo para la medición de superficies y objetos.

El modo de uso sanitario tiene una función de alarma luminosa que indica cuándo nuestra temperatura no es la corporal normal. Este modelo, también tiene una capacidad de almacenamiento de hasta 99 registros de medida y apagado automático después de 15 segundos.

El mejor termómetro láser para bebés

El termómetro láser de la marca ANKOVO es uno de los mejores valorados por los usuarios que tienen bebés en casa. En este caso, el termómetro cuenta con un tipo de medición con contacto a través del canal auditivo. El otro tipo de medición sin contacto entre termómetro y sujeto se realiza en la frente.

Este termómetro posee una alarma de temperatura doble. Cuando hay sintomatología febril, el termómetro envía un aviso a través de una señal acústica y lumínica. Su funcionamiento es rápido, simple y eficaz, ya que mide la temperatura en menos de 1 segundo y cuenta con 35 grupos de memoria de datos.

El mejor termómetro láser para la cocina

Este termómetro láser es uno de los grandes aliados para los amantes de las artes culinarias. Es de la marca SOVARCATE y es destacado por su precisión en la medición de temperaturas extremas tanto de frío como de calor. No es apto para uso médico, pero sí es útil para objetos peligrosos o difíciles de alcanzar.

Esta pistola láser, a la hora de medir la temperatura, puede ajustar el coeficiente de reflexión. Ya que cuenta con sensores de temperatura y lentes Fresnel avanzadas para leer los valores con más precisión. La emisividad de este termómetro láser es ajustable entre 0.1 y 1. También tiene funciones aplicables que alterna entre mediciones en Celsius o Fahrenheit según sea necesario.

El mejor termómetro láser profesional

El modelo KT550D de la marca Ketotek es un termómetro láser fabricado para uso profesional. Su principal característica es la focalización con láser dual para lograr una mayor precisión en el terreno a medir porque permite visualizar mejor el área. Es un termómetro indicado para mediciones extremas como en máquinas industriales, motores mecánicos o aparatos con emisiones altas.

Contiene una prueba de voltaje incorporada, además de medición de temperatura por termopar tipo K para la temperatura interior. También tiene emisividad ajustable que se adapta a temperaturas diferentes y prueba de humedad ambiental. La memoria de retención de datos medidos y el apagado automático son bien valorados por los usuarios.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el termómetro láser

Antes de que adquieras el producto vamos a responder una serie de cuestiones que pueden aclarar las dudas más frecuentes. Se trata de un producto que se consume cada vez más y del que no se sabe demasiado debido a sus constantes avances tecnológicos.

Termómetro láser para medir la temperatura a través del conducto auditivo. (Fuente: KellySikkema: 673/ Unsplash)

¿Cómo funciona el termómetro láser?

El termómetro láser funciona a través de un mecanismo tecnológico que detecta la energía infrarroja de la superficie a evaluar y sus emisiones para averiguar el nivel de temperatura que presenta dicha superficie.

Específicamente, cuando indicas hacia el punto a evaluar, la señal pasa por una lente en el sensor del termómetro y seguidamente es transformada proporcionalmente según la potencia hasta la temperatura del objeto medido.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un termómetro láser?

Generalmente, cogemos el termómetro láser y cuando señalamos el punto donde queremos medir la temperatura, esta se marcará directamente en la pantalla. Es muy sencillo, no obstante, a continuación, te mostramos las ventajas y desventajas de este elemento.

Ventajas
  • Es un método rápido.
  • Permite medir objetos en movimiento.
  • Se puede medir la temperatura en objetos peligrosos.
  • Mide temperaturas mayores a 1300º.
  • No hay riesgo de contaminación.
  • No hay transferencia de energía.
Desventajas
  • Se debe saber la emisividad de la superficie a medir.
  • Ciertas partículas en el aire pueden interferir en las mediciones.

¿En qué parte del cuerpo debemos usar el termómetro láser?

El termómetro láser se puede utilizar enfocando a cualquier superficie de la que queramos saber su temperatura. Pero si lo queremos es obtener una precisión mayor a la hora de medirla, debemos hallar esa temperatura con un termómetro láser sanitario.

Para saber qué temperatura corporal tenemos, debemos señalar con el termómetro láser hacia nuestra frente. Cuando el termómetro láser requiere un contacto, además de elegir enfocarlo a nuestra frente, también podemos enfocarlo al conducto auditivo.

¿Hay que calibrar un termómetro láser?

Los termómetros láser miden la radiación electromagnética emitida por un objeto como resultado de su temperatura. Esa radiación electromagnética, o también llamada radiación infrarroja, tiene longitudes de onda mayores que la luz visible y más pequeñas que la radiación de onda milimétrica.

Por todo ello, es necesario llevar a cabo un procedimiento de calibración, para obtener una mayor exactitud en las medidas que queremos tomar y eliminar los posibles errores del termómetro.

¿Sabías que la geometría de calibración, que incluye el tamaño de la superficie de medida y la distancia del termómetro a calibrar, juega un papel fundamental en el resultado de la medida?

¿Cómo calibrar un termómetro láser?

Una calibración de temperatura IR comienza con una medida superficial de lo que actúa como fuente de calor, que debe ser un plato plano o una cavidad que funciona como patrón o referencia. También son críticas la estabilidad de la temperatura, la uniformidad y las propiedades físicas de la superficie emisora como es la emisividad.

Para llevar a cabo el calibrado del termómetro láser, es necesario el uso de bloques que generan una radiación infrarroja. Su emisividad es de 0.95, con un espectro de radiación que debe estar dentro de los valores de medición de los termómetros láser, generalmente, entre 8-14 µm. Debido a la complejidad en las herramientas a utilizar, se aconseja que el calibrado lo haga un profesional.

¿Causa dolor un termómetro láser?

Es un aparato totalmente indoloro. A pesar de que el termómetro láser emite una luz infrarroja, esta no desprende radiación ni calor de ningún tipo. Solo señala el lugar donde se quiere medir la temperatura.

¿Existen contraindicaciones para con el termómetro láser?

Son muchas las cuestiones que se han hecho al respecto de los termómetros láser. ¿Es dañino para los ojos? ¿Mata las neuronas? ¿Causa alguna enfermedad? En ocasiones, se han abierto debates en torno a posibles efectos adversos que puede producir su emisión de luz infrarroja.

La respuesta a la cuestión es clara. Cada vez más personal médico se pronuncia respecto al termómetro láser desmintiendo que existan contraindicaciones o posibles efectos adversos.

Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA)Entidad sanitaria
"Los termómetros infrarrojos no son dañinos debido a que no desprenden radiación infrarroja."

Criterios de compra

En la sociedad actual, estamos acostumbrados a que el termómetro en sí esté relacionado con la salud. Es cierto que el mayor consumo de este instrumento es con objeto médico y es que desde hace años forma parte de nuestro botiquín. En este apartado, te enseñamos los criterios necesarios para comprar un termómetro de calidad y los usos que puedes darle.

Tecnología

El avance de la ciencia permite, de una manera cada vez mayor, que las personas tengan acceso al uso de instrumentos que les mejore la vida. En el caso de los termómetros láser, están fabricados con una tecnología práctica, rápida y precisa.

Gracias a la simplificación del uso de la tecnología, estos dispositivos mejoran su mecánica medida por infrarrojos o de baja resistencia. Mejorando también el cálculo de la temperatura y la forma de mostrarlo.

Estos tipos de termómetros están compuestos por un sensor, un sistema óptico y una unidad de cálculo a través de algoritmos. Estos últimos miden la radiación infrarroja que desprenden los cuerpos que varían con la temperatura. Por lo tanto, el termómetro mide esas radiaciones y calcula la temperatura.

Toma de temperatura con termómetro láser a través del oído. (Fuente: Sikkema: 640/ Unsplash)

Uso

El mayor consumo de termómetros láser son para uso médico. La elevación de la temperatura corporal o fiebre, es uno de los motivos más frecuentes de consultas médicas, ya que es signo de una posible infección en nuestro cuerpo. Por ello, tener un termómetro a mano es determinante para tomar decisiones rápidas.

Además de un uso sanitario, los termómetros láser se pueden emplear para muchas otras profesiones. Por ello, también se fabrican este tipo de termómetros para múltiples usos como los que señalamos en la lista:

  • Prevención de incendios.
  • Procesos de refrigeración y mantenimiento de estos.
  • Control en alimentos.
  • Comprobación de equipos eléctricos o mecánicos (motores, máquinas, circuitos, cables y demás).
  • Control en áreas climatizadas.
  • Cualquier práctica que tenga un control de temperatura.

Alarma de temperatura

El avance de la tecnología ha llevado a incorporar en algunos termómetros láser, sobre todo en los destinados a sanidad, una alarma de temperatura. Esta alarma de temperatura indica que se ha llegado a un exceso de temperatura en el cuerpo o superficie donde señalamos previamente con el termómetro.

Si la temperatura de ese cuerpo o superficie es normal, la señal en la pantalla del termómetro será verde. Cuando la temperatura pase los 37.3 °C - 37.5 °C la señal en la pantalla será de color naranja, anunciando un principio de fiebre en el que debemos tomar precaución.

Finalmente, cuando la temperatura sobrepasa los 38,1ºC el termómetro mandará una señal de color rojo a la pantalla indicando un exceso de temperatura en el cuerpo o superficie. En la siguiente tabla, podrás ver los diferentes estados febriles según la temperatura.

Temperatura °C Clasificación de fiebre
35º o menos Hipotermia
36º hasta 37.2º Temperatura corporal normal
37.3º hasta 38º Febrícula
38.1º hasta 39º Fiebre moderada
39.1º hasta 40º Fiebre alta
40º o más Hipertermia

Toma de contacto

Dentro de la gama de termómetros láser o infrarrojos, podemos encontrar dos tipos diferentes. Los termómetros láser requieren toma de contacto con la piel al medir la temperatura. Por otro lado, existen termómetros láser que miden la temperatura a distancia sin necesidad de contacto.

  • Termómetro láser con contacto: En lo referente al medio sanitario, estos termómetros láser suelen ser de tipo infrarrojo timpánico. Quiere decir que miden la temperatura a través del contacto del termómetro con el conducto auditivo. Es de uso rápido y seguro, pero su precisión varía si hay exceso de cera en el oído porque dificulta la medición.
  • Termómetro láser sin contacto: Estos termómetros miden la temperatura a distancia y suelen partir con ventaja porque permiten tomar dicha temperatura en movimiento. Estas características facilitan la medición, sobre todo en pacientes geriátricos y pediátricos. Así, no hay que molestarlos o incomodarlos si duermen. Este tipo de termómetro láser también garantiza seguridad e higiene porque no es necesario que se someta al tacto.

Resumen

En definitiva, el termómetro láser es un instrumento necesario en nuestro día a día. Nos ayuda a medir la temperatura de nuestro cuerpo. También mantiene controladas posibles complicaciones en la salud. Por otro lado, es necesario para controlar la temperatura de objetos cotidianos o elementos culinarios.

Como hemos podido ver, existen diversos tipos de termómetros láser disponibles en el mercado. Todos resultan sencillos de utilizar y poseen características diferentes para adaptarse a las demandas de cada usuario. Si te ha gustado nuestra guía sobre termómetros láser, ¡comparte tu experiencia con amigos en redes sociales y déjanos un comentario!

(Fuente de la imagen destacada: Barbhuiya: 168915620/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones