Toldos
Última actualización: 17/01/2020

Nuestro método

Products

17Productos analizados
Hours

15Horas invertidas
Studies

8Artículos evaluados
Comments

77Opiniones de usuarios

¿Quién dijo que aumentar el confort y la comodidad en nuestros hogares era difícil? Fuera quien fuera seguro que no conocía los toldos. Puede parecer una tontería, pero colocar uno de estos artículos en nuestras ventanas, balcones o terrazas exteriores puede llegar a cambiarnos mucho la vida. Además, son fáciles de utilizar y, con respecto a su vida útil, muy económicos.

Si todavía tienes dudas (sobre la conveniencia de hacerte con uno o sobre cuál es el mejor para ti), no te preocupes, estamos aquí para ayudarte. En la guía de hoy te mostraremos los mejores toldos del mercado, responderemos a todas tus preguntas y te daremos algún que otro consejo. ¿Qué te parece? ¿Te apuntas?



Lo más importante

  • Contar con toldos en nuestras ventanas o terrazas aporta múltiples ventajas. Entre las más importantes se encuentran la mejora del espacio, tanto estética como funcionalmente, y el enorme ahorro energético.
  • Los toldos son un elemento que, aunque a veces es invisible, acaba por convertirse en uno de los imprescindibles en nuestra casa. Existe una gran variedad de modelos entre los que elegir, por lo que siempre daremos con el más adecuado.
  • Antes de decantarnos por un modelo en concreto, lo mejor es que tengamos en cuenta factores como el tipo de toldo, el material, el funcionamiento, las dimensiones o los extras. Así, nos resultará mucho más sencillo acertar.

Los mejores toldos del mercado: nuestras recomendaciones

Comprar un toldo no es como ir a comprarnos una camiseta. Existen tantos modelos, con diferentes características y funciones, que no es extraño que en algún momento nos encontremos algo perdidos. Para tratar de darte una idea general, a continuación te mostramos una selección de los mejores toldos del mercado. ¡Fíjate bien, los hay para todos los gustos!

El toldo más clásico y funcional

Aunque se trate de uno de los modelos más tradicionales, también es uno de los más funcionales y prácticos. Se trata de un toldo de lona articulado, fabricado en poliéster resistente a los rayos UV y muy duradero.

Es muy fácil de montar, se hace directamente sobre el armazón, y tiene unas dimensiones de 281 x 246 centímetros, más o menos la medida general de los balcones.

El mejor toldo fijo

Si seguimos con los clásicos, no nos queda más remedio que mencionar los toldos de capota. Este tipo de toldos, de entre todos los de tipo fijo, son los mejores. Su montaje es rápido y sencillo, son muy resistentes y duran mucho tiempo.

Este que te mostramos está fabricado en policarbonato, un material adecuado para la intemperie. Existen diferentes tamaños y se puede colocar en ventanas y puertas.

El mejor toldo de tipo pérgola

Las pérgolas o pabellones para jardín también son una muy buena opción, sobre todo si lo que necesitas es proteger un jardín o terraza de grandes dimensiones. Este toldo es plegable y su montaje es extremadamente fácil, por lo que resulta muy útil y práctico.

Además, cuenta con una bolsa de transporte para un almacenaje más cómodo. Está fabricado en poliéster y PVC, dos materiales muy resistentes.

El toldo más sofisticado

La sofisticación hecha toldo. El toque que le falta a tu gran terraza o jardín para ser mucho más moderno y confortable. Este toldo de tipo vela está fabricado en poliéster y cuenta con tratamientos antihumedad, antimoho y antimanchas, lo que también aumenta su durabilidad.

Es muy fácil de instalar gracias al borde cóncavo que aporta estabilidad y a las cuerdas tensoras de gran calidad y resistencia.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los toldos

A pesar de ser un elemento muy común en los hogares, lo cierto es que la mayoría de nosotros no sabemos mucho sobre toldos. Por ello, hemos estado investigando y en esta sección respondemos a las preguntas que más frecuentemente nos solemos hacer. Toma nota, la información en estos casos en indispensable.

Personas comiendo

Una de las ventajas de los toldos es la mejora del espacio, tanto estética como funcionalmente, y el enorme ahorro energético. (Fuente: Felix: mmuma7vxl1y/ Unsplash.com)

¿Qué ventajas tiene el uso de los toldos?

Empecemos por lo más importante. Los toldos, aunque en algunos casos se instalan por cuestiones estéticas, tienen un objetivo más bien funcional. De hecho, las ventajas de su utilización son muy numerosas:

  1. Un toldo te permite crear un ambiente exterior más agradable para así poder disfrutar más de las zonas ajardinadas o terrazas.
  2. Con un toldo puedes regular la temperatura del interior de la vivienda y evitar el calor excesivo y los rayos de sol directos.
  3. Los toldos también protegen los muebles, tanto de exterior como de interior, que pueden verse deteriorados por la acción del sol.
  4. Aportan intimidad en zonas exteriores que den a una comunidad de vecinos o la calle. Lo mismo ocurre con las ventanas, sobre todo cuando las queremos tener abiertas.
  5. Por supuesto, la variedad de modelos y diseños diferentes que podemos encontrar le dan un toque personal a nuestra casa y son muy estéticos.
  6. Y lo más importante de todo: su uso supone un gran ahorro energético. De hecho, una de las recomendaciones de la OCU (1) a este respecto radica en el correcto uso de los toldos.

¿Qué tipos de toldos hay?

Cuando vayamos a elegir el toldo que más satisface nuestras necesidades, es importante que conozcamos los diferentes tipos entre los que podemos elegir. Aunque todos ellos ofrecen la mayoría de las ventajas que acabamos de mencionar, sus características particulares hacen que unos sean más convenientes que otros dependiendo de la ocasión. Veámoslos:

  • Toldos fijos: son los más clásicos. Se fijan a una pared y quedan abiertos constantemente. Tienen la ventaja de ofrecer más protección, pero no son demasiado versátiles.
  • Toldos con brazos articulados o retráctiles: son los más comunes por su versatilidad y funcionalidad. También se fijan a la pared, pero sus brazos articulados permiten abrirlos o cerrarlos (completa o parcialmente) según la ocasión. Los modelos más modernos incluyen un sistema motorizado para un uso más cómodo.

También podemos diferenciar tipos de toldos según su forma y su uso:

  • Toldos de capota: suelen tener forma semicurva, como si se tratase de una capota. Normalmente, se colocan sobre las ventanas pequeñas. Podemos encontrarlos tanto fijos como retráctiles.
  • Toldos de balcón: su principal característica es que, al poder fijarse en la barandilla, el toldo se puede colocar tanto en posición vertical como proyectada. Esta última posición es la que deja más visión del exterior. Además, el ajuste a la barandilla aporta seguridad y estabilidad.
  • Toldos de tipo vela: este tipo de toldos se coloca creando una especie de techo sobre las terrazas. Se ancla por distintos puntos a las paredes y cubre la superficie. Son muy estéticos, pero su principal desventaja es que son fijos, ya que no son demasiado fáciles de retirar.
  • Toldos de tipo pérgola: se caracterizan por ir apoyados en patas sobre el suelo, como si fuera una carpa. Existen diferentes tamaños y, durante los meses de inutilidad, se pueden desmontar y guardar. Su principal ventaja es que se le pueden añadir toldos laterales para crear un ambiente diferenciado.

Los toldos son un elemento que, aunque a veces es invisible, acaba por convertirse en uno de los imprescindibles en nuestra casa. (Fuente: Herrmann: 75504656/ 123rf.com)

¿Qué tamaño pueden tener los toldos?

El tema de las dimensiones de los toldos también es fundamental para que estos cumplan su principal objetivo: la protección de los rayos del sol. Por suerte, podemos encontrar toldos de tamaños muy variados, incluso existe la posibilidad de crear un toldo a medida que se ajuste a las dimensiones de la ubicación.

A excepción de los toldos de tipo vela o las pérgolas, lo más importante a la hora de elegir la medida de nuestro toldo es tener en cuenta tanto la longitud como la profundidad cuando esté abierto. Lo ideal es que el toldo cubra toda la superficie y nos permita disfrutar de la estancia, tanto exterior como interior.

¿Cuál es el mecanismo de apertura de los toldos articulados?

Otra de las cuestiones que se nos pueden plantear cuando estemos navegando entre los diferentes tipos de toldos es el mecanismo de apertura de los toldos articulados. ¿A qué nos referimos con esto? Muy sencillo: a lo que pasa con el toldo cuando lo cerramos. Pues bien, podemos encontrarnos con tres situaciones:

  • Toldos sin cofre: una vez cerrado, el toldo se enrolla en un cilindro, pero queda completamente en el exterior.
  • Toldos con semicofre: una vez cerrado, el toldo se enrolla en un cilindro que, en este caso, se encuentra protegido por una estructura. La única parte que queda visible son los brazos (y el faldón, si lo tuviera).
  • Toldos con cofre integral: una vez cerrado, el toldo se enrolla en un cilindro protegido completamente por una estructura. De esta manera, no queda ninguna de sus partes en el exterior.
www.ocu.org

“En invierno mantén las persianas enrolladas y las cortinas descorridas hasta que el sol se ponga; en verano usa toldos, persianas y cortinas para protegerte del calor”.

¿Cómo se realiza la instalación de los toldos?

Esta pregunta no tiene una respuesta única y dependerá, sobre todo, del tipo de toldo que queramos instalar. Por ejemplo, en el caso de los toldos articulados más sencillos o los de tipo pérgola, es muy posible que seamos nosotros mismos los que podamos realizar la instalación. Eso sí, siempre y cuando se nos dé bien el bricolaje.

Sin embargo, para los toldos motorizados más sofisticados o los de tipo vela, será necesaria la ayuda de un especialista. Es importante recalcar que una correcta instalación es indispensable, tanto por temas de utilidad como por cuestiones de seguridad. Se trata de artículos muy pesados que pueden resultar peligrosos si se desprenden.

¿Qué mantenimiento necesitan los toldos?

Aunque los toldos suelen tener una vida útil bastante larga, no está de más que tengamos en cuenta su mantenimiento para evitar que se deteriore más rápido de lo normal. Para ello, diferenciamos la instalación de la tela. Lo principal de la instalación es que el deslizamiento sea el adecuado.
Para ello, bastará con mantener los carriles y engranajes limpios y lubricados.

Respecto a la tela (parte que más se suele estropear), debes saber que la mayoría de los modelos cuentan con una capa protectora para impermeabilizar que aumenta su resistencia. Aun así, con el paso del tiempo y la acción del sol y la lluvia puede desgastarse. En este caso, lo mejor es ser cuidadoso de no dejarlo expuesto cuando no se esté utilizando.

Por supuesto, no hace falta señalar que siempre se puede cambiar la tela o el toldo entero cuando este se deteriore demasiado y no llegue a cumplir su función. Además, hasta que ese momento llegue o si queremos retrasarlo, existen productos que se pueden aplicar sobre la tela para aumentar su resistencia.

Un toldo te permite crear un ambiente exterior más agradable para así poder disfrutar más de las zonas ajardinadas o terrazas. (Fuente: Nalbantjan: 35228443/ 123rf.com)

Criterios de compra

Bien, basta ya de teoría, pasemos a la práctica. ¿En qué debo fijarme cuando vaya a comprar un toldo para elegir el más adecuado para mí? La respuesta es de lo más sencilla: en los principales criterios de compra. A continuación te los mostramos y te damos las principales claves para hacer de tu elección todo un acierto.

Tipo de toldo y ubicación

Como no podía ser de otra manera, el primer factor que tendremos en cuenta en el momento de elegir nuestro futuro toldo es la ubicación. Como hemos visto anteriormente, cada uno de los tipos cuenta con unas características específicas que lo hacen más adecuado para las diferentes ubicaciones que podemos necesitar. Lo resumimos en la siguiente tabla:

Tipo de toldo Ubicación ideal ¿Por qué?
Toldos de capota Ventanas pequeñas o puertas Suelen tener un tamaño reducido y, por norma general, son fijos.
Todos de balcón Balcones de diferentes tamaños. Son muy versátiles por su doble posición: la vertical aporta intimidad y la proyectada permite tener una mayor visibilidad.
Toldos de tipo vela Terrazas exteriores y de grandes dimensiones. Tienen un tamaño mayor y permiten cubrir una superficie grande, además de quedar de lo más estético.
Toldos de tipo pérgola Terrazas exteriores y de grandes dimensiones. Tienen un tamaño mayor y permiten cubrir una superficie grande, además de quedar de lo más estético.

Además, a excepción de los de capota, también tendremos que tener en cuenta la movilidad de los toldos. Aunque en algunos casos el hecho de que sea fijo puede suponer una ventaja, lo normal es que escojamos siempre uno articulado. Estos últimos nos ofrecen la libertad de abrirlos o cerrarlos según lo necesitemos.

Dimensiones y ángulo de inclinación

En segundo lugar, muy relacionado también con el primer criterio, encontramos las dimensiones y el ángulo de inclinación. Recuerda que elegir el tamaño correcto de nuestro toldo es fundamental para que este pueda cumplir su función y nos resulte útil de verdad. Además, con la posibilidad de hacer uno a medida, esta cuestión nunca será un problema.

Si hablamos de inclinación la cosa cambia. Por un lado, debemos ser conscientes de que algunos de los modelos (pérgola, de tipo vela o toldos de capota) ni siquiera permiten una inclinación, es decir, son fijos. De entre los restantes, es importante fijarse en las posibilidades de inclinación que ofrecen y ver si se ajustan a nuestras necesidades y gustos.

Los toldos también protegen los muebles, tanto de exterior como de interior, que pueden verse deteriorados por la acción del sol. (Fuente: Sergeev: 36928598/ 123rf.com)

Tipo de tela o lona

Otro de los grandes factores que es importante que tengamos presente durante nuestro proceso de elección es el material de fabricación de los toldos que estemos barajando. Por norma general, solemos encontrar toldos con tejidos de poliéster o de algodón, a los que se les añade algún tipo de tratamiento. Cualquiera de estos dos materiales son beneficiosos:

Tejido Principales ventajas
Algodón Fuerte, resistente y duradero.

También resistente al agua.

Se puede lavar con facilidad.

Poliéster Muy resistente.

Aunque protege, permite que la luz solar entre a su través.

Si bien se trata de dos tejidos con una gran resistencia, lo normal es que se les añada un tratamiento que aumente todavía más la vida útil del toldo. Los tratamientos principales son:

  • Recubrimiento laminado o de vinilo: aporta una mayor resistencia al agua. Muy útil sobre todo para toldos situados en lugares con mucha lluvia.
  • Recubrimiento acrílico: también es resistente al agua, pero su principal característica es que aumenta la durabilidad del color del tejido, haciendo que este parezca nuevo por más tiempo.

Otras características funcionales

Por último, cuando ya tengamos nuestro toldo ideal en lo que a practicidad se refiere, podremos pasar a pensar en la funcionalidad. En este caso, nos referimos a diferentes características que hacen que el uso del toldo sea más funcional, cómodo y sencillo. Aunque existen muchos, los más demandados suelen ser:

  • Sistema motorizado: con un control manual o automático con el que abrir y cerrar el toldo será pan comido. Además, los más modernos permiten configurar un horario o incluso hacerlo con una aplicación móvil sin que ni siquiera haga falta estar en casa.
  • Sensor de clima: diseñado para detectar el viento, la lluvia y el sol y abrir o cerrar el toldo en función de estos parámetros. Además de ser muy útil para nosotros, también aumenta la vida útil del toldo.
www.bricoblog.euTítulo

“Los toldos traen de fábrica una película protectora que los hace impermeables. Sin embargo, con el paso del tiempo, esta protección se va perdiendo debido principalmente al efecto de la fuerte acción del sol”.

Resumen

Aunque no lo creamos, tener un toldo es todo un lujo. Gracias a los toldos, nuestros jardines, terrazas y balcones se convierten en lugares más agradables en los que pasar el rato. Además, si los colocamos en las ventanas, también contribuyen a nuestro confort dentro de casa. Y, por si fuera poco, nos ayudan a ahorrar energía (de hecho, mucha más de la que pensamos).

Ahora, pensándolo detenidamente, ¿a que has cambiado de idea? Normal. Como tú, cada vez más personas están interesadas en disfrutar de todas las ventajas y comodidades que puede aportar un toldo en casa. Y con los modelos más modernos, muy fáciles y cómodos de utilizar, todavía más. ¿Todavía te queda alguna duda?

Si te ha parecido útil nuestra guía sobre toldos, compártela en redes sociales para que los demás también disfruten de ella y déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Sukpaiboonwat: 82316909/ 123rf.com)

Referencias (1)

1. OCU (2020). Cómo ahorrar energía. [online] www.ocu.org.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.
Artículo sobre: ''¿Cómo ahorrar energía?''
OCU (2020). Cómo ahorrar energía. [online] www.ocu.org.
Ir a la fuente