Niñita sobre torre de aprendizaje en la cocina
Última actualización: 26/07/2022

Nuestro método

31Productos analizados

62Horas invertidas

12Artículos evaluados

114Opiniones de usuarios

Una torre de aprendizaje es un pequeño taburete portátil que puede utilizarse para ayudar a los niños a llegar al lavabo o al inodoro. También es ideal para ayudarles a lavarse los dientes y las manos. Las torres de aprendizaje están disponibles en muchos estilos y colores diferentes, y vienen con uno o más escalones, según las necesidades de tu hijo.

Por otro lado, la torre puede servirle a tu pequeño si quiere ayudarte en la cocina o con alguna tarea que se hace sobre una mesada. Este artefacto ayuda a los niños a sentirse más independientes cuando quieren realizar tareas, ya que se suben sin necesidad de que alguien les sujete.




Las mejores torres de aprendizaje del mercado: nuestras recomendaciones

La mejor torre de aprendizaje más adaptable

Gracias a su sistema "safe step", que consiste en una plataforma extraíble sin necesidad de utilizar tornillos, esta torre de aprendizaje logra adaptarse a la altura del niño mientras va creciendo.

Por otro lado, su diseño está inspirado en los principios Montessori y sus bordes redondeados dan mayor seguridad a que el pequeño no se hará daño. Asimismo, el material está tratado con productos al agua, por lo que no es tóxico.

La mejor torre de aprendizaje más duradera

Esta torre de aprendizaje está hecha con materiales de bambú natural, por lo que tiene una vida útil superior a las torres plásticas, por ejemplo. Adicionalmente, su altura permite utilizarlo tanto en la cocina como en el baño, para dar al pequeño mayor confianza e independencia.

En cuanto a su capacidad, logra soportar hasta 68 kilogramos en su plataforma. Asimismo, su diseño con rieles en todos sus lados permite que el niño se sujete por sí solo. También tiene silicona antideslizante en sus bases, que evita posibles accidentes.

La mejor torre de aprendizaje 2 en 1

Esta torre de aprendizaje es una opción particular porque puede utilizarse como torre, o gracias a sus ganchos laterales, adaptarse a escritorio. Además, por el frente tiene una pizarra magnética para que el pequeño dibuje allí.

Respecto a su peso, es adecuado para que incluso tu pequeño lo mueva y adapte, sin dejar de ser estable y fiable para subir sobre él. Por otra parte, su presentación incluye las piezas numeradas para un fácil armado.

La mejor torre de aprendizaje de fácil limpieza

Esta torre de aprendizaje destaca por su superficie, que recubierta con pintura ecológica, no se daña si se derrama algún líquido sobre ella. Por este motivo es que es fácil de limpiar y resistente al moho u hongos por humedad.

En cuanto a sus dimensiones, la altura tiene tres niveles que se utilizan de acuerdo a la edad y estatura del pequeño. Además, soporta hasta 100 kilogramos y puede utilizarse por niños de 1 a 5 años.

La mejor torre de aprendizaje multiuso

Esta torre de aprendizaje se caracteriza principalmente por sus materiales. Está fabricada en madera de pino, por lo que es muy resistente y estable. Adicionalmente, se puede utilizar tanto en la cocina y baño, como en el garaje o para otras actividades.

Por otra parte, está fabricada siguiendo requisitos de seguridad, y su barniz da garantías de que el pequeño puede comer sobre ella sin ningún riesgo a su salud.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre las torres de aprendizaje

Pequeñita con su madre en la cocina

Las torres de aprendizaje dan mayor autonomía a los pequeños, lo que logra mejorar su autoestima. (Fuente: Halfpoint/ 123rf)

¿Quién debe utilizar una torre de aprendizaje?

Una torre de aprendizaje es una gran opción para los padres que quieren dar a su hijo independencia en la cocina o el baño. Gracias a que cuenta con escalones, los pequeños pueden lograr una altura adecuada para lavarse los dientes o ayudarte en la cocina sin que tengas que sujetarlo.

También es perfecta para niños con necesidades especiales, como el autismo o el síndrome de Down. Las torres de aprendizaje están diseñadas para que las utilicen niños de todas las edades y tamaños, así que pueden crecer junto con tu hijo y darle confianza en su independencia.

¿Qué tipos de torres de aprendizaje hay?

Hay dos tipos principales de torres de aprendizaje. La primera es una torre independiente que puede moverse por el hogar y colocarse en diferentes lugares según sea necesario. Estas torres tienen patas y ruedas en la parte inferior, lo que facilita su traslado de un lugar a otro sin necesidad de que alguien las sujete mientras lo haces. Además, tienen barandas al frente y los laterales para que el pequeño se sienta más seguro en un principio.

El segundo tipo de torre de aprendizaje tiene una pieza que asemeja a una escalera. Cuenta con dos o más escalones, por los cuales el niño puede alcanzar la altura que necesite. Por el contrario al primer tipo, estas no tienen barandas, por lo que están más enfocadas a niños que ya logran mantener el equilibrio y no necesitan un soporte extra.

¿En qué debo fijarme al comprar una torre de aprendizaje?

Lo primero que debes tener en cuenta es el peso de la torre. Si es demasiado pesada, tu hijo no podrá moverla con facilidad y puede incluso hacerse daño al intentarlo. También debes buscar una torre de aprendizaje que tenga pies o almohadillas antideslizantes en las patas, ya que esto ayuda a evitar que se produzcan accidentes cuando tu hijo intente ponerse de pie mientras utiliza su nuevo juguete.

Por último, asegúrate de que no haya bordes afilados en ninguna parte del producto, puesto que pueden causar lesiones si entran en contacto con la piel o la ropa durante su uso. Además, esto puede generar miedo en el pequeño y enlentecer su proceso de aprendizaje e independencia.

¿Qué hace buena a una torre de aprendizaje?

Una buena torre de aprendizaje debe ser robusta, estable y segura. Debe tener una base ancha para evitar que se vuelque cuando tu hijo suba o baje las escaleras. Los peldaños también deben ser seguros para que no se deslicen por debajo de tu pequeño mientras los sube.

Por otro lado, debe tener elementos de seguridad, como barandillas para un mayor apoyo y peldaños antideslizantes en cada escalón para una mayor tracción. Asimismo, la altura de su primer escalón debe ser adecuada de acuerdo a la estatura de tu hijo, para que llegue a él sin tu ayuda.

(Fuente de la imagen destacada: Olesiabilkei/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones