Triciclo evolutivo
Última actualización: 04/05/2020

Nuestro método

15Productos analizados

16Horas invertidas

12Artículos evaluados

93Opiniones de usuarios

Los niños suelen dar sus primeros pasos, de media, en torno a los doce meses de edad, pero el proceso de ir adquiriendo estabilidad requiere un desarrollo psicomotor complejo. Pediatras, especialistas en medicina deportiva y expertos en educación física coinciden en que «resulta imprescindible que los niños salten, trepen y se muevan para que crezcan bien» (1).

Los triciclos evolutivos son ideales, pues otorgan a los pequeños «un extra de autonomía para poder desplazarse y explorar lo que les rodea» (2). Cuando montan sobre ellos o los arrastran, intervienen la fuerza, el equilibrio y la movilidad. Y lo mejor es que los triciclos evolutivos se adaptan a sus necesidades desde que son muy pequeños y van evolucionando con ellos.



Lo más importante

  • Los triciclos evolutivos son aptos para niños entre los diez meses y cinco años de edad, en función del modelo.
  • Resultan estupendos para estimular el desarrollo de la musculatura, del sistema cardiovascular y del sistema respiratorio de los pequeños.
  • Al comprar un triciclo evolutivo, te recomendamos que tengas en cuenta la seguridad, la conducción y la estructura del vehículo. Profundizaremos más en estos criterios de compra en el último apartado.

Los mejores triciclos evolutivos: nuestros favoritos

Los triciclos evolutivos son una mezcla entre un triciclo para bebés, un triciclo clásico para niños de corta edad y un cochecito, pero tienen sus propias particularidades y funciones. Dado que la oferta disponible en el mercado es enorme y varía mucho en lo que respecta a características y costes, aquí te presentamos cinco opciones con buena relación calidad-precio.

El triciclo evolutivo más resistente

Este triciclo de la marca Boppi está indicado para niños de 9 a 36 meses. Su estructura tubular es de metal, pero todas las partes «sensibles» están acolchadas para que los pequeños no puedan hacerse daño.

Es un vehículo con cuatro fases que van desde el control total por parte de los padres hasta la autonomía de los niños. Asimismo, cuenta con sombrilla para proteger a los pequeños de la radiación.

Un triciclo evolutivo fácil de transportar

La marca Homcom nos presenta un triciclo plegable diseñado para niños mayores de 18 meses. Su estructura de metal es estable y sólida, y ofrece acabados de calidad tanto en telas como en partes plásticas.

Cuenta con dos cinturones de seguridad y barra de protección extraíble. La capota plegable y desmontable protege a los pequeños de los rayos UV. Puede soportar un peso máximo de 25 kilos.

El triciclo evolutivo con bloqueo de propulsión

El triciclo evolutivo Aston, de Kinderkraft, está pensado para niños entre los 9 meses y los 5 años de edad. Cuenta con arnés de cinco puntos y cinturón adicional que mantienen al niño sujeto en una posición cómoda.

Además, ofrece bloqueo de propulsión: los pedales de la rueda delantera pueden accionar la bici o simplemente girar. Basta con ajustar correctamente el bloqueo. Soporta hasta 25 kilos.

Un triciclo evolutivo galardonado con el premio de Tillywig al producto favorito de los progenitores

QPlay es una marca reconocida por la calidad de sus productos. En esta ocasión, nos presenta su triciclo evolutivo, apto para niños entre los 10 y los 36 meses. Puede plegarse para su transporte en 15 segundos.

Cuenta con capota desmontable con protección UV, asiento reclinable, volquete, asiento transpirable, barra de seguridad y cinturón con cinco puntos de anclaje. Admite un peso máximo de 25 kilos.

El triciclo evolutivo 7 en 1

Esta opción de Besrey acompaña a los pequeños desde los 6 meses hasta los 6 años. El asiento se puede girar 180 grados y tiene respaldo reclinable para que los bebés puedan recostarse y dormir si lo desean.

Cuenta con cinturón de seguridad con anclaje en cinco puntos. Su marco de metal y el sillín acolchado soportan un peso máximo de 50 kilos y tiene certificado de seguridad EN-71.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre triciclos evolutivos

Seamos honestos: nadie piensa en triciclos evolutivos hasta que toca comprar uno y nos vemos en la obligación de ponernos a estudiar sobre este producto a toda prisa. Es normal, no eres la única persona a quien le ha pasado. Te hemos hecho los deberes y en este apartado respondemos a las dudas más frecuentes entre los consumidores:

bebé en su triciclo

Los triciclos evolutivos son aptos para niños entre los diez meses y cinco años de edad, en función del modelo. (Fuente: Schmidt: 102657705/ 123rf.com)

¿Qué es un triciclo evolutivo?

Como te comentábamos, este tipo de triciclos son una mezcla entre triciclos comunes y sillas de paseo. Lo cierto es que son muy completos y se adaptan a las necesidades de bebés y niños en sus distintas etapas de crecimiento y desarrollo, con lo que no tendrás que adquirir un nuevo producto cada pocos meses. Reducen el consumismo y se amortizan en poco tiempo.

Los triciclos evolutivos modernos distan mucho de los modelos más arcaicos, que consistían básicamente en un triciclo clásico con manillar para los padres. Cada vez se enfocan más hacia la comodidad de mayores y pequeños, constan de cinturón de seguridad, reposapiés o incluso capota para proteger a los niños del sol. La palabra que mejor los describe es «versatilidad».

¿Qué tipos existen?

Aunque a simple vista todo los triciclos evolutivos puedan resultar muy similares, hay distintos tipos. Los padres tienen multitud de opciones a su alcance, unas más sencillas y otras más completas. Por supuesto, todo esto repercute en el precio, pero también en el número de meses —o incluso de años— durante los que tu pequeño podrá disfrutar de su vehículo:

  • Triciclos evolutivos con asiento y manillar regulable: Son la opción más simple, pero también evolucionan con el pequeño en función de su edad, tamaño y peso. La mayoría pueden usarse a partir del primer año de vida y pueden soportar hasta unos veinticinco kilos.
  • Triciclos evolutivos convertibles a cochecito: Aquí entran principalmente las opciones de gama alta. Pueden usarse desde que el niño tiene pocos meses y son aptos hasta que el pequeño tiene unos cinco años. Normalmente ofrecen espacio de almacenamiento: bolsas, bandejas o cestas.
foco

¿Sabías que los triciclos no siempre han sido un divertimento infantil? El origen de este vehículo de tres ruedas es una historia de superación. Se cree que fue inventado en el siglo XVII por un relojero alemán parapléjico.

¿Qué beneficios aporta un triciclo evolutivo a los niños?

Más allá de las ventajas evidentes que los triciclos evolutivos tienen para los padres —son versátiles, se amortizan en poco tiempo, se adaptan al niño, incluyen multitud de accesorios, ofrecen mucha seguridad, etcétera—, estos vehículos también son estupendos para los pequeños. Entre los aportes que ofrecen a los niños, destacaríamos:

  1. Ayudan a fortalecer la musculatura de los pequeños
  2. Son beneficiosos para el sistema cardiovascular y para los pulmones
  3. Mejoran el equilibrio, la coordinación y las habilidades motoras
  4. Favorecen la conciencia espacial y la orientación
  5. Los niños ganan seguridad e independencia
  6. Descargan energías acumuladas, de modo que los pequeños descansan mejor

¿A partir de qué edad puede usarse un triciclo evolutivo?

Todo depende del modelo que compres. La edad mínima de uso de un triciclo evolutivo puede variar, pero la mayoría de ellos están diseñados para que empiecen a usarlos bebés de unos diez o doce meses. Hay modelos concretos aptos para pequeños de unos seis meses, que es la edad a la cual los niños pueden sentarse y mantener la postura sin hacerse daño.

Otras opciones menos versátiles —y más económicas, normalmente— están pensadas para infantes a partir de doce o dieciocho meses. En cualquier caso, nuestra recomendación es que leas detenidamente las instrucciones aportadas por el fabricante del triciclo y que, en caso de duda, consultes al pediatra del niño.

Niña comiendo fresas

Resultan estupendos para estimular el desarrollo de la musculatura, del sistema cardiovascular y del sistema respiratorio de los pequeños. (Fuente: Kraynova: 131443678/ 123rf.com)

¿Qué fases de uso tienen los triciclos evolutivos?

Aunque las fases o modos de uso de un triciclo evolutivo dependen mucho del modelo que adquiramos —hay modelos que tienen varias fases más, como el quinto que te presentamos en el primer apartado, por ejemplo—, podríamos resumir las fundamentales en la tabla que te presentamos a continuación.

Fase 1 Fase 2 Fase 3
Cochecito o silla de paseo

Controlado por los padres

Niños menores de dos años

El pequeño va en sentido contrario a la marcha para que podamos verlos en todo momento

Triciclo con control parental

Se puede activar el sistema de las ruedas y el manillar para que los niños puedan pedalear y conducir

Los padres siguen teniendo «la última palabra»

El peque puede conducir el vehículo sin ayuda

Pasa a ser un triciclo de los de toda la vida

Para niños de más de tres años

Pueden tener distintos accesorios, como claxon o volquetes

¿Qué medidas de seguridad hay que tomar?

De acuerdo con las estimaciones de la revista Pediatrics, entre los años 2012 y 2013 se produjeron accidentes relacionados con triciclos en Estados Unidos (3). No queremos preocuparte, pero no debes bajar la guardia. Los triciclos evolutivos deben tener sus propios sistemas de seguridad, como freno para las ruedas traseras, cinturón con varios anclajes o capota, por ejemplo.

Nuestro consejo es que tomes mayores precauciones una vez que los niños van siendo más independientes y menos controlables. Los expertos recomiendan que los padres «

[supervisen] a sus hijos durante el uso del triciclo, les pongan cascos y coderas» (4). No olvides que con los más pequeños toda precaución es poca.

Carlos Redondo FigueroProfesor de Pediatría en la Universidad de Cantabria y miembro de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia

“Un niño activo tendrá menos grasa, mejor funcionamiento metabólico, más rendimiento neuronal y más capacidad de aprendizaje”.

Criterios de compra

No nos cabe duda de que quieres comprar el mejor triciclo evolutivo para tu pequeño. Como has podido comprobar en este artículo, la variedad de modelos disponible actualmente en el mercado es inmensa. Somos conscientes de que tomar la decisión acertada puede ser complicado: estos son los criterios que debes tener en cuenta para no equivocarte con tu adquisición.

La calidad la determina en buena medida la estructura del triciclo

Empecemos por el principio: queremos comprar un triciclo evolutivo y esperamos que nuestro niño pueda usarlo durante varios años, ¡en eso consiste un producto evolutivo! En tal caso, la calidad del vehículo que adquiramos es primordial y la estructura del triciclo debe estar preparada para durar y durar. Ya sabes que los pequeños son como terremotos.

Los materiales más resistentes disponibles actualmente en el mercado son el hierro, el aluminio y ciertos tipos de plástico, como el ABS. Aunque pueda darte miedo a priori, nuestra recomendación es que adquieras un producto con bastidor metálico. No te preocupes: las partes con las que el pequeño podría hacerse daño estarán debidamente forradas para que esto no ocurra.

Madre con su hija

Los triciclos evolutivos están pensados para que puedan conducirlos tanto los padres como los pequeños, e incluso ambos, dependiendo de sus distintas fases de uso. (Fuente: Julief514: 31505220/ 123rf.com)

Conducción y maniobrabilidad

Los triciclos evolutivos están pensados para que puedan conducirlos tanto los padres como los pequeños, e incluso ambos, dependiendo de sus distintas fases de uso. Para empezar, debe resultarte tan práctico como una silla de paseo: con una dirección suave para que sea posible llevarlo con naturalidad por la calle y sacarlo a hacer recados cómodamente, por ejemplo.

Una vez que el niño sea capaz de llevarlo solo —o con una mínima ayuda de sus padres—, el triciclo evolutivo debe garantizarnos estabilidad. Cuando los peques empiezan a sentirse independientes, pueden ser bastante temerarios. Por este motivo, el manillar delantero no debe permitir giros bruscos que pudieran provocar vuelcos o accidentes.

Cuando hablamos de niños, la seguridad es lo primero

No nos cansaremos de insistir en lo importante que es la seguridad cuando hablamos de vehículos para los más pequeños. Entre los elementos de los que no puedes prescindir está el freno de las ruedas traseras, que te permitirá parar el triciclo siempre que sea necesario —por ejemplo, si el pequeño piloto se emociona demasiado—.

Los cinturones en formato de arnés tampoco son opcionales. No escatimes en sujeción: cinco anclajes es mejor que tres. Aunque la estructura del triciclo pueda ser metálica, no pases por alto el acolchado de todas las partes que puedan estar al alcance del pequeño, sobre todo de su delicada barbilla. Presta especial atención a la barra protectora de la etapa inicial.

Niña viendo a la cámara

Hoy en día, los fabricantes no escatiman en la comodidad de los más pequeños ni de sus padres. Muchos incorporan asientos acolchados y transpirables. (Fuente: Schmidt: 102340234/ 123rf.com)

Los complementos no son indispensables, ¡pero se agradecen!

Los triciclos evolutivos más económicos ofrecen menos complementos que los más caros, esta norma se suele cumplir. Ten presente que más extras no implica necesariamente que el vehículo sea de mejor calidad. La decisión sobre qué complementos son necesarios y cuáles no, te corresponde solo a ti. Entre los añadidos más frecuentes están:

  • Bolsas, bandejas o volquetes: Hay modelos que incluyen bolsas en el manillar para los padres, bandejas para que los niños lleven sus pertenencias e incluso volquetes, especialmente prácticos y divertidos en las últimas fases de uso.
  • Capota o sombrilla: Muy importante para proteger al niño de la radiación y del calor. Normalmente pueden quitarse o ponerse en función de las necesidades del momento.
  • Reposapiés: Contribuyen a que el pequeño esté más cómodo cuando sus pies todavía no llegan a los pedales. También hay triciclos que incluyen un patinete en la parte de atrás para que los hermanos mayores también puedan montar en el triciclo.
  • Sonidos y luces: Hay opciones que incluyen estímulos de sonidos y luces, o incluso un panel interactivo, para que el bebé se divierta en las primeras fases de uso del triciclo evolutivo.

Comodidad para el peque

Los triciclos evolutivos modernos no tienen nada en común con los triciclos de antaño, esos trastos duros e incómodos. Hoy en día, los fabricantes no escatiman en la comodidad de los más pequeños ni de sus padres. Muchos incorporan asientos acolchados y transpirables, respaldos ergonómicos o manillares regulables, tanto para los adultos como para los niños.

Tampoco se pasa por alto la comodidad de los niños demasiado pequeños como para alcanzar los pedales y se incluyen reposapiés que se pueden extraer cuando los bebés crecen. El transporte de los triciclos evolutivos también es práctico para los padres, pues hay muchos modelos que se pliegan en apenas segundos y que pesan menos de diez kilos.

Estación de otoño

Los triciclos evolutivos son ideales, pues otorgan a los pequeños «un extra de autonomía para poder desplazarse y explorar lo que les rodea» (Fuente: Schmidt: 129325461/ 123rf.com)

Resumen

Los triciclos evolutivos van adaptándose a las necesidades cambiantes de los más pequeños. Muchos de ellos pueden usarse incluso antes de que los pequeños cumplan un año y les pueden durar hasta los cinco años o más, en función del tamaño de la criatura. No cabe duda de que no solo son prácticos y versátiles, sino que además cuidan el bolsillo de los papás.

Aunque tienen mucho en común con un triciclo convencional y con un cochecito de bebé, no son exactamente una mezcla de ambos, sino que incorporan detalles que los hacen únicos. No solo son prácticos para los padres, sino que resultan muy divertidos para los peques y son un acompañamiento estupendo durante su desarrollo.

Y tú, ¿estás pensando en comprar o en regalar un triciclo evolutivo? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir esta guía en caso de que te haya resultado útil.

(Fuente de la imagen destacada: Schmidt: 102281115/ 123rf.com)

Referencias (4)

1. Mayte Rius (2011): «Ejercicio para crecer», en La Vanguardia.
Fuente

2. Amparo Luque (2018): «Correpasillos, andadores y triciclos», en Webconsultas. Revista de salud y bienestar.
Fuente

3. CNN (2015): «Los niños en triciclo deben usar casco, dicen expertos», en CNN.
Fuente

4. Redacción QUO (2015): «¿Deberían llevar cascos los niños para usar el triciclo?», en Quo.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Traductora y redactora de textos
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.
Artículo informativo
Mayte Rius (2011): «Ejercicio para crecer», en La Vanguardia.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Amparo Luque (2018): «Correpasillos, andadores y triciclos», en Webconsultas. Revista de salud y bienestar.
Ir a la fuente
Artículo informativo
CNN (2015): «Los niños en triciclo deben usar casco, dicen expertos», en CNN.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Redacción QUO (2015): «¿Deberían llevar cascos los niños para usar el triciclo?», en Quo.
Ir a la fuente