tronas evolutivas
Última actualización: 16/02/2020

Nuestro método

22Productos analizados

18Horas invertidas

12Artículos evaluados

85Opiniones de usuarios

¡Qué emocionante es el día en que nuestros peques aprenden a sentarse! Y, ¿qué decir del momento en el que los dejas por primera vez en su trona y ellos juegan a dar golpecitos sobre la mesa? Ya empiezan a ser un poco más independientes. Les das sus primeras papillas y ellos no paran de reír y festejar el descubrimiento de nuevos sabores. ¡Si pudieras detener el tiempo!

Las manecillas del reloj no pararán de girar, pero puedes conservar –y no solo como un recuerdo- aquella sillita de bebé en la que alguna vez diste de comer a tu hijo o en la que, quizá, aprendió a beber por sí sólo. Con una trona evolutiva que “crece” con tu pequeño, ya no tendrás que apresurarte a sacar de tu salón a ese comedor infantil que tanto deseas conservar.




Lo más importante

  • Una trona evolutiva puede acompañar a tu hijo desde los 6 meses hasta, aproximadamente, los 10 años de edad. Pero, recuerda elegir una silla fabricada con materiales seguros y duraderos. Asimismo, con el paso del tiempo, asegúrate de que esta se encuentra en buen estado y toma siempre las medidas de prevención oportunas (frente a caídas y vuelcos).
  • Como las tronas evolutivas traen asientos ajustables, cerciórate de que la silla que elijas tenga buenos sistemas de sujeción (ojalá con tornillos) y, también, de que cuente con arnés de seguridad de 3 o más puntos –que sujeten adecuadamente a tu hijo-. ¡Escoge una trona evolutiva con la que tu peque corra menos riesgos, aunque te cueste un poco más!
  • Además de leer los comentarios de otros compradores, a la hora de elegir una trona evolutiva para tu niño, ten en cuenta criterios de compra como: ¿Qué dimensiones tiene?, ¿puede plegarse?, ¿realmente admite diferentes alturas?, ¿es fácil de limpiar (analiza sus materiales de fabricación)?, y, preferiblemente, busca un diseño cómodo y agradable para tu hijo.

Las mejores tronas evolutivas del mercado: nuestras favoritas

La variedad es casi abrumadora. Distintos colores, diseños y tamaños de tronas evolutivas inundan el mercado. Sabemos que no es fácil elegir la mejor trona para tu peque, la que más se ajusta a vuestras necesidades y realidad particular. Pero queremos ayudarte en esta tarea y, por eso, te presentamos a continuación tres de las mejores tronas evolutivas que encontramos.

La mejor trona evolutiva multiusos

Esta trona evolutiva es bastante completa. Cuenta con 5 posiciones para el respaldo reclinable, un reposapiés (también con distintas posiciones) y un asiento que se puede ajustar a 7 alturas diferentes.

Al ser plegable resulta fácil de transportar y guardar. La limpieza es sencilla y rápida, pues la mesa y la bandeja son de plástico. Es muy cómoda y apta para recién nacidos y niños (hasta los 15 kg).

La trona evolutiva mejor valorada

Esta trona evolutiva de madera es apta para niños desde los 6 meses hasta, aproximadamente, los 8 años. Cuenta con arnés de seguridad de 3 puntos (pueden retirarse para niños mayores) y cojín acolchado.

El asiento y el reposapiés se ajustan a la altura del niño. Es fácil cambiar la trona de una posición a otra. Quitando la barra de seguridad, el arnés y la bandeja, esta se convierte en una silla.

La trona evolutiva más completa

Esta trona evolutiva viene en diferentes motivos: elefante, tigre, ave, entre otros. Puede reclinarse en 4 posiciones diferentes y cuenta con 8 alturas distintas. También tiene reposapiés ajustable.

La trona es plegable y tiene 4 ruedas. Cuenta con doble bandeja extraíble. El respaldo es ajustable en altura y anchura (hasta los 8 cm). Es ideal para niños entre los 0 meses y los 3 años de edad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las tronas evolutivas

El conocer a fondo un artículo te puede permitir prevenir todo tipo de incidentes en torno a aquello que adquieres en el mercado. Las tronas evolutivas no son la excepción. Es indispensable conocer los distintos detalles sobre estas sillitas altas y seguras para niños que te facilitarán su uso y te ayudarán a prevenir caídas y vuelcos, entre otros tipos de accidentes.

Una trona evolutiva puede acompañar a tu hijo desde los 6 meses hasta, aproximadamente, los 10 años de edad. (Fuente: Syaidi: 95622080/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una trona evolutiva?

Como bien sabrás, una trona es una silla alta, independiente, en la que se sienta a un niño, generalmente, para darle de comer de manera segura y cómoda. Las tronas suelen tener la altura de una mesa de comedor, de modo que cada pequeño puede –si se quiere- compartir junto a toda la familia los momentos de alimentación, siendo “uno más” de los comensales.

Pero, debido al rápido aumento de peso y tamaño de los niños, el tiempo que se suelen usar las tronas convencionales es relativamente corto comparado con los años de infancia. Por eso, los fabricantes de artículos para niños se pusieron en la tarea de diseñar una sillita que “creciera” con los peques y les acompañará por muchos años. ¡Así nacen las tronas evolutivas!

¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre una trona convencional y una trona evolutiva?

Una trona puede facilitarte la tarea de darle de comer a tus hijos sus primeras papillas, por ejemplo. También puedes utilizarla para que tus peques empiecen a usar sus cubiertos y aprendan a comer por sí mismos. Pero, si aún no te decides por una trona evolutiva o por una convencional, la siguiente lista de diferencias y coincidencias puede ayudarte a hacer tu elección.

Similitudes Diferencias (Tronas evolutivas)
Te permiten dar de comer a tus hijos de forma cómoda, tanto de pie como sentado. Pueden transformarse a medida que el niño crece.
La mayoría cuenta con bandejas ajustables y extraíbles, lo que facilita su limpieza.

Pueden adaptarse para ser utilizadas por bebés

Para mecerse o dormir y por niños más grandes –

Para sentarse cómodamente o estudiar.

Ambas pueden tener ruedas para aligerar su traslado. Te permiten poner la silla a diferentes alturas según la estatura de tu hijo.
Algunas son plegables, lo que facilita su almacenamiento. En algunas tienes la posibilidad de ajustar la altura y anchura del respaldo según el peso y contextura del niño.
Puedes adaptarles cojines o diversos accesorios para hacerlas más cómodas y agradables. Cuentan con reposapiés y arnés extraíbles y ajustables.

¿Qué recomendaciones debo seguir al momento de elegir una trona evolutiva?

Cuando vayas a escoger una trona evolutiva para tus peques, bien sea nueva o de segunda mano, es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos (1).

  1. Cerciórate de que la trona no sea demasiado alta, así puedes prevenir más las lesiones por caídas.
  2. Opta por una trona evolutiva sin ruedas; pero, si las tiene, mejor que sea solo en dos de sus patas -o revisa que las ruedas tienen frenos-.
  3. Elige tronas con bases de sustentación (superficie que abarcan las patas) anchas, más grandes que las partes superiores de la silla; así minimizas el riesgo de vuelco.
  4. Verifica el buen estado de las patas, los forros, entre otros.
  5. Busca materiales de fabricación seguros que permitan una limpieza frecuente y profunda.
  6. Fíjate en que las bases sean antideslizantes.
  7. Selecciona sistemas de sujeción con arnés de 5 puntos (hombros, cintura y entrepierna) o, mínimamente, de 3 puntos (cintura y entrepierna). Los pasadores deben ser seguros y fáciles de manejar para los adultos (pero no para los niños).
  8. Si se trata de sillas plegables, corrobora que cuentan con mecanismos seguros para evitar su colapso.
  9. En cuanto al diseño de la trona evolutiva y a sus partes ajustables o abatibles, es indispensable que revises que no tienen bordes afilados, piezas que puedan desprenderse o espacios en los que puedan quedar atrapados los dedos del niño.

Como las tronas evolutivas traen asientos ajustables, cerciórate de que la silla que elijas tenga buenos sistemas de sujeción (ojalá con tornillos) y, también, de que cuente con arnés de seguridad de 3 o más puntos –que sujeten adecuadamente a tu hijo-. (Fuente: Famveldman: 58671226/ 123rf.com)

¿Qué precauciones debo tener al ubicar y utilizar la trona evolutiva?

Es importante, además de elegir una trona evolutiva segura, que tomes ciertas precauciones a la hora de ubicarla en algún lugar de casa y en el momento de sentar a tu peque (2).

  • La trona puede volcarse si tu hijo se impulsa con los pies apoyándose sobre alguna superficie vertical. Por tanto, es mejor ubicar la trona lejos de puertas y ventanas (a una distancia superior a 90 cm).
  • Apoya la trona sobre una superficie firme y plana.
  • Si las bases no son antideslizantes o si el suelo es resbaladizo, deberías apoyar la trona en una superficie antideslizante.
  • Sujeta siempre con el arnés (y de manera correcta) a tu hijo, aunque pienses dejarlo en la trona por corto tiempo.
  • Los niños deben estar siempre sentados correctamente y bajo la supervisión de un adulto.
  • Nunca dejes solo a tu peque en la trona evolutiva.
  • No permitas que el niño se pare en la sillita o realice juegos bruscos con ella.
  • Evita que los niños mayores se suban a jugar en la trona evolutiva.
  • En tronas plegables, mantén al pequeño alejado mientras la pliegas para evitar accidentes.
  • Al ajustar la altura o dimensiones de la trona, cerciórate varias veces de que haya quedado completamente fija en su nueva posición.
  • En tronas con ruedas, recuerda bloquear siempre el sistema de rodado para evitar desplazamientos.
  • Mantén la trona lejos de electrodomésticos, persianas, tomacorrientes, sustancias tóxicas, bebidas calientes, entre otros.
  • No ubiques la silla cerca de la cocina, el baño, los balcones, las escaleras o las puertas.
  • Aleja los objetos atractivos, cortopunzantes –o que supongan un peligro para tu hijo- del campo visual del niño, para que en su intento por cogerlos no se produzca una caída.
  • Si utilizas la trona junto a la mesa del comedor, recuerda siempre quitar el mantel.

Criterios de compra

Ya tienes claro que llegó el momento de comprar una trona evolutiva para tu pequeño, pero, ¿cuál de todas elegir? Entendemos que, ante una oferta tan amplia y variada, no es fácil elegir la mejor para tu peque. Así que, hemos decidido ayudarte con algunos criterios que te permitirán hacerte una idea de cómo sería la trona evolutiva ideal para tu hijo. ¡Tenlos en cuenta!

Seguridad y comodidad

Es indispensable que le des el primer lugar a la seguridad y comodidad de tu pequeño en su trona evolutiva. Por eso, te aconsejamos que mires si la sillita tiene posibilidad de reclinarse, si cuenta con bandeja regulable o sobrebandeja, si tiene reposapiés y arnés de sujeción de tres o más puntos, si el asiento y el respaldo cuentan con cojines acolchados, entre otros.

El conocer a fondo un artículo te puede permitir prevenir todo tipo de incidentes en torno a aquello que adquieres en el mercado. (Fuente: Deriabina: 100136359/ 123rf.com)

Dimensiones y posibilidad de plegarse

La mayoría de tronas evolutivas tienen bases anchas; unas más que otras, ¡claro! La razón estriba en que estas le dan mayor estabilidad a la trona, lo que evita que la sillita pueda volcarse fácilmente. Sin embargo, debes pensar en el lugar en el cual vas a ubicar tu trona evolutiva, esto te ayudará a hacerte una idea de las dimensiones que debería tener la sillita.

Asimismo, es importante que verifiques si la trona evolutiva, entre sus ventajas, incluye la posibilidad de plegarse. Esto, aunque a primera vista no lo tengas en cuenta, te puede facilitar mucho las cosas. Por ejemplo, podrás guardar la trona en un espacio reducido, cuando lo desees. Y, si además, la sillita tiene ruedas, podrás trasladarla fácilmente de un lado a otro.

¿Admite diferentes alturas?

Si vas a comprar una trona que te dicen que es evolutiva, fíjate durante cuántos años, más o menos, le servirá a tu hijo. Actualmente, las tronas evolutivas pueden llegar a convertirse en sillas convencionales para niños de 9 o 10 años. ¿Realmente eso es lo que buscas? O, ¿quizá te serviría más una trona muy cómoda y con variedad de posiciones y alturas para tu bebé?

Recuerda que no tienes que comprar todo lo que te ofrece el mercado.

Piensa en cuáles son tus verdaderas necesidades y en la utilidad que pueden tener las cosas que deseas adquirir. Así, no te llenarás de artículos para tus hijos que rara vez usarán. Pero, si definitivamente quieres una trona que pueda acompañarte por muchos años, una trona evolutiva es la mejor opción.

Cerciórate de que la trona no sea demasiado alta, así puedes prevenir más las lesiones por caídas. (Fuente: Pokrovsky: 131576305/ 123rf.com)

Facilidad de limpieza

Siempre debemos pensar en cómo vamos a mantener limpia la trona evolutiva de nuestros hijos. Al tratarse, entre otras cosas, de una sillita con fines de alimentación, son muchas las bacterias que pueden acumularse entre los restos de comida que no retiremos adecuadamente. Así que, no olvides ponerte en situación para verificar que podrás mantener bien aseada la trona.

En esta cuestión, es importante que te fijes en los materiales de fabricación, así como en la forma de separar las partes de la trona. Algunas bandejas, por ejemplo, admiten la posibilidad de ser lavadas en un lavavajillas. Otras, por el contrario, sólo te permiten realizar una limpieza más o menos superficial con un paño, ya que son fijas o muy difíciles de extraer.

Diseño

Nunca está de más que pensemos en los colores, texturas, motivos o, incluso, formas que más pueden agradarles a nuestros peques. Al fin y al cabo, son ellos los que estarán varias veces al día -y durante cierto tiempo- sentados en sus tronas evolutivas. Así que, además de pensar en la seguridad, ¡elige una sillita que les llame la atención y en la que se sientan bien!

Resumen

Probablemente, la mayoría de nosotros tuvimos una sillita especial para comer cuando éramos bebés. ¡Qué buenos recuerdos! Ahora, son muchas las ventajas de tener una trona evolutiva –y segura- para que tu niño empiece a incursionar en el mundo de la alimentación independiente. Eso sí, asegúrate siempre de que está bien sentado y procura no dejarlo nunca solo en la trona.

Con una trona evolutiva no tendrás que preocuparte por sacar del salón esa “pieza de museo” que ya no usas, pero que tanto te cuesta tirar. Estas sillitas-comedor para niños y niñas se van adaptando a la edad y necesidades de tus hijos. Al transformarlas y darles más usos, aumentan sus años de vida útil. Pero, ¡recuerda seguir los consejos para prevenir caídas y vuelcos!

Te invitamos a que nos acompañes en el siguiente artículo. ¡Ah! Y si te ha gustado nuestra guía de compras sobre tronas evolutivas, no olvides compartirla con tus contactos en las redes sociales y dejarnos tus comentarios. ¡Gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Yeulet: 31046872/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Mariana Hoyos Periodista
Madre de dos maravillosos hijos. Correctora de estilo, traductora y escritora de cuentos, poesías, artículos académicos -para revistas indexadas y libros científicos- y otros textos. Conferencista en temas de educación, pareja y familia. Lic. en Periodismo y Dra. en Derechos Humanos, Paz y Desarrollo Sostenible.