Última actualización: 10/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

El cuidado y bienestar de tu hijo es muy importante. Más aún, cuando buscamos que tenga lo mejor y que crezca de la mejor manera posible. Cuando se tiene un bebé siempre se necesitarán distintos accesorios que serán los que faciliten mucho más su cuidado y crecimiento. Por esta razón, hoy te vamos a presentar la trona para bebés.

Una trona para bebés es fundamental en la guía de desarrollo de un niño o niña. Dado que permite que tu bebé se vaya educando en el ámbito de la alimentación y respete los horarios de la comida más fácilmente, creando una rutina. Esto le permitirá interactuar más y mejor con el resto de la familia. Sin duda alguna, uno de los artilugios indispensables en cualquier hogar.




Lo más importante

  • Las tronas para bebés son objetos imprescindibles para el progreso en el desarrollo de tu bebé. Además, son objetos de larga vida útil.
  • Es un elemento versátil. No solo te permitirá que tu bebé esté sentado con seguridad, sino también poder jugar e interactuar con él desde una perspectiva distinta.
  • Empezar a usar una trona es un gran paso para padres y el mismo bebé. Para disfrutar de una de estas sillas, debes considerar desde la movilidad que le darás hasta los accesorios que crees necesarios para mejorar el desenvolvimiento de tu bebé.

Las mejores tronas para bebés: Nuestras recomendaciones

La correcta elección de cualquier elemento relacionado con tu bebé es importante. Y las tronas para bebés no son la excepción. Estas son capaces de influir en la relación que tendrá el niño con el ambiente que le rodea. Por ello, en esta sección, te presentamos los cuatro mejores artículos del mercado.

La mejor trona de madera evolutiva

A continuación, tenemos uno de los modelos más populares entre quienes buscan una trona evolutiva. Se trata de una trona de madera firme y consistente, de las de toda la vida. Puedes cambiarla fácilmente de una posición a otra. El fabricante la recomienda para edades desde los 6 meses a 10 años aproximadamente.

Aquí viene lo genial. Esta trona se convierte en un asiento juvenil. Simplemente quita la barra de seguridad, el arnés de tres puntos y la bandeja. También ajusta el asiento y el reposapiés según las necesidades de tu hijo. Además,gracias a su arnés de seguridad, tu hijo puede disfrutar de su comida familiar y segura.

La mejor trona multifuncional

Este maravilloso modelo nos ofrece una trona que podremos usar desde el primer día, ya que está aprobada para recién nacidos. Se trata de una pieza sutil, con siete posiciones en altura y un asiento que se reclina en cinco posiciones. Prácticamente, hasta quedar horizontal. Puede dormir la siesta justo después de terminar la comida.

Esta silla amoldable y reclinable, sigue el crecimiento del bebe de 0 a 3 años. Muy fácil de plegar y muy compacta una vez cerrada. Tiene un asiento fabricado en eco piel, de tacto muy agradable y que no provoca un exceso de transpiración en el bebé. Por otro lado, es fácil de limpiar, solo utiliza una bayeta, aunque también se puede desmontar para lavar.

La mejor trona plegable para ir de viaje

Este innovador y elegante asiento alzador es estable y seguro. Tiene un fuerte armazón interno que soporta hasta 15 kg. Está hecho de un material duradero y fácil de limpiar. Cuenta con un compartimento para guardar biberones, pañales y almohadillas antideslizantes extra-grip. Así, evita que se resbale de la silla una vez terminada la comida.

Su mayor atractivo es que se pliega y queda como un bolso compacto e incluye una cómoda correa de transporte. Al abrirlo, se despliega un asiento con tres puntos de agarre para el bebé. Es una solución efectiva para salir de casa sin ningún problema. La edad recomendada es de 6 meses a 3 años.

La mejor trona de bañera para bebe

Esta trona para bañera es versátil y transformable para el aseo del bebé de 0 a 12 meses. Se puede usar dentro de la ducha gracias a sus patas. También en la bañera quitando el asiento de la estructura y fijándola con sus ventosas. Cómodo para los padres, ya que pueden bañar al bebé sin necesidad de agacharse.

Cuenta con dos posiciones de uso. Semi tumbado (de 0 a 6 meses) y sentado (de 6 a 12 meses). Muchos padres comentan que dura más de lo previsto, hasta los 2 años de edad. El interior es suave de goma antideslizante, lo cual lo convierte en un asiento cómodo para el bebé.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las tronas para bebés

Estos asientos especiales son adecuados para pequeños entre 6 meses y 3 años. Es un producto donde los bebés van a poder aprender a comer. En consecuencia, podrán compartir agradables ratos con la familia sin tener que cogerlos en nuestros brazos. Esto también ayuda a desarrollar el sentido de independencia al bebé.

Las tronas para bebés son objetos imprescindibles para el progreso en el desarrollo de tu bebé. Además, son objetos de larga vida útil. (Fuente: Lightfieldstudios: 112274403/ 123rf)

¿Qué son las tronas para bebé?

Las sillas altas para bebés también son conocidas como sillas para comer o tronas. Son artefactos de apoyo e impulso para tu bebé en sus primeros añitos de vida. Le proporciona un lugar donde empezar a saborear sus primeras comidas y experimentar de manera cómoda y segura.

La trona es una silla ajustable, de modo que un adulto sentado pueda dar de comer al niño sin tener que inclinarse. A menudo, tiene una base ancha para aumentar su estabilidad y seguridad para el bebé. Del mismo modo, le ayuda a adaptarse a comer y sin ayuda, siempre bajo supervisión.

¿Qué ventajas ofrece una trona para bebé?

Sin lugar a dudas, una de las cosas más importantes es que no solo aprenderá cómo comer y sus rutinas gracias a las personas que le rodean, sino que también lo hará más autosuficiente. Por tanto, es una pieza integradora que será esencial para que el bebé comience a practicar nuevas habilidades. Además de interactuar con otros miembros de la casa.

Algunas tronas para bebés cuentan con diferentes espacios para colocar vasos y platos para facilitarle el proceso al pequeño. También podrán montar y desmontar la bandeja para poder ubicar al bebé en la mesa del comedor común, una vez tenga más experiencia.

  1. Seguridad: Esta es la palabra más importante, ya que no hay nada mejor que sentirse tranquilo de tener a tu bebé en un lugar cómodo y seguro.
  2. Gran tiempo de uso: Incluso se pueden heredar a los siguientes pequeños de la casa, ya que son de larga duración.
  3. Versatilidad de uso: Para comer, pintar leer, jugar y hasta para dormir (algunas).
  4. Momento familiar: La trona puede ser colocada en la mesa donde vayáis a comer hará de este momento uno familiar.
  5. Diversidad: Tanto de materiales como de accesorios.
  6. Movilidad: Gracias a que existen diferentes diseños, las pueden llevar para viajes o comidas y restaurantes. Ya que algunos no cuentan con mucho espacio en casa, muchas son plegables.
  7. Independencia: Genera en tu bebé la capacidad de ser un niño autónomo e individual.

Es un elemento versátil que no solo te permitirá que tu bebé esté sentado con seguridad, sino también poder jugar e interactuar con él desde una perspectiva distinta. (Fuente: Agsararattananont: 163124674/ 123rf)

¿Cuándo sentar a un bebé en una trona?

Las tronas son muy importantes en los primeros años de vida de nuestros hijos, sobre todo a la hora de enseñar modales. Se pueden usar cuando el pequeño es capaz de mantenerse sentado por sí solo. Les brindará mayor independencia, dándoles la oportunidad de explorar las texturas de los alimentos, trayéndoles gran satisfacción a la hora de comer.

Se recomienda sentar al bebé es entre los 6 y 9 meses de edad. En esta etapa, generalmente, su cabeza puede sostenerse y su cuerpo no se desvía hacia un lado.

Si se sientan antes de tiempo, adoptarán malas posturas. Por lo tanto, sus músculos aún no estarán listos para mantenerse sentados por periodos largos de tiempo. Mucho menos sostenerse por sí solos. Ten en cuenta que las etapas de un bebé no se deben apresurar. La observación será tu mejor amiga para saber cuándo puedes ir añadiendo componentes, como puede ser la trona.

¿Qué tipos de trona para bebés hay?

Para elegir la trona más adecuada para ti y tu bebé, es necesario tener en cuenta que no solo existe una trona, sino varias. Elegirlas va a depender de lo que busques. Si quieres algo simple u ostentoso, sencillo para armar y desarmar o incluso hasta si la quieres conservar muchos años. La mejor trona para bebé es la que se adapta a tus necesidades.

Tipo de tronas Rango de edad Plegable Reclinable Evolutiva Peso aproximado
Tronas básicas 6 meses a 3 años No No No 3-15 kg
Tronas plegables 6 meses a 3/4 años No 9-15 kg
Trona evolutiva 6 meses a 10 años No No 7-30 kg
Tronas de portátil 0 a 3 años No No 1.3-15 kg

Existen muchas tronas para bebés en el mercado, los diferentes fabricantes se han acercado mucho a las necesidades de los consumidores. Seguramente, encontrarás la más apropiada para tu bebé y el uso que dispongas.

¿Necesito una trona con muchos accesorios?

Cada vez agregan más componentes a las tronas. ¡Alucinan con la variedad! Como ya sabemos, no todos tenemos las mismas preferencias y/o necesidades. Los accesorios son interesantes, más no siempre imprescindibles. Existen complementos, como las fundas, para facilitar la limpieza de las sillas, ya que las puedes quitar y volver a poner.

Otro accesorio interesante es el cojín. Cuando compras una trona, esperas que dure mucho tiempo. Y, es cierto que, en algún momento, puedas notar que tu bebé ya tiene la edad adecuada para sentarse en la trona, pero es pequeño y tal vez la silla le quede algo grande. En esos casos, el cojín soluciona tu problema.

Empezar a usar una trona es un gran paso para padres y el mismo bebé. (Fuente: Kiselev: 9962087/ 123rf)

¿Durante cuánto tiempo se puede utilizar la trona?

No existe una edad fija para retirarle la trona a tu bebé. A esto, súmale que existen diferentes tipos de tronas. Su uso y tiempo va a depender de la que escojas. Por consiguiente, esta decisión estará sujeta al crecimiento de tu bebé y a tus propios gustos y preferencias. En general, se utiliza entre los 6 meses y los 3 años, pero tu pequeño puede ser la excepción a esta regla.

La trona básica es para utilizarla por muy poco tiempo y lograr que tu hijo tenga más autonomía. Sin embargo, si eres de las que priorizan la durabilidad y funcionalidad, te recomendamos las evolutivas. Estas te acompañarán en las mejores etapas del más pequeño de la familia.

Criterios de compra

Cuando hablamos de bebés y nuestros hijos, lo que buscamos es la mejor opción. Esto es porque esperamos aportar al incremento de sus habilidades y a su desarrollo próspero. Por lo tanto, para poder comprar la mejor trona para bebés, deberás estar al pendiente de diferentes elementos. A continuación, te comentaremos todo lo que debes saber.

¡La seguridad primero!

Empecemos por este punto que es lo primero que buscamos. Cuando vayas a comprar una trona, es muy importante que elijas un tipo y modelo que brinde toda la confianza que tú y tu bebé necesitan. Las sillas altas deben de contar con todos los mecanismos de seguridad posible, como los arneses para evitar que el bebé se caiga.

Normalmente, las marcas que están a la venta en la UE pasan unos controles de calidad severos. Así que no deberían suponer ningún problema.

  • Estabilidad: Cuando la veas montada, tiene que darte sensación de solidez. Si tiene patas, deben quedar bien firmes en el suelo sin deslizarse.
  • Diseño: Lo mejor son formas redondeadas y suaves. En cualquier caso, que no tengan aristas ni esquinas donde podría provocarse un corte.
  • Frenos: Comprueba los frenos y las presillas de plegado. Si la trona lleva ruedas, asegúrate que los tienen y que pueden bloquearse fácilmente.
  • Arnés: El asiento debe tener correas de sujeción que impidan alguna posible caída del pequeño.

Son artefactos de apoyo e impulso para tu bebé en sus primeros añitos de vida, les acompaña mientras aprenden a comer. (Fuente: Tkachuk: 165350357/ 123rf)

Materiales

Los materiales que se utilicen en la creación de una trona serán determinantes, pues de ellos dependerá el tiempo que dure. Cada una de las tronas puede tener un material distinto, pero el hierro, la madera y el plástico son los mejores. Todos durarán bastante tiempo y resistirán el peso y el uso diario de forma adecuada.

Material Peso Aguante
Metal Ligera La más resistente
Madera Tiende a ser pesada La más sólida
Plástico Muy ligera Sólida

Accesorios para poner y quitar

Muchas tronas incluyen accesorios como la mesa para comer, juguetes para tenerlos entretenidos e incluso cubiertos. Todos ellos se deben quitar y poner de forma sencilla y sin complicaciones. Las mejores tronas de bebés son las que se pueden adaptar con mayor facilidad.

Esto quiere decir que diferentes partes cuentan con elementos movibles. Como por ejemplo, la altura de la trona, el respaldo, la bandeja y los reposapiés. Si estos elementos se pueden mover, es la mejor alternativa.

  1. Bandeja: Puedes darle su comida allí directamente, sin necesidad de plato ni nada. Es estupendo poder montar y desmontar para poder ubicar al bebé en la mesa del comedor.
  2. Nivel de la silla: Algunos modelos podrán adaptarse hasta a 6 niveles diferentes.
  3. Limpieza: Lo mejor es que la trona tenga elementos de tela que se puedan extraer y lavar fácilmente. Si se pueden meter en la lavadora, mejor que mejor.

¿Portable o no?

Puede que tu casa sea muy amplia y te permita tener la trona siempre montada en un lugar en que no estorbe demasiado. Por otro lado, puede que tu vivienda sea pequeña y resulte realmente incómodo tener la trona siempre colocada. En ese caso, los modelos plegables son ideales.

Al desplazar la trona, seguramente aguardamos ligereza. Si vas a andar moviendo la trona por las habitaciones de la casa o transportarla, agradecerás que pese poco. También puedes elegir un modelo con ruedas, que te facilitará las cosas. Y si además se pliega, ya tienes todo lo que necesitas para una silla portátil.

Se pueden usar a partir de los seis meses, cuando el pequeño es capaz de mantenerse sentado por sí solo. (Fuente: Yastremska: 137266563/ 123rf)

Facilidad de limpieza

¡Admítelo! La trona se ensuciará. La limpieza es un básico. Este factor es importante al comprar la silla para el bebé, ya que pasará varias (por no decir muchas) comidas en ella. Al experimentar, seguramente ocurrirá alguna caída o salpicadura. Por eso, la forma en que se limpia la trona es muy significativa.

Las tronas más fáciles de limpiar son aquellas que no tienen ningún tipo de textil y se quedan perfectas con un paño húmedo. Pero si no fuera el caso, lo más recomendable es ponerle una funda para ponerlas en la lavadora. Algunos modelos incorporan bandejas extraíbles que incluso puedes meter en el lavavajillas directamente.

Respaldo

El respaldar de la trona de bebé es otro de los elementos a tomar en cuenta a la hora de comprar este artilugio. Algunas tienen un respaldo reclinable, que es el más recomendado.

Este es el perfecto para aquellos niños que tardan mucho tiempo en comer y, por consiguiente, pasan mucho tiempo en la trona. Además, para cuando son más pequeños, se pueden dormir allí mismo después del almuerzo.

Resumen

La trona es indispensable para generar buenas costumbres en los más pequeños del hogar. Puede ser una forma práctica para que el niño reconozca la importancia de su presencia en la familia. Debe contar con características fundamentales que les permitan a los niños estar cómodos y que el tiempo allí sea grato y divertido.

Te recomendamos que la compres una vez hayas tenido claro todos los criterios que te hemos brindado a lo largo de este artículo. Si te ha gustado nuestro contenido, compártelo en redes y déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Vershinin: 152971037/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones