Última actualización: 19/10/2022

Nuestro método

25Productos analizados

74Horas invertidas

23Artículos evaluados

179Opiniones de usuarios

Los tubos termorretráctiles están hechos de plástico y te servirán para conectar, marcar y/o proteger cables eléctricos. Además, son capaces de aislar puntos de resistencias y condensadores, entre muchas otras funciones. No te preocupes si el tamaño de tu cable es muy delgado o muy grueso, pues estos tubos tienen una gran variedad de diámetros para los diferentes tamaños de cables.

Puedes obtener muchos beneficios gracias a los múltiples usos que tienen estos tubos. Si deseas tener mayor seguridad y darle más orden a tu cableado, un tubo termorretráctil es lo que buscas. En este artículo, te hablaremos un poco más sobre los tubos termorretráctiles y cuáles son los modelos más destacados para que puedas elegir fácilmente. ¿Comenzamos?




Lo más importante

  • Un tubo termorretráctil brindará una protección adicional a tus cables, lo que evitará posibles accidentes.
  • Están disponibles en diferentes colores y no solo servirán como protección, sino que también serán ideales para una mejor organización.
  • Lo más importante a tener en cuenta durante la compra es el diámetro, este hará que tus cables encajen perfectamente con el tubo o no.

Los mejores tubos termorretráctiles del mercado: nuestras recomendaciones

Los tubos termorretráctiles más prácticos

Estos tubos con múltiples funciones son adecuados para juntas de cable, aislamiento eléctrico y dar protección mecánica. En total, son 560 piezas de tubos, los cuales vienen en 5 colores y te ayudarán a satisfacer tus necesidades en diversos escenarios.

Todos estos tubos tienen una longitud de 45 mm y son resistentes a las altas temperaturas. Por otro lado, tienen una conexión fuerte y no son fáciles de rasgar. Del mismo modo, evitan el envejecimiento, tienen un buen aislamiento y son sencillos de usar, pues solo debes calentarlos con un encendedor o secador.

Los mejores tubos termorretráctiles de un color

La composición del material de estos tubos es libre de compuestos nocivos para la salud. Vienen piezas de color negro con 8 diámetros interiores. Por otro lado, se caracterizan por ser buenos aislantes y no ser inflamables ni propagadores de fuego.

Estos tubos son suaves y flexibles, tienen una retracción veloz y son resistentes a los ácidos y alcalinos, al igual que al envejecimiento. Podrás utilizar estos tubos para aislar y proteger los cables, contra la corrosión y el óxido, entre muchas otras cosas.

Los tubos termorretráctiles más resistentes

Con un total de 300 piezas, estos tubos destacan por tener una retracción más fuerte y de alta calidad. La retracción que tiene cada tubo es de 3:1, lo que los hace adecuados para el aislamiento de cables abiertos y/o cables conectados.

Son fáciles de usar y son seguros, pues tienen un buen aislamiento eléctrico, un buen sellado y también tienen resistencia a la corrosión y a la temperatura. Solo necesitarás 70 grados centígrados para encoger estos tubos y hacer que se moldeen a la parte desnuda del cable.

Los mejores tubos termorretráctiles con más piezas

Este paquete de 900 tubos de color negro tiene 12 tamaños diferentes que van desde 1 mm hasta 13 mm. Se trata de tubos de alta calidad, los cuales no tienen toxinas y son ecológicos. Además, son resistentes, flexibles y no se inflaman ni propagan el fuego.

Con una buena rigidez, una buena resistencia a la corrosión y un buen aislamiento eléctrico, estos tubos le darán un acabado profesional a los trabajos que realices. Por otro lado, su coeficiente de contracción es de 2:1, esto significa que al calentarlo se reducirá su tamaño a la mitad.

Los mejores tubos termorretráctiles de alta calidad

Estas 180 piezas de tubos tienen un pegamento interior que cuando les aplicas calor, el pegamento sella la conexión, brindando un aislamiento hermético y duradero. Del mismo modo, cuentan con 7 diferentes diámetros.

Una de las características de estos tubos es que tienen una doble pared, lo que les proporciona una gran rigidez y una resistencia a la abrasión. Para instalarlos, solo tendrás que deslizarlos sobre el punto de conexión y aplicar calor para que se adhieran a la superficie. Por otro lado, son tubos a prueba de agua y no necesitan de altas temperaturas para retraerse.

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los tubos termorretráctiles

Protector de cables

Estos tubos se caracterizan por brindar un extra de protección a nuestros cables para evitar accidentes y alargar su vida útil. (Fuente: 850936114/ istockphoto)

¿Qué son los tubos termorretráctiles?

Se trata de accesorios cuya función principal es la de proteger los cables de agentes externos. El tubo termorretráctil protegerá el cable de la abrasión y de elementos como el agua o productos químicos, lo cual puede dañar el sistema de cableado.

Son ideales si necesitas reparar cables, aislar terminales eléctricas y proteger cables de carga. Asimismo, si buscas categorizar cables con ciertos colores, agrupar cables sueltos, proteger las superficies contra el desgaste por la fricción y más, estos tubos serán de gran ayuda.

¿Qué beneficios tienen los tubos termorretráctiles?

Un tubo termorretráctil es una herramienta que tiene múltiples funciones y beneficios que pueden salvarte de un accidente.

  • Con estos tubos, podrás categorizar por colores los cables que tengas, así dejarás de confundirte con cada uno.
  • También, estos tubos evitarán de que los cables te pasen corriente.
  • Por otra parte, evitarán accidentes y que los niños o mascotas tengan un contacto directo con el cableado.

La forma en que se utilizan estos tubos es sencilla. Primero debes colocar el tubo en la parte del cable que quieras proteger, aislar, agrupar, etc. El segundo paso es aplicar calor, para que este tubo se adapte a la superficie del cable y listo, así de fácil es instalar un tubo termorretráctil.

¿En qué debo fijarme al comprar tubos termorretráctiles?

En primer lugar, el diámetro del tubo debe ser adecuado para el cable que protegerás, de lo contrario, no cumplirá con su función. Un tubo con un diámetro muy grande no se ajustará correctamente al cable y, por consiguiente, no lo aislará ni protegerá de los agresores externos.

También asegúrate de que la longitud del tubo es suficiente para el cable que protegerás. Además, debe ser un tubo que no se agriete, de lo contrario, perderá su efecto aislante y protector. Por último, el tubo tiene que encogerse firmemente alrededor de los cables para que no haya espacio entre ellos y cumpla con su propósito.

(Fuente de la imagen destacada: yurazaga/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones