En la actualidad, el televisor es un artilugio muy habitual. Ya sea para ver cine, programas de puro entretenimiento, documentales, deportes, o bien para elegir a la carta desde un servicio de pago, queremos hacerlo con la mejor calidad de imagen y prestaciones posibles. Al fin y al cabo, nos acompaña en ciertos momentos del día, algunos más que a otros.

Hace algunas décadas, adquirir uno podría ser algo costoso. Sin embargo, los tiempos han cambiado y la tecnología está cada vez más al alcance de casi cualquier bolsillo. Y como la misma avanza a pasos agigantados, los estándares también. Precisamente, los televisores de 55 pulgadas se han convertido en uno de los tamaños más solicitados. Conozcamos más sobre ellos.

Lo más importante

  • Hay una gran cantidad de televisores de 55 pulgadas, de multitud de fabricantes y a precios competitivos.
  • La mayoría de ellos presentan una resolución Ultra HD y diferentes tipos de tecnología para ofrecer la mejor calidad de imagen.
  • Hacia el final del artículo, los criterios de compra te ayudarán a realizar una posible elección.

Las mejores TV de 55 pulgadas del mercado: nuestras recomendaciones

Los televisores de 55 pulgadas se están haciendo con un gran hueco dentro del mercado. Tienen unas dimensiones propicias para no perderte ni un solo detalle de lo que ocurre, aunque obviamente han de instalarse a una distancia prudencial en el lugar en el que hagamos uso de él. A continuación, os mostramos unos cuantos modelos más que interesantes.

La mejor TV de 55 pulgadas por relación calidad-precio: Samsung 55RU7405

Una de las mejores opciones del mercado por lo que ofrece en relación a su precio. Este televisor Samsung UHD presenta un nivel magnífico de contraste y unos colores tremendamente vivos.

Integra un procesador de alto rendimiento, el sistema Dynamic Crystal Color, y compatibilidad con Amazon Alexa. Su acabado es impoluto, fino, elegante, y sus materiales son de calidad.

La mejor TV de 55 pulgadas por conectividad: LG 55UJ651V

Tiene una resolución Ultra HD y pantalla IPS. Es capaz de convertirlo todo a calidad HDR. Cuenta con las tecnologías Ultra Luminance y Local Dimming para mejorar el brillo y los detalles en cada imagen.

Incluye escalador de imagen y sonido Ultra Surround para mejorar la experiencia de audio. Este Smart TV viene con wifi, bluetooth, cuatro salidas HDMI, dos puertos USB y una salida óptica.

La mejor TV de 55 pulgadas asequible: Hisense H55A6140

Si dispones de un presupuesto reducido, pero quieres tener un mínimo de calidad en 55 pulgadas, este modelo de Hisense puede ser la mejor opción. Tiene resolución Ultra HD y soporta contenido HDR 10.

Su sistema Clean View garantiza imágenes más claras y nítidas. Además, su Crystal Clear Sound incluye Dolby Audio, DTS y DBX-TV, por lo que no han escatimado en lograr una buena calidad de audio.

La mejor TV de 55 pulgadas en relación por tecnología: Sony KD-55XF7096

No podía faltar un modelo de Sony. El que nos ocupa es un Ultra HD que, adicionalmente, tiene un sistema llamado 4K X-Reality PRO, que lo que hace es mejorar la resolución a casi un 4K real.

El sistema ClearAudio + ofrece mayor nitidez en el sonido, para que puedas escuchar más matices, independientemente de lo que estés visionando. Tiene wifi integrado y muchas opciones de conectividad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los televisores de 55 pulgadas

Después de seleccionar cuatro modelos con distintas características y precios, vamos ahora a profundizar algo más en los televisores, principalmente en los de 55 pulgadas. Que se hayan convertido en un tamaño atractivo para el consumidor se debe a que los precios suelen ser competitivos. Además, en un hogar convencional parece un tamaño bastante adecuado.

Hombre viendo tele

Los televisores se han instalado en los hogares de la gente de tal forma que es bastante raro no encontrarse con dos o tres en una misma vivienda. (Fuente: Popov: 94027335/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de adquirir una TV de 55 pulgadas?

Los televisores de 55 pulgadas están pegando fuerte en los últimos tiempos y los distintos fabricantes lo saben. Antes, la puerta de entrada a los de mayor tamaño comenzaba en los de 50 pulgadas, pero el tiempo ha cambiado esta tendencia. Vamos a ver una serie de ventajas e inconvenientes que pueden ser más habituales en ellos.

Ventajas
  • Al ser un tamaño más estandarizado, la oferta es importante y los precios contenidos
  • Desde los modelos más asequibles, la mayoría de ellos ya tienen una resolución mínima de Full HD
  • Prácticamente, todos ellos son Smart TV
  • La clase de eficiencia energética suele ser la A
  • La conectividad suele ser buena y variada
Desventajas
  • Si tienes un lugar preestablecido desde hace tiempo, puede que este tamaño no se ajuste a la distancia recomendada
  • El sistema de sonido integrado en los televisores no suele ser de una excelente calidad

¿Qué características principales tienen las TV de 55 pulgadas recomendadas?

Te hemos ofrecido cuatro modelos que, dentro de sus características, son muy recomendables, ya sea por calidad, conectividad, precio o por un compendio de todos esos factores. Queremos que puedas echar un vistazo a las más importantes de una manera sencilla. Te vamos a dar esa posibilidad por medio de una tabla clara y concisa.

Modelo Samsung 55RU7405 LG 55UJ651V Hisense H55A6140 Sony KD-55XF7096
Resolución 3840 x 2160 píxeles. 3840 x 2160 píxeles. 3840 x 2160 píxeles. 3840 x 2160 píxeles.
Motor de imagen Ultra HD. Ultra HD. Ultra HD. Ultra HD.
Tecnología de la pantalla LED. LED. LED. LED.
Smart TV Sí. Sí. Sí. Sí.
Potencia sonido (RMS) 20 W. 40 W. 20 W. 20 W.
Conectividad Wifi, 2 USB, 3 HDMI, puerto Ethernet… Wifi, 2 USB, 3 HDMI, puerto Ethernet… WIFI, 2 USB, 3 HDMI, puerto Ethernet… Wifi, 3 USB, 4 HDMI, puerto Ethernet, bluetooth…
Clase de Eficiencia Energética A. A. A+ A.

¿Cuánto mide la pantalla de una TV de 55 pulgadas?

Quizá te preguntes cuánto mide, en centímetros, la pantalla de un televisor de 55 pulgadas. Bien, pues debes saber que, en diagonal, hablamos de unos 140 cm. El ancho es de 121,8, y el alto, de 68,5 cm. Para que puedas comparar, un televisor de 50 pulgadas tiene una diagonal de unos 127 cm y un ancho de 110,7 cm. Las diferencias son muy apreciables a simple vista.

Manuel Campo VidalPeriodista y presentador de televisión

“Si de pronto se descompusieran todos los televisores del mundo, no habría escalas para medir los maremotos de aburrimiento”.

¿Cuál es la distancia idónea para ver una TV de 55 pulgadas?

No es recomendable que adquieras un televisor de determinadas pulgadas si el lugar en el que vas a verla está demasiado cerca o lejos de lo normalmente recomendado. Por ello, hay que tener cuidado cuando se elige su ubicación. Primero, por cuestiones que atañen a la vista, y segundo, para que la calidad de las imágenes recibidas sean las idóneas.

A continuación, podrás ver la distancia más recomendable (no la mínima), no solo para los televisores de 55 pulgadas, sino también para algunos otros de diferentes tamaños:

Tamaño en pulgadas Distancia recomendada en pantalla HD (en metros) Distancia recomendada en pantalla Full HD (en metros) Distancia recomendada en pantalla UHD (en metros)
28” 2,2 1,5 0,8
32” 3,2 2,1 1,2
42” 4,2 2,8 1,6
48” 4,8 3,2 1,8
55” 5,5 3,6 2,1
70” 6,9 4,6 2,7
85” 8,4 5,6 3,2

Hay que decir que estas distancias son orientativas. En la red hay diferentes esquemas, e incluso los propios fabricantes tienen las suyas. De todas formas, se aproximan bastante a la que te hemos ofrecido.

¿Cuáles son las diferencias entre las TV de 55 pulgadas con resolución UHD y 4K?

Muchas veces, los fabricantes anuncian sus modelos como 4K Ultra HD, sin embargo, esto no es del todo exacto. De hecho, lo comercializan como si fuese lo mismo cuando existen ciertas diferencias que conviene que tengas en cuenta. Curiosamente, los comercios están plagados de televisores señalados como, supuestamente, 4K, cuando la realidad es algo diferente.

La resolución de un UHD es de 3840 x 2160 píxeles, con una profundidad de color de 10 bits. Sin embargo, el 4K real se va a unos 4096 x 2160 píxeles y una profundidad de color de 12 bits. A día de hoy, la inmensa mayoría de televisores son Ultra HD y no 4K real. De hecho, hay pocos modelos que respondan realmente a tales características.

Sala de estar

A día de hoy, la inmensa mayoría de televisores con estas pulgadas suelen comercializarse con una resolución Ultra HD. (Fuente: Gold: 4HG3Ca3EzWw/ Unsplash.com)

¿Cómo conectar una TV de 55 pulgadas a internet?

Aunque cada fabricante posee una forma algo diferente de hacerlo, en todos los casos es igualmente sencillo. Principalmente, porque todos los pasos suelen estar bien descritos. Puedes hacerlo por medio de un cable Ethernet, si el modelo posee un puerto para ello. Con esto, basta con llevar el otro extremo al router y ya estará listo para poder conectarse a la red.

Si optas por hacerlo mediante wifi, tendrás que ir hasta un menú que lleve por título «configuración de red» o similares. En ese momento, lo más probable es que aparezcan los nombres de las redes que sea capaz de distinguir. A continuación, elige la tuya y pon la contraseña de la misma. Es un paso realmente sencillo que no suele presentar mayor nivel de dificultad.

¿Cuándo se comercializaron los primeros televisores?

Los televisores se han instalado en los hogares de la gente de tal forma que es bastante raro no encontrarse con dos o tres en una misma vivienda. Sin embargo, esto no fue así en un pasado.

Antaño, el valor de estos aparatos electrónicos hacía que estuviesen lejos del poder adquisitivo de muchos. Era un lujo que no todos se podían permitir.

Los primeros televisores con fines comerciales datan del año 1927 y su creador fue el escocés John Logie Baird. Aquellos modelos eran de tipo mecánico y así se vendieron hasta 1934. Después, evolucionaron hacia los electrónicos de tubos de rayos catódicos hasta que por fin se implementaron los de plasma, LCD, LCD retroiluminado y demás. Ahora son más accesibles.

Criterios de compra

Si has llegado hasta aquí, quizá sea porque te interesa comprar algún televisor de 55 pulgadas. Ya has podido ver cuatro de los modelos más recomendables del mercado, con sus correspondientes características e información útil al respecto. Ahora vamos con los criterios de compra, una sección que te ayudará, principalmente, a enfocar tu elección lo mejor posible.

  • Necesidad real y ubicación
  • Resolución
  • Sonido
  • Conectividad

Necesidad real y ubicación

Lo primero que debes plantearte es si te merece la pena comprar un televisor de 55 pulgadas. Una vez lo has pensado detenidamente, tienes que saber que el lugar en el que lo vayas a instalar debe ser amplio. Al menos para que la distancia entre el aparato y tú sea lo suficientemente prudencial como para que no tenga ningún impacto negativo sobre ti.

Televisor grande

Desde los modelos más asequibles, la mayoría de ellos ya tienen una resolución mínima de Full HD.
(Fuente: Cortijo: 98WE9hWWjiQ/ Unsplash.com)

Resolución

A día de hoy, la inmensa mayoría de televisores con estas pulgadas suelen comercializarse con una resolución Ultra HD. Esto ya te garantiza un mínimo de nitidez y de matices. Sin embargo, la calidad de la imagen no solo depende de la resolución, puesto que también influye toda la tecnología que ofrece cada fabricante y modelo.

Hoy en día hacerte con un televisor HD o Full HD apenas tendría sentido.

Primero, porque prácticamente no existen, y segundo, porque hasta los televisores más asequibles y aceptables en relación a su valor ya vienen con una resolución Full HD. Ahora bien, intentar adquirir uno con resolución 4K real es bastante complejo y costoso.

Sonido

La imagen es lo más importante en un televisor, o al menos, su función principal. Sin embargo, que presente un buen sistema de sonido también es importante de cara al aprovechamiento máximo del aparato. A decir verdad, no sobresalen por un sonido excelente. De hecho, para escuchar música o mejorar las prestaciones, se suele recurrir a otros altavoces de refuerzo.

Televisor apagado

Los televisores de 55 pulgadas están pegando fuerte en los últimos tiempos y los distintos fabricantes lo saben. (Fuente: Technologies: MOC4wqaasE8/ Unsplash.com)

Conectividad

En este apartado, los televisores de 55 pulgadas no suelen presentar demasiado problema. Prácticamente, todos poseen conexión por vía wifi o por un puerto Ethernet. Gran parte de ellos son Smart TV. Además, lo habitual es contar con varios puertos USB, HDMI, otro tipo de entradas y salidas, e incluso contar con conectividad bluetooth y Miracast.

Aun así, en caso de que uno de estos televisores no pueda funcionar como una Smart TV en el mercado hay aparatos que se pueden conectar para dotarlo de esta característica o similares. Ahí están los Android TV, el Chromecast y un sinfín de opciones a mayores para poder reproducir música y ver televisión a la carta, entre otras funcionalidades.

Resumen

El mercado de los televisores está lleno de muy buenos modelos de diferentes pulgadas. En este caso, los de 55 pulgadas presentan el añadido de poseer una gran relación calidad-precio en la mayoría de marcas y modelos. Además, es un tamaño lo suficientemente grande como para disfrutar plenamente de eventos deportivos, cine y mucho más.

Para hacerte con un gran televisor, no dudes en acudir a una marca de confianza. También ten en cuenta la información que aquí te hemos dado. Si aún así deseas tener información extra o valorar otras opciones, en las páginas de cada fabricante encontrarás un mayor número de modelos con sus respectivas especificaciones. Por nuestra parte, deseamos haberte ayudado.

Si te ha convencido lo que has leído, no dudes en compartir en tus redes sociales, o bien en dejarnos algún comentario. Te lo agradeceríamos mucho.

(Fuente de la imagen destacada: Milkovi: uV1weWrJnRM/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Ricardo Fernández Redactor especializado en productos electrónicos
Ricardo Fernández
Soy redactor especializado en productos electrónicos. Disfruto analizando artículos enfocados al sonido, smartphones, y mucho más. Anteriormente, fui colaborador de la revista musical This is Rock. En definitiva, mi mayor pasión es la música, pero tengo otras aficiones como el cine, la geografía, los deportes y hablar con mis amigos.