Última actualización: 04/02/2022

Nuestro método

32Productos analizados

77Horas invertidas

31Artículos evaluados

162Opiniones de usuarios

La vajilla para bebés es diseñada especialmente con la idea de ayudar a los padres a alimentar a sus bebés de una forma más fácil y cómoda. Hay una gran variedad de diseños de vajilla para bebés disponibles en el mercado.

La finalidad de todas las vajillas para bebés es la misma: que sea más sencillo alimentar a los niños. Estas vajillas buscan que los padres no deban preocuparse de que se derrame o se caiga algo sobre los infantes mientras comen.




Las mejores vajillas para bebés: nuestras recomendaciones

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre las vajillas para bebés

¿Qué tipos de platos para bebés hay?

Hay muchos tipos de vajilla para bebés. Los más comunes son los platos de plástico y cuencos de acero. A Continuación te presentamos una tabla comparativa de ambos.

Platos de plástico para bebés Cuencos de acero inoxidable para bebés
Ventajas
  • Suelen ser muy baratos y se pueden encontrar en casi cualquier tienda que venda artículos para niños.
  • Son estupendos para un recién nacido
  • Duran más que los de plástico, ya que no son propensos a romperse fácilmente cuando se caen sobre superficies duras, como suelos de baldosas o mesas de madera.
  • Es fácil de limpiar con agua y jabón, por lo que es ideal para los comedores desordenados.
  • Desventajas
    • No suelen tener mucho espacio para la comida
    • El plástico no es bueno si tienes un niño pequeño activo al que le gusta tirar cosas o dejar caer su comida al suelo (¡lo que ocurre más a menudo de lo que crees.)
  • El acero inoxidable no viene en colores brillantes, por lo que algunos bebés pueden encontrarlo menos atractivo en comparación con otras opciones disponibles hoy en día
  • ¿Cuáles son las ventajas de la vajilla para bebés?

    La vajilla para bebés brinda una gran cantidad de ventajas a padres y niños. A continuación te presentamos los principales beneficios que tienen estas pequeñas vajillas.

    Ventajas
    • Son muy fáciles de limpiar. Se pueden lavar en el lavavajillas y no tienes que preocuparte de que sean demasiado delicados
    • Hay muchas opciones diferentes en cuanto a diseños, colores y estilos, ¡así que siempre habrá algo nuevo para ti y para tu hijo!
    • No se rompen cuando se caen, lo que es especialmente importante si tu hijo suele tener rabietas mientras come
    • Hay de varios tamaños, ideal para comprar según lo que coma tu niño
    • Son más baratas que las vajillas normales
    Evaluaciones