Última actualización: 17/02/2022

Nuestro método

22Productos analizados

78Horas invertidas

27Artículos evaluados

192Opiniones de usuarios

Una valla metálica es utilizada para mantener a plantas, jardines o extensiones de tierra protegidos, de ciertos animales. A menudo sirve como alternativa a las vallas tradicionales de madera o plástico. Ofrecen más protección que otros tipos de vallas, ya que no absorben el agua como la madera.

Si tu intención es colocarla como resguardo a los elementos anteriormente mencionados, algunas de ellas funcionan emitiendo un impulso eléctrico para que no entren en la zona protegida.




Las mejores vallas metálicas: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre las vallas metálicas

¿Qué tipos de vallas metálicas hay y qué determina un buen producto?

En el mercado actual, existen varios tipos de vallas metálicas:

  • De un solo hilo
  • De doble hilo con un aislante en medio.

Ambos tienen sus ventajas, pero recomendamos utilizar la de doble hilo para obtener la máxima protección contra ciertos depredadores.

La calidad del metal utilizado para fabricar una valla es muy importante. Debe ser de acero galvanizado, que durará muchos años sin oxidarse ni corroerse. El galvanizado consiste en sumergir el alambre en zinc fundido, para formar una capa exterior que lo proteja de la corrosión y la oxidación. Este proceso garantiza que tu valla dure más que otros tipos de materiales.

¿Para qué sirve una valla metálica?

Las vallas metálicas son ideales para quienes quieren mantener a ciertos animales fuera del jardín o extensiones de tierra, pero no tienen tiempo ni espacio para cavar una zanja. También las puede utilizar cualquier persona que necesite protección contra los daños de los conejos, por ejemplo.

En muchos casos sirven para delimitar extensiones de tierra grandes como explotaciones de ganado, ya que son realmente buenas por su resistencia. Su uso fundamental radica en dividir campos e incluso proteger a ganados de ciertos depredadores.

¿En base a qué criterios debes comprar una valla metálica?

La elección de una valla metálica va a depender de tu necesidad. Si lo que quieres es proteger a tu jardín de tu mascota, el tamaño de esta, su edad y su nivel de actividad, son factores a considerar. También debes tener en cuenta dónde vas a colocarla, así como si habrá otros animales alrededor que podrían derribarla o morder los cables.

El peso y los materiales son dos de los detalles más importantes que debes comparar. Aparte de eso, fíjate también en la longitud y la anchura para asegurarte de que se ajustan a tus necesidades.

¿Cuáles son las ventajas de una valla metálica?

La valla metálica es una gran alternativa a la madera y el plástico. Tiene muchas ventajas sobre otros tipos de vallas, entre ellas las siguientes

  • Durabilidad: La malla de alambre de acero galvanizado durará años sin oxidarse ni pudrirse. Esto significa que no tendrás que sustituir la valla tan a menudo como con las vallas de madera, que se pudren en el suelo húmedo o se infestan de insectos como las termitas.
  • Facilidad de instalación: La instalación de este tipo de valla lleva menos tiempo que la de una valla de madera tradicional, porque no se necesitan postes (excepto cuando se utiliza una red eléctrica). Para su uso en casa, puedes instalarla tú mismo. Si no es así, la mayoría de las ferreterías ofrecen servicios de instalación.
  • Rentabilidad: En comparación con otros tipos de materiales de vallado, las vallas metálicas tienen un costo beneficio.

¿Qué tipo de herramientas complementarias se necesitan para instalar una valla metálica?

La valla metálica es un producto independiente. No requiere muchas herramientas, sin embargo, para su instalación necesitarás algunas muy básicas como un cortaalambres. Esto último en caso de la necesidad que le vayas a dar.

La instalación puede hacerla alguien que tenga experiencia en trabajar con alambres o vallas metálicas. Debido a sus diferentes utilidades, sus herramientas variarán. Para ello, antes de su adquisición, te recomendamos analizar el para qué y dónde la vas a ubicar.

(Fuente de la imagen destacada: Alvin Engler: dGhWrj6YhQE/unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones