Última actualización: 25/04/2022

Nuestro método

24Productos analizados

43Horas invertidas

26Artículos evaluados

73Opiniones de usuarios

Un vaso es un vaso para beber con tapa. Suele ser de plástico o de acero inoxidable y tiene una abertura en la parte superior para que quepan los cubitos de hielo, así como otra en el lateral donde puedes añadir tu bebida favorita. Las tapas suelen ser transparentes para que puedas ver lo que hay dentro sin tener que abrirla cada vez. Vienen en diferentes tamaños según la cantidad de líquido que contengan, pero la mayoría tienen entre 16 y 20 onzas de capacidad (1 pinta). Algunos también incluyen orificios para pajitas, lo que facilita su uso cuando se conduce o se camina al aire libre, ya que no es necesario sujetar nada mientras se bebe a sorbos.

El vaso con tapa es una forma estupenda de mantener tus bebidas calientes o frías. Tiene un cierre hermético que mantiene la temperatura y evita que se produzcan derrames cuando estás en movimiento. También puedes utilizarlo como un vaso normal para café, té, agua o cualquier otra bebida que elijas.




Los mejores vasos con tapas del mercado: nuestras recomendaciones

Los mejores vasos con tapa desechables

Este vaso está compuesto por 40 vasos desechables fabricados con cartón. Tienen una capacidad de 240 ml, tienen tapas y agitadores de madera. Están hechos para bebidas frías y calientes.

Son de color blanco con un diseño de color negro. Tienen forma redonda y son de tamaño pequeño. Gracias a su material, nuestra bebida no huele  y es reciclable.

El mejor vaso con tapa a prueba de fugas

Este vaso está hecho de acero inoxidable con aislamiento doble, es de color azul y su capacidad es de 380 ml. Está diseñada para soportar bebidas calientes y frías, mantiene la temperatura durante 6-8 horas.

Su tapa es segura y no contiene BPA, tiene un anillo de sellado de silicona. Es duradera, resiste arañazos y decoloración. Es a prueba de fugas y antideslizante gracias a su diseño y material.

El mejor vaso de cristal con tapa

Este vaso está hecho de cristal, no contiene plástico y sus materiales son reciclables. Cuenta con una funda térmica de silicona que evita quemaduras y mejora el agarre. De igual manera, su tapa es a prueba de salpicaduras.

El material no altera el sabor de la bebida. Resiste tanto las manchas como los olores. Además, es apto para usar en lavavajillas y microondas. Finalmente, tiene una capacidad de 12 onzas.

El mejor vaso con tapa y funda de silicona

Este vaso está hecho de acrílico de doble pared, su capacidad es de 22 onzas. Además, cuenta con una tapa y una pajita. Es de color verde y puede mantener nuestras bebidas frías o calientes.

Están hechas de materiales reciclables y no tienen productos químicos dañinos en su composición. Tiene una funda de silicona antideslizante de grado alimenticio. Es fácil de lavar y transportar.

El mejor vaso con tapa de bambú

Este vaso está hecho de vidrio y su tapa es de bambú natural. Todas las piezas son biodegradables y reutilizables. Se recomienda lavar a mano, no usar en microondas y no congelar.

El producto soporta temperaturas calientes y frías. Además, cuenta con una funda y popote de silicona. Tiene una capacidad de 24 onzas, es de color rosado y es a prueba de salpicaduras.

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los vasos con tapas

Un vaso con tapa puede ser nuestra mejor opción si estamos en la oficina o trabajando desde casa, así evitamos accidentes. (Fuente: Liamani: 3DhS00cyC9A/ Unsplash)

¿Qué hace un buen vaso con tapa?

Los mejores vasos con tapa son los que tienen un buen cierre. Esto es importante porque evitará que se produzcan derrames y fugas cuando estés de viaje. También debe estar hecho de materiales duraderos para que pueda soportar el desgaste con el tiempo sin romperse fácilmente.

Por último, busca uno que tenga un diseño ergonómico para facilitar su transporte y que sea cómodo de sostener en las manos mientras bebes de él. Recuerda que el mejor siempre se adaptará a tus necesidades.

¿Qué tipos de vasos con tapa hay?

Existen dos tipos de vasos con tapa, estos son:

  • El primer tipo es el que tiene tapa y puede utilizarse para guardar alimentos en él.
  • El segundo tipo es como cualquier otro vaso normal, pero viene con tapa para mantener tu bebida caliente o fría.

¿Quién debe utilizar un vaso con tapa?

Cualquiera que quiera mantener su vaso limpio y seco. La tapa evita que el interior de tu vaso se moje o ensucie, por lo que puedes llevarlo a cualquier parte sin preocuparte por los derrames.

También sirven como un recipiente hermético y estanco. Nos ayuda a evitar que el contenido se estropee por culpa de la humedad, insectos, el polvo, etc. Y claro, es mucho más portátil.

¿Cuáles son las ventajas de un vaso con tapa?

Existen muchos beneficio al utilizar un vaso con tapa, estos son:

  • Evita que el agua se derrame fuera del vaso y también ayuda a mantener la temperatura durante más tiempo que otros vasos sin tapa.
  • Son perfectos para llevarlos en viajes largos en coche o incluso para sentarse en casa a ver la televisión.
  • Son portátiles y se pueden llevar en cualquier posavasos.

Criterios de compra

Un vaso con tapa es más fácil de transportar, además nos ayuda a evitar derrames. (Fuente: Social Cut: qFSU4HIdris/ Unsplash)

Material

Hay muchas cosas en las que debes fijarte al comprar un vaso con tapa. Lo primero es el material del vaso, ya que esto refleja la calidad del mismo y nos ayudará a determinar un tiempo de vida útil. Los materiales más empleados son:

  • Acero inoxidable: Son resistentes a la oxidación y al desgaste. Resisten temperaturas extremas y son fáciles de limpiar.
  • Plástico: Es liviano, son más económicos y suelen ser impermeables.

Tipo de cierre

Una característica importante es el tipo de cierre que tiene el vaso. Dependiendo de cuál sea, será más seguro y fácil de usar. Es por ello que te recomendamos averiguar dicho rasgo antes de adquirir el producto.

La mejor opción sería comprobar si tiene un cierre hermético y si hay alguna fuga en la tapa. En caso de no tenerlo, sería el vaso ideal para uso y transporte diario.

Mantenimiento

Otro factor importante que requiere tu atención es lo fácil que te resultará limpiar este producto después de usarlo, así como el tiempo que puede durar antes de estropearse debido al desgaste.

Si bien la tapa suele separarse del cuerpo del vaso, existen algunos que no se pueden lavar en lavavajillas. Si esto es un problema para ti, evita dichos productos. De lo contrario, solo te tomará un par de minutos adicionales hacerlo.

Extra

Unas características adicionales que te recomendamos tener en cuenta al momento de adquirir un vaso con tapa es el diseño, forma, color y tamaño. Desde luego, todo dependerá del gusto y requerimiento de cada usuario.

Sin embargo, el mercado nos ofrece una gran variedad de alternativas. Entre ellas podemos encontrar modelos clásicos de color entero, un poco más formales u otros que están llenos de diseños, quizá más infantiles.

(Fuente de la imagen destacada: Social Cut: CajqaF4PYmw/ Unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones