Llega el verano y el calor. Aunque la mayoría de las personas esperan con ansias el inicio de la temporada veraniega para disfrutar de temperaturas agradables y unos días en la playa o en la piscina, el calor puede ser un enemigo muy difícil de soportar. Y eso puede afectar negativamente a nuestro rendimiento si nos toca trabajar con temperaturas altas, aumentando el estrés y el mal humor.

Por eso, hay que buscar soluciones que hagan más llevadero trabajar o quedarse en casa en verano u otros días muy calurosos. La más práctica es el ventilador mini, transportable y fácilmente instalable en cualquier espacio gracias a sus dimensiones reducidas. Si no tenemos aire acondicionado en casa o en la oficina y queremos refrescar el ambiente, el ventilador mini cumplirá esa función.

Lo más importante

  • Un ventilador mini es un electrodoméstico de pequeñas dimensiones que refresca el aire a través del movimiento de sus aspas giratorias.
  • Los ventiladores mini pueden funcionar enchufados directamente a la corriente eléctrica o con baterías incorporadas.
  • También hay varios rangos de potencia, expresada en vatios (W), que determinarán la velocidad de movimiento de las aspas del ventilador mini.
  • Sus dimensiones reducidas permiten trasladar el ventilador mini de una estancia a otra de la casa o de un lugar a otro con mucha facilidad.

Ranking: Los mejores ventiladores mini del mercado

La oferta de mercado de los ventiladores mini presenta una amplia variedad. Existe una gran cantidad de marcas fabricantes de electrodomésticos con modelos propios que se adaptan a las diferentes necesidades de los usuarios, así como a los espacios en que van a ser utilizados. Antes de comprar uno, vamos a ver y analizar una selección con los mejores modelos disponibles en el mercado.

Puesto nº 1: Mini Ventilador Silencioso USB TedGem

Este modelo de TedGem es ideal para ambientes de trabajo donde mantener unos niveles de ruido bajos es importante. Su principal característica es precisamente la de funcionar sin apenas hacer ruido −entre 20 y 30 decibelios−. Funciona a través de alimentación USB, pudiendo conectarse a cualquier fuente de alimentación a través del cable incluido en el pack. Tiene tres velocidades regulables.

La otra ventaja que presenta este modelo son sus dimensiones reducidas. Mide 12,5 x 12,5 x 5 cm −es decir, menos que la mayoría de smartphones disponibles hoy en día en el mercado− y pesa 180 gramos. Ello permite no solo su utilización en prácticamente cualquier lugar, sino su transporte en una funda o maleta de mano. El cable USB mide 1,2 metros y tiene 5V de salida.

Puesto nº 2: Mini Ventilador USB Portátil 360° AngLink

El modelo de AngLink es uno de los más vendidos en Amazon y hay motivos evidentes para ello. Empezaremos por lo estético, resaltando su diseño elegante y sofisticado, disponible en dos colores: negro y blanco. Ideal para ser utilizado en la sala de nuestra casa sin que rompa la estética ni se perciba como un elemento extraño. Es compacto y no ocupa demasiado espacio (18 x 9,7 x 14 cm).

Desde el punto de vista técnico, destacaremos su capacidad de giro de 360 grados, lo que permite un mayor radio de alcance en la ventilación del aire. Tiene cuatro velocidades regulables y solo emite 40 decibelios en funcionamiento. Se alimenta con una batería de litio recargable, con autonomía de uso de unas 2,5 a 6 horas, aunque también puede alimentarse directamente con conexión vía USB.

Puesto nº 3: Mini Ventilador USB de mesa Fancii

Incluimos este modelo de la marca Fancii en nuestra selección, entre otras cosas, por lo novedoso de su diseño. Además de ser muy compacto −mide 12 x 10 x 10 cm.−, se distingue de la mayoría de modelos de su gama por su formato cilíndrico. Su base regulable de aluminio permite variar la orientación de la salida del aire en 180 grados. Tiene también un control de velocidad táctil con dos niveles.

En la línea de la mayoría de modelos actuales, ofrece un funcionamiento silencioso −menos de 30 decibelios− durante la emisión de su caudal de aire, de hasta 4,2 m/s a máxima velocidad. Pesa 227 gramos y es fácilmente transportable de una ubicación a otra, siendo ideal como mini ventilador de sobremesa. Funciona a través de conexión USB con salida de 5V.

Puesto nº 4: Mini Ventilador de mano Nacatin con cargador 5200mAh

El modelo HF310 de Nacatin es ideal para los más calurosos, aquellos que no pueden salir de casa o moverse unos metros sin recibir un flujo de aire fresco en la cara. Su tamaño más que reducido −11,5 x 10,5 x 6,5 cm.− y su peso −281 gramos− posibilitan su transporte y uso en movimiento con el soporte de mano. Además, la base desmontable es también un power bank de 5200 miliamperios (mAh).

Esta segunda característica permite utilizarlo como fuente de alimentación de nuestro teléfono móvil, siendo así uno de los modelos más versátiles y funcionales del mercado. Ofrece hasta 20 horas ininterrumpidas de funcionamiento con la batería incorporada. La base, flexible y desmontable, permite la colocación en varias posiciones facilitando así su uso también como mini ventilador de mesa.

Puesto nº 5: Mini Ventilador Portátil Deshumidificador USB TTMOW

Este modelo de TTMOW es en realidad un 3 en 1 muy útil, que no solo cumple la función de ventilador mini, sino que además actúa como deshumidificador −muy útil en zonas donde el calor es bochornoso a consecuencia de un clima veraniego húmedo− y purificador. Esta última función consiste en eliminar micropartículas del aire como polvo, bacterias y microorganismo a través de un filtro reemplazable.

Funciona con alimentación vía USB y el modo ventilador tiene tres velocidades diferentes. Puede reducir la temperatura ambiente hasta 10 grados gracias al compartimento que permite introducir cubos de hielo en su interior para un resultado más gélido. Mide 18,2 x 17,2 x 15,2 cm, pesa 880 gramos y está diseñado sin cuchillas ni aspas peligrosas. El consumo energético es mínimo (1 kWh/7 días).

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el ventilador mini

Es importante conocer en general las características, funcionalidades y modo de funcionamiento y utilización del ventilador mini. Solo así el comprador puede tomar una decisión estudiada y basada en sus necesidades, la disponibilidad de espacio o el presupuesto disponible, por ejemplo. Veamos a continuación qué hay que es imprescindible sobre el ventilador mini.

Los ventiladores mini pueden alimentarse de conexiones USB u otros dispositivos electrónicos, como portátiles y tablets. (Fuente: Mayuree Moonhirun: 110902920/ 123rf.com)

¿Qué es un ventilador mini?

Un ventilador mini es, como su propio nombre indica, un ventilador de dimensiones reducidas. Es decir, un aparato eléctrico o no que, a través del movimiento de unas aspas o cuchillas o gracias a un mecanismo interno, refresca el aire y ayuda a reducir la temperatura ambiente. Se utiliza especialmente en espacios cerrados y reducidos, como oficinas o habitaciones de pocos metros cuadrados.

¿Cómo funciona un ventilador mini?

Hoy en día hay dos tipologías principales de ventilador, por lo que también hay dos tipos diferentes de ventilador mini. El clásico es más analógico, por utilizar un término común y accesible, mientras que el otro es más sofisticado e incluye mecanismos más complejos. El analógico consiste en el movimiento giratorio, a más o menos velocidad, de unas aspas u otro componente similar.

Los segundos −más sofisticados, recientes y también caros− realizan la misma función refrigeradora, pero con mayor intensidad gracias a un mecanismo electrónico interno que les permite convertirse en pequeñas unidades de aire acondicionado. Absorben el aire y lo devuelven a la circulación una vez enfriado en el interior del aparato, en un ciclo continuo de refrigeración termodinámica.

Rafael Jiménez AlapontDirector Comercial MConfort

“Los ventiladores mini son un sustituto perfecto del aire acondicionado. Su uso en espacios cerrados reducidos, además de eficiente y económico, ayuda a preservar la salud física y mental”.

¿Cómo se alimenta el ventilador mini?

Antiguamente, los ventiladores de pie o de sobremesa que se utilizaban allí donde no existían instalaciones de aire acondicionado se enchufaban directamente a la corriente. Esto generaba un gasto eléctrico que variaba en función de la potencia e intensidad de uso, como ocurre con cualquier otro electrodoméstico de uso cotidiano. Pero los tiempos cambian y la tecnología evoluciona.

Por eso, hoy en día la fuente de alimentación más habitual son las conexiones USB a otros dispositivos electrónicos −ordenadores de mesa, portátiles o tablets, por ejemplo− o incluso a los cada vez más famosos power banks, que no son sino bloques de almacenamiento de energía. El consumo dependerá, como en el caso de los ventiladores más antiguos, de la potencia y del programa utilizado.

¿El ventilador mini solo enfría el aire?

Todo dependerá del nivel de sofisticación y complejidad del ventilador mini que compremos. Ya vimos en nuestra lista de los mejores ventiladores mini del

2019 que algunos modelos ofrecen otras funciones complementarias. Dada la naturaleza del aparato y su función principal, las más habituales entre las accesorias son la de deshumidificador y la de depurador de aire.

Una de las ventajas de los ventiladores mini es que son fáciles de transportar. (Fuente: James3035: 98304591/ 123rf.com)

¿Cuánto consumo energético implica un ventilador mini?

Las principales variables a tener en cuenta para calcular el consumo que generará el uso de un ventilador mini son su potencia máxima, medida en kilovatios, la potencia utilizada en el programa que seleccionemos −suelen tener varios, regulables en función del frío que necesitemos− y la frecuencia de uso, que en la mayoría de los casos se concentrará en los meses de verano.

En cualquier caso, un ventilador mini no disparará nuestra factura eléctrica mensual. Su incidencia en el consumo global del hogar o de la oficina será prácticamente imperceptible, al nivel de la carga de un teléfono móvil o un televisor en modo stand by. Únicamente aumentará algo más el consumo si elegimos un modelo multifunción, pero tampoco será motivo de gran encarecimiento del recibo.

¿Qué presupuesto necesitaré para comprar un ventilador mini?

Esta es una de esas veces en que podemos echar mano de una respuesta ambigua y muy recurrente: depende. Depende de qué tipo de ventilador mini queramos, con qué potencia, tamaño, diseño, funciones y otros parámetros diferenciales. Ahora bien, los modelos más comunes, que cumplen a la perfección el papel fundamental −aliviar el exceso de temperatura− son muy asequibles y no nos harán un roto.

foco

¿Sabías que los ventiladores de techo aparecieron en 1860? Eran fabricados solo con dos aspas, pero durante la Segunda Guerra Mundial empezaron a incluirse otras dos aspas que daban una mejor ventilación.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del ventilador mini?

Hasta ahora solo hemos descrito las bondades del ventilador mini, que no son pocas. Pero como siempre, queremos explorar el producto que analizamos desde todas las perspectivas posibles. Antes de tomar una decisión de compra, es imprescindible conocer si existen riesgos o posibles inconvenientes que nos hagan arrepentirnos más tarde. En la siguiente tabla, por si acaso, repasamos pros y contras.

Ventajas
  • Ayuda a combatir las altas temperaturas
  • Fácilmente transportable
  • De uso doméstico o laboral
  • Precio muy económico
  • Escaso consumo energético
Desventajas
  • Dependencia de su direccionalidad
  • Poco útiles en espacios grandes
  • Las aspas pueden ser peligrosas

¿Qué dicen los expertos sobre el ventilador mini?

Pasar calor no es sano. Ni física ni mentalmente, porque el exceso de estrés generado por una temperatura corporal más alta de lo habitual repercute negativamente en nuestro rendimiento laboral y en nuestro humor. No lo decimos nosotros, lo dicen estudios científicos que explican el comportamiento humano. Por eso, a las bondades ecológicas y económicas, hay que unir esta otra: nuestra salud.

Criterios de compra

Estamos cada vez más cerca del momento clave: decidir la compra del producto y decantarnos por un modelo determinado. Llegados a este punto, es hora de enumerar y explicar uno a uno los principales criterios de compra que debemos ponderar si queremos comprar un ventilador mini. Es un requisito crucial en el proceso para evitar equivocarnos. Por eso, veamos cuáles son esos criterios de compra.

  • Dimensiones
  • Potencia y consumo
  • Espacio donde vaya a ser usado
  • Características climáticas del lugar
  • Diseño y estética

Dimensiones

Si es mini, es mini. Es decir, si lo que realmente buscamos es un aparato compacto, manejable y discreto que podamos colocar en cualquier sitio, aunque no dispongamos de demasiado espacio, tenemos que buscar los modelos más pequeños. La mayoría de los ventiladores mini presentan dimensiones similares, pero nunca está de más cerciorarse antes de comprarlo.

Dentro de este apartado podríamos incluir también, como parte intrínsecamente ligada a las dimensiones, el peso. Porque un ventilador mini de dimensiones reducidas puede ser más pesado que otro de mayor tamaño. Esto se debe a los materiales con los que esté fabricado y a la complejidad del mecanismo interno. Cuanto más liviano, más práctico.

El consumo energético de los ventiladores mini es bajo. (Fuente: Damrong Rattanapong: 111989260/ 123rf.com)

Potencia

Cuando hablamos de potencia nos referimos a la capacidad del ventilador mini de mover el aire a la mayor velocidad posible produciendo, con ese movimiento, masas de aire fresco. Debemos ver cuántos programas de funcionamiento tiene el ventilador, porque así podremos adaptarlo a las condiciones de cada momento −más calor o menos calor−. Cuantos más programas, más podremos jugar con la temperatura.

Además, hay que tener en cuenta que algunos ventiladores mini llevan aparejado un mayor consumo eléctrico. Aunque ya dijimos antes que, en líneas generales, nunca lo notaremos demasiado a final de mes en nuestra factura, no está de más ser precavidos. Lo normal es que, a más intensidad y potencia de funcionamiento, mayor sea el consumo, que también aumentará si dispone de funciones adicionales.

Espacio donde vaya a ser usado

El lugar donde vayamos a utilizar el ventilador también influirá a la hora de tomar una decisión final. No es lo mismo refrescar una estancia de cinco metros cuadrados que otra de veinticinco. Ni es lo mismo utilizar un ventilador mini en nuestra casa que en una oficina donde tal vez queramos ser más discretos a la hora de exhibir el dispositivo.

Si nos decantamos por un modelo muy compacto, es posible que la potencia esté limitada. Por eso, solo nos servirá para su uso en espacios o estancias de pequeño tamaño. Mientras, si lo que necesitamos es refrescar una habitación amplia o un despacho u oficina de grandes dimensiones, necesitaremos más potencia y, seguramente, ya no será tan compacto.

foco

¿Sabías que el ventilador fue creado en el año 1882? La persona que lo inventó fue el ingeniero Schuyler S. Wheeler originario de Estados Unidos.

Características climáticas del lugar

Ya vimos que algunos ventiladores incorporan funcionalidades que tienen que ver con la eliminación de humedad o incluso de impurezas en el aire. Conocer bien el entorno climático ayudará a decidir qué necesitamos. Hay zonas donde el calor es constante a lo largo del año y otras en las que se concentra solamente en uno o dos meses del año. A más uso, más consumo eléctrico: veamos los kilovatios.

Las zonas con climas húmedos y cálidos pueden producir una mezcla realmente insoportable. Si es nuestro caso, sin duda querremos tener a mano algo más que un simple ventilador mini de sobremesa. Necesitaremos también un deshumidificador y entonces la mejor opción será buscar un modelo 2 en 1 que nos permita, con un único aparato, resolver ambos problemas.

Diseño y estética

Al fin y al cabo, el ventilador se va a convertir en un elemento más de nuestro decorado, ya sea de forma habitual o esporádica. De cualquiera de las dos maneras, seguramente querremos que forme un conjunto armónico con el entorno. Por eso, nos fijaremos no solo en el color, sino también en el formato. Hoy en día, existen ventiladores mini que ni sospecharíamos que lo son.

Con diseños cilíndricos y acabados exquisitos, pasarían por simples elementos decorativos a juego con el resto de la estancia. Sin duda, su tamaño reducido posibilita esta especie de camuflaje y facilita el juego entre lo útil y lo accesorio. Quien realmente sea un purista de la armonía, el diseño cuidado y el interiorismo amateur, no debería ignorar este criterio.

Los ventiladores mini se adaptan a un tipo de usuario y a sus necesidades: los hay fijos, móviles o giratorios. (Fuente: Jessinono: 79853400/ 123rf.com)

Resumen

Existen muchos tipos de ventiladores mini, dependiendo de distintos factores que influirán en la compra final y que varían en función del propio. Una de ellas, la principal, es el uso que le vamos a dar al aparato. Es decir, dónde y para qué lo necesitaremos. Por tanto, las características técnicas y físicas del aparato, unidas a las del entorno, serán decisivas a la hora de elegir.

Además, existen otras características adicionales que pueden hacer que nos decantemos por una opción u otra, pero siempre dentro de unos márgenes, que son los de las especificaciones comunes y características generales de las que hablamos en este artículo. Al fin y al cabo, lo que buscamos con un ventilador mini es que refresque la estancia donde nos encontramos.

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para aquellos que deseaban una solución sencilla y asequible para combatir las altas temperaturas y el calor insoportable. El objetivo es encontrar el producto adecuado al consumidor, de modo que se produzca una simbiosis perfecta entre lo que necesitamos y lo que obtenemos a través de la compra. ¡Ve a por tu ventilador mini ahora!

(Fuente de la imagen destacada: Mayuree Moonhirun: 88333015/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Como madre de familia disfruto descubriendo nuevos productos para el hogar y escribiendo sobre ellos para que otros también los conozcan. Mi prioridad es ayudarte a seleccionar el mejor artículo posible. ¿Me acompañas?