Última actualización: 24/02/2022

Nuestro método

27Productos analizados

85Horas invertidas

18Artículos evaluados

174Opiniones de usuarios

Un vestido de encaje está hecho de piezas de hilos entretejidos que son cosidos a una tela que sirve de soporte. Estos vestidos se desmarcan por su elegancia y sensualidad. Por esta razón, son ideales para llevarlos en eventos especiales, como bodas, fiestas o graduaciones.

Según la ocasión, existen diferentes colores y estilos de vestidos de encaje. Muchos de ellos, resaltan el escote o los hombros con bordados delicados y los brazos con fantasías florales. A fin de cuentas, son vestidos cómodos, atractivos y que pueden combinarse con varios accesorios,  jugando así con la personalidad de quien los lleva puestos.




Lo más importante

  • En el mercado, se encuentran una gran variedad de vestidos de encaje. De hecho, es posible diferenciarlos según muchos criterios, por ejemplo: color, estilo, corte, material, bordado, etc.
  • La calidad del producto es determinante a la hora de determinar el precio. Es decir, no es lo mismo un vestido de encaje de seda que uno sintético, como no es lo mismo uno de haute couture que uno de mercadillo.
  • El encaje, que sea con pedrería o con estampado, que sea hecho a mano o industrial, que sea con trasparencias o no, siempre tiene gracia y elegancia. Por ende, es ideal para ocasiones especiales.

Los mejores vestidos de encaje del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre un vestido de encaje

Chica con vestido de encaje

¡Deslumbra con tu vestido de encaje! (Fuente: Alexandr Podvalny: 341372/ pexels)

¿Debería ponerme un vestido de encaje para la boda?

¿Y por qué no? Al fin y al cabo, un vestido de encaje puede ser tan chic como shock. Y siendo sinceros, lo que importa de verdad en un casamiento es saltar a la vista. Eso sí, si eres una invitada, hay que tener la finura de no quitarle protagonismo a la novia. Por lo demás, todo está permitido.

De todo modo, escoger la indumentaria para una boda, no suele ser una tarea fácil. Es más, este proceso suele ser largo y de difícil elección, incluso puede alargarse muchos meses.

Sin embargo, que seas la prometida o una participante, los 3 criterios a tener en cuenta para elegir un vestido de encaje para una fiesta nupcial son:

  1. Color y modelo: Para que no haya ningún follón, es muy importante conocer el color del vestido de la novia, tanto como el estilo del modelo. En ese día, ella tiene que estar en primer plano.
  2. Temporada: Para prevenir neumonías en invierno y manchas de sudor en verano, no hay que olvidarse de elegir el tejido con mucho cuidado.
  3. Uso: A no ser que seas parte de la nobleza, hay que tener en cuenta que los precios de un vestido de encaje pueden ser muy elevados. Por eso, no está mal plantearse si después del evento se le puede dar algún otro tipo de uso.

¿Qué tipo de vestido de encaje me puedo encontrar?

En todas la tiendas, online y no, puedes encontrar una gran variedad de esta indumentaria, desde los más sensuales y atrevidos hasta los más delicados y castos. Por eso, lo mejor es elegir uno que combine con nuestra personalidad. A continuación, te presentamos algunos tipos de vestido de encaje:

  • Para el día a día: Los vestidos de encaje empleados durante el día son perfectos cuando son colores neutros, como el blanco, crema o rosa pálido.
  • Con encajes transparentes: Son ideales para usarse en ceremonias o fiestas durante la tarde. Por ejemplo, pueden resaltar la espalda al permitir que se vea más sensual.
  • Fiestas de noche: Los colores oscuros y las faldas largas, son casi indispensables para estar perfectas en una velada de noche. Pero, no te olvides de los accesorios correctos, ellos se encargarán de resaltar este outfit.
  • Con encajes de pedrería: Cuando llevan un bordado con brillantes, gemas o perlas, estas prendas llaman el lujo y el glamour. Aunque no tengan un corte principesco, estos vestidos son ideales para novias o para brillar como una estrella.

¿Cuáles son las ventajas de un vestido de encaje?

Según nuestra opinión, tener por lo menos una prenda de estas en tu armario, es casi obligatorio. Es decir, da igual la figura que tienes, lo que no da lo mismo es sentirse glamurosa o no.

A fin de cuentas, hay tanta variedad de vestidos de encaje que no vale la pena renunciar a la elegancia o a la sensualidad. Además, este ropaje siempre está de moda. Por esta razón, para que sea más visual, a continuación hemos preparado para ti una tabla con todas las ventajas y desventajas de esta prenda.

Ventajas
  • Puedes llevarlo con cualquier conjunto y estilo.
  • Es cómodo y elegante.
  • Resalta la forma de tu cuerpo.
  • Es sensual sin ser vulgar.
  • Hay tantos modelos como colores.
  • Hay mucha variedad de precios.
Desventajas
  • Este indumento puede llegar a tener costes muy elevados.

Criterios de compra

Chica con un vestido de encaje negro y flores.

Un vestido de encaje puede ser muy llamativo, pero todo depende de la actitud de quien los lleva.
(Fuente: Анна Хазова: 4605576/pexels.com)

Perfil del usuario

Para empezar, algunas personas prefieren los modelos de moda, mientras que otras tienden a destacar el precio y la calidad. Dicho esto, lo ideal es que elijas un vestido de encaje de acuerdo con tu presupuesto y tu estilo de vida.

Por ejemplo, si eres una persona activa, necesitarás algo que sea realmente cómodo (aunque no tenga estilo), o si eres una persona púdica, no te decantes por encajes con mucha transparencia.

Pese a que la calidad y el precio son algo directamente proporcional. Es decir, cuanto más de uno más del otro, en el mercado se encuentran excelentes términos medios. Así esta indumentaria puede adaptarse con facilidad a todo tipo de usuario.

Tejido

Antes de nada, como ya hemos dicho, estamos hablando de ropa que se lleva principalmente en celebraciones o fiestas. Así que queda bastante claro que son unos vestidos que siempre tienen que estar casi impecables.

En realidad, también si es un modelo más informal, son indumentos que siempre tienen que estar en buen estado. De lo contrario, en lugar de elegancia y sensualidad, transmiten descuido y desprolijo.

En suma, lo que queremos decir es que la calidad del tejido de esta prenda es fundamental. Puesto que ese factor determina la dificultad de limpieza y de planchado, la resistencia de las partes más delicadas, o los años que durará.

Encaje bordado

El encaje bordado es la joya de la corona de estos vestidos. O mejor dicho, es la característica que define este tipo de prenda, además de ser la parte más delicada.

Por eso es importante tenerlo en cuenta. O sea, no es lo mismo el precio de un bordado hecho a mano que uno hecho en fábrica. Aún más, no es lo mismo el cuidado que hay que tener con un encaje de perlas que con uno de nailon.

En conclusión, hay que fijarse mucho en todos los aspectos del bordado: patrón, calidad, color, tamaño, transparencia, etc. Ya que el coste y apariencia que te otorgará el vestido, en gran parte, depende de este detalle.

(Fuente de la imagen destacada: kenion/ Unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones