destacada
Última actualización: 20/03/2020

Nuestro método

15Productos analizados

25Horas invertidas

8Artículos evaluados

97Opiniones de usuarios

El vino tinto es un tipo de bebida procedente de uvas rojas. Con la elaboración adecuada, se consigue la propagación del colorante, el cual se extrae de la cáscara de la fruta. Dependiendo del tiempo de envejecimiento en el barril, y luego en la botella, pueden obtenerse vinos jóvenes, crianzas, reservas o grandes reservas.

Para disfrutar del vino no es necesario ser un experto o tener que hacer un curso de enología. Es verdad que, cuanto más aprendemos de algo, más lo disfrutamos, pero en el caso de no tener mucho conocimiento al respecto, te dejamos algunos datos que consideramos importantes. Si quieres encontrar el mejor vino del mercado, ¡sigue leyendo nuestra guía!




Lo más importante

  • Cualquier paladar puede notar diferencias importantes entre distintos tipos de vino. Esto va a depender de la variedad de uvas, el clima donde se cultivó, la temperatura, la humedad, la luz directa del sol, olores ambientales, entre otros. Cada uno de los aspectos mencionados puede alterar su sabor y calidad.
  • El vino y la comida: saber combinarlos es todo un arte que se aprende con la práctica. Lo importante es que los sabores de ambos se refuercen y nunca se contrarresten. Para catar un vino basta con agudizar nuestros sentidos, captar sus características e intentar describirlas. Así podremos, lentamente, distinguir más cosas.
  • Al escoger un vino, no siempre el vino más caro es el mejor. Esto va a depender mucho del gusto y de la situación en que lo vayamos a consumir. En este artículo mencionaremos algunos de los criterios de compra más importantes que debes tener en cuenta antes de elegir un vino.

Los mejores vinos tintos del mercado: nuestros favoritos

Hoy en día puedes encontrar guías o consejos de enología para elegir el mejor vino. La dificultad está en que muchas de sus descripciones pueden ser un tanto complejas y se requiere un nivel de conocimiento previo para poder entenderlas. Por eso, hemos elaborado una guía con los mejores vinos del mercado y ayudarte a elegir.

El mejor vino tinto Ribera de Duero para los más tradicionales

Luego de una cuidadosa selección de parcelas, cuya fruta será parte del copago de este vino, y tras una cosecha en su momento óptimo, las uvas realizan una delicada fermentación alcohólica en un barril a temperatura controlada.

Este vino posee un tono rojo intenso, aromas primarios de cereza silvestre sobre un elegante fondo tostado con toques de vainilla e incienso. Maduro, sabroso y largo, con taninos redondos que le dan un toque de elegancia.

El vino tinto Ribera de Duero perfecto para las comidas diarias

Protos Roble es un elegante y sofisticado vino elaborado con uvas de la ribera del Duero. Presenta un intenso color cereza con ribete púrpura y un fuerte sabor afrutado, tostado y con taninos redondos.

Este vino se debe guardar en un lugar fresco, horizontalmente, y con un porcentaje de humedad superior al 70 %. Su sabor se intensifica al acompañarlo con arroces, pastas, carnes ligeras, sopas y verduras. Su contenido de alcohol es de 14.5 %.

El mejor vino tinto de Rioja para los más exigentes

Elaborado con una selección de las mejores uvas, Ramón Bilbao, edición limitada crianza, es un vino tinto producido en una de las bodegas con mayor prestigio en la región de la Rioja. Está fabricado con uvas monovarietales de tempranillo seleccionadas manualmente.

Permanece durante 14 meses en barricas nuevas de roble francés y luego 10 meses reposando en botella. Se recomienda acompañarlo con ternera, ahumados, quesos blandos y comida especiada.

El vino tinto de Somontano perfecto para los entrantes

Este vino tiene un atractivo ribete violáceo sobre capa media con un fuerte aroma a frutas negras maduras y dulce vainilla. Es una bebida suave al paladar, que libera un sabor muy agradable y persistente.

Se recomienda acompañarlo de todo tipo de entrantes, carnes, platos ligeros y pescados, siempre servido a una temperatura entre 13 °C y 15 ºC.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el vino tinto

El vino tinto es el mejor acompañante durante una buena conversación, las mejores comidas e importantes celebraciones. Es la bebida alcohólica con mayor tradición en la historia y el mundo. A continuación, te presentamos una lista de preguntas frecuentes entre los usuarios para que entiendas esta bebida y tengas toda la información necesaria para realizar una buena compra.

El vino tinto es un tipo de bebida procedente de uvas rojas.
(Fuente: Racorn: 21162391/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el vino tinto y cómo se obtiene?

El vino tinto es una bebida alcohólica extraída de la uva roja por medio de la fermentación de su mosto o zumo. Este proceso se logra por la acción metabólica de levaduras, las cuales convierten los azúcares de la fruta en etanol. El vino, a diferencia de otras bebidas, se ve afectado por agentes externos como el clima, la latitud, la luz y la humedad.

La elaboración del vino tinto es un proceso milenario que, con los años, ha llegado a alcanzar un gran nivel de complejidad. La elaboración del vino es todo un arte y, en esencia, mantiene los procesos que empleaban milenios atrás nuestros antepasados. Todo gira en torno a la fermentación de la uva, pero, ¿cómo se hace?

  1. Vendimia: Es la cosecha de la uva. En España se realiza entre septiembre y octubre. El momento ideal lo marcará la propia fruta. Es importante que contenga el nivel adecuado de azúcar, ya que de ello dependerá la fermentación posterior.
  2. Despalillado: Una vez seleccionados los mejores racimos, se separan las uvas del resto del racimo, lo que se conoce como raspón. Este proceso se hace mediante una despalilladora. El objetivo de separar las ramas y las hojas es evitar que dejen un regusto amargo en el caldo.
  3. Estrujado: Una vez desgranado el racimo, los granos de la uva se pasan por una máquina estrujadora o se pisan. El fin de este proceso es conseguir que se rompa la piel de la uva. Así se extrae gran parte del mosto del interior, con lo que se facilita el proceso de maceración.
  4. Maceración: Durante la maceración se debe mantener una temperatura controlada. Es un proceso muy importante, ya que permite la fermentación que propicia el color al mosto, así como otras características a través del contacto con los pigmentos de las pieles. Estos depósitos, a través de las levaduras empiezan un proceso de fermentación, que transforma el azúcar en alcohol. Según el tipo de vino, este proceso dura entre 10 y 14 días y se debe hacer en temperaturas inferiores a 29 ºC.
  5. Prensado: Al vaciar las cubetas de fermentación, quedarán restos sólidos. Estos contienen cantidades de vino, por lo que se someten a un prensado para obtener el líquido. Este vino es rico en aromas y taninos y no se mezcla con el otro. Los restos, se utilizan para la elaboración de orujos y otros productos.
  6. Fermentación maloláctica: El vino obtenido en los pasos anteriores es sometido a otro proceso de fermentación. A través de este proceso, el ácido málico se convierte en ácido láctico. Este proceso rebaja el carácter ácido del vino y lo hace más agradable para el consumo. Esta fermentación lleva entre 15 y 21 días.
  7. Crianza: Después de las fermentaciones llega el momento del envejecimiento o crianza. El vino se pasa a barricas de roble. La madera confiere al vino aromas de cata ahumados, avainillado o amaderados. El contacto con la madera y la porosidad de la misma, producen efectos químicos que cambian las características del mismo.
  8. Embotellado: Se trata de un segundo periodo de crianza. Esta vez se deja reposar en botellas de cristal. Durante este tiempo el vino evoluciona en una atmósfera reductora y asimila el oxígeno que se introduce en la botella de manera inevitable. Este proceso es importante para que el vino se estabilice y los aromas encuentren su punto de equilibrio.

¿Cuáles son los beneficios del vino tinto?

Se sabe que la cerveza tiene un bajo contenido calórico, pero el vino no se queda atrás, ya que una copa de vino no supera las 90 calorías. El vino suele consumirse después de una comida para la digestión, teniendo además muchos otros beneficios. Pero, como toda bebida alcohólica, posee sus ventajas y desventajas.

A continuación, te presentamos un listado con las principales ventajas que tiene el consumo de vino tinto. Cuando hablamos de beneficios del vino, es conveniente aclarar que siempre hablamos de un consumo moderado. Esperamos con esto poder aclarar tus dudas:

  1. Digestivo y bajo aporte calórico.
  2. Propiedades antioxidantes.
  3. Los flavonoides del vino son ideales para proteger y curar quemaduras solares.
  4. El resveratrol presente en el vino combate el cansancio.
  5. Aumenta la liberación de endorfinas.
  6. Tiene propiedades astringentes que nos ayudan a limpiar el paladar.

El vino y la comida: saber combinarlos es todo un arte que se aprende con la práctica.
(Fuente: Valentyn: 36371779/ 123rf.com)

¿Qué criterios se utilizan para clasificar los distintos tipos de vino tinto?

Saber acerca de los tipos de vinos y sus características es fundamental para elegir el mejor vino. Se deben considerar los gustos y con qué plato acompañarlo. El maridaje es determinante a la hora de optar por un tipo de vino: los tintos maridan con carne y los blancos con pescado.

Otro aspecto que diferencia los vinos tintos, además del color, es la diversidad de uva. Las distintas variedades entregan matices, aromas y sabores. La edad es otro factor que no podemos dejar atrás, pero que veremos en los criterios de compra. A continuación, te mostramos una clasificación atendiendo a dos diferentes factores.

Clasificación Características
Contenido de azúcar Vino seco: Conocido también como «vino de mesa» posee un contenido de azúcar muy bajo (2 gramos por litro).

Vino semiseco: Su contenido de azúcar fluctúa entre 5-15 gramos/litro.

Vinos abocados: Su contenido de azúcar fluctúa entre 15-30 gramos/litro.

Vinos semidulces: Contienen entre 30-50 gramos/litro.

Vinos dulces: Contienen más de 50 gramos de azúcar/litro.

Elaboración Maceración carbónica: Es un procedimiento clásico de la producción de la Rioja. Estos son vinos frescos y frutales.

Vendimia tardía: Se recogen las uvas después de las fechas normales. Son vinos dulces porque la uva se deshidrata y contiene mucha azúcar.

Vendimias seleccionadas: Uvas de mucho cuidado. Son generalmente de parcelas especiales y con varios controles de cepa.

¿Qué es la denominación de origen del vino tinto y cómo se regulan?

Las Denominaciones de Origen (D.O) se corresponden con una zona del territorio español. Muchas veces, esta denominación coincide con la comunidad autónoma en la que se fabrica el vino, por ejemplo la D.O La Rioja. Aunque en otras ocasiones, las zonas se corresponden con los territorios en los que se fabrica, como sería la D.O Ribera del Duero.

Cada D.O, mediante una serie de disposiciones y reglamentos, regula la calidad de la uva y del vino. La D.O es, en resumen, un sistema regulador para la calidad del vino. En España existen hasta 70 denominaciones y cada una tiene sus propias regulaciones, aunque algunas son comunes a todas, por ejemplo:

  • Región: Las uvas utilizadas para su elaboración deben proceder de la propia región.
  • Prestigio: Que se trate de un vino reconocido, es decir, que tenga un alto prestigio.
  • Calidad: Que ofrezca una alta calidad y características propias de la región de la que procede.
  • Revisión Europea: La UE establece un cuarto factor y es que el vino debe elaborarse también dentro de la zona.

¿Qué cepas existen para la elaboración del vino tinto y en qué se diferencian?

Otra forma de clasificar los vinos es según la cepa de la uva. Las variedades de esta dan como resultado distintos vinos. Cada una aporta distintas propiedades y sabores. A continuación, te presentamos una tabla con algunas de las cepas más conocidas, en las que diferenciamos intensidad, sabor y maridaje.

Cepa Intensidad Sabor Maridaje
Cabernet sauvignon Fuerte Con un toque a cedro, menta y cerezas negras. Carnes con alto contenido graso y salsas fuertes.
Pinot noir Suave Sabor a fresas, canela y violetas rosas. Carnes blancas, quesos suaves, arroces, pastas y verduras.
Malbec Suave Con un toque a chocolate, frutos secos, ciruela y vainilla. Carnes blancas, quesos suaves, arroces, pastas y verduras.
Merlot Medio Con un toque dulce de ciruela y miel. Carnes rojas más ligeras.
Sangiovese Fuerte Sabor a cerezas amargas. Marida con platos mediterráneos.
Cabernet (franco) Suave Sabor herbal. Pasta, lasañas, carnes de ave y a la brasa. Gran variedad de quesos.
Grenache o garnacha Suave Sabor fuerte, a frutos rojos. Quesos curados, ensaladas potentes y todo tipo de carnes. Pescados de sabor fuerte.
Syrah o shiraz Fuerte Toques ahumados, sabor floral. Asados, carne a la brasa y carne de caza. Potaje, guisos fuertes y chocolate.
Zinfandel Fuerte Frambuesa (uva de zonas frías) o pimienta (uva de zonas cálidas). Carne asada, carne a la brasa, pasta y pizza.
Tempranillo Suave Toque a cerezas Carnes asadas, especialmente cordero. Asimismo, pescados de río, guisos, embutidos y quesos suaves.

¿Qué elementos influyen en la calidad del vino?

La uva y el vino son elementos vivos que se ven afectados por factores externos como el agua y el sol. Existen diferentes elementos que influyen en el vino y su calidad. A continuación, mencionaremos, mediante una lista, cuáles son los principales aspectos que determinarán el resultado final que se puede obtener de esta milenaria bebida

  1. Tierra: Un suelo cálido otorga cuerpo y aumenta el porcentaje de alcohol.
  2. Temperatura: Entre más fría es la zona donde se produce el vino, este será más ácido y refrescante.
  3. Tipo de uva: determina el carácter del vino.
  4. Elaboración: Es imprescindible saber combinar en su punto exacto la fermentación, temperatura, variedad de uva y tiempo. En este punto, la participación de un enólogo es determinante.
  5. Maduración: En las barricas de roble, el vino adquiere taninos y aroma a madera. La madera tiene pequeños poros que le permiten oxigenarse y envejecer. Sin embargo, sólo los vinos con gran estructura y concentración pueden soportar largos tiempos de maduración, de lo contrario, este podría empeorar con el tiempo.

¿Qué vino tinto se usa para cocinar?

El vino se utiliza al igual que las especies para darle un sabor diferente a nuestras comidas. Este puede ser un excelente compañero, sobre todo para las carnes. Por ejemplo, el cordero lo puedes acompañar de un Zinfandel o syrah, mientras que, para carnes rojas ligeras el pinot noir es la elección perfecta.

Muchos creen que los vinos baratos son los mejores para cocinar, pero la verdad es que no son una buena alternativa si quieres hacer una deliciosa comida. Lo ideal sería usar un vino para cocinar que también deleite tu paladar. Beber un poco mientras cocinas puede inspirarte a crear un excelente plato.

TucídidesHistoriador ateniense

"Las gentes del Mediterráneo empezaron a emerger del barbarismo cuando aprendieron a cultivar el olivo y la vida".

¿Qué es el resveratrol y para qué sirve?

El resveratrol es un compuesto que forma parte de los antioxidantes del vino tinto. Se le han atribuido diversos beneficios para la salud y es uno de los principales responsables de los efectos positivos que se le otorgan al vino. Este compuesto se encuentra en mayor concentración en la piel de la uva roja. 

La ingesta de resveratrol (1) diaria durante tres meses podría mejorar los latidos del corazón en pacientes con daño en los vasos sanguíneos y miocardio. Sin embargo, el resveratrol sigue siendo aún un tema de debate y discusiones respecto a cuáles son sus reales beneficios.

¿Qué vinos contienen mayor concentración de resveratrol?

Este compuesto está estrechamente relacionado con las uvas rojas y el vino tinto. Las variedades malbec, syrah, saint laurent y pinot noir son los vinos con mayor contenido de resveratrol. La característica común que tienen estos vinos es el grosor de su cáscara, porque cuanto más grueso es, más tendrá de este compuesto.

La concentración en el vino no solo depende de la uva, sino también de la técnica de elaboración del vino utilizada. Los procesos de vinificación más tradicionales o artesanales dan como resultado altas concentraciones de resveratrol, pero la maceración carbónica no produce el mismo efecto.

James JoyceEscritor irlandés

"¿Qué hay mejor que sentarse al final del día y beber vino con amigos, o un sustituto de amigos?".

Criterios de compra

Elegir un buen vino no es tarea fácil, sobre todo si no eres un experto en el área o recién te estás iniciando en este mundo. Hay diversos factores que pueden influir en el sabor, el aroma y la calidad del vino. A continuación, te presentamos los criterios más importantes que debes considerar antes de elegir y comprar un vino.

Porcentaje de alcohol

El cuerpo y la suavidad de una bebida están directamente relacionados con el porcentaje de alcohol. Los vinos con 14° o más presentan mayor cuerpo, son más fuertes y de sabor seco. A diferencia de los vinos con igual o menos de 12°, que son considerados de cuerpo ligero y dulces. Este es un dato simple y fácil de encontrar en cualquier botella, pero que nos entregará mucha información.

foco

¿Sabías que lo más importante, respecto al maridaje del vino, es potenciar siempre su sabor y jamás contrarrestarlo?

Añada

El año o añada es un aspecto que determinará la calidad del vino. La añada indica la fecha en que se cosecharon las uvas y cuando comenzó la primera fermentación. Esto, normalmente, nos permite determinar el clima de la región y las posibles enfermedades que afectaron a los viñedos durante el cultivo y la recolección. Las añadas se dividen en:

  • Regular
  • Buena
  • Muy buena
  • Excelente

Por ello, si te ha gustado un vino en particular, puedes buscar otro (misma región) con la misma añada, ya que sus características y calidad debieran ser similares. Existen añadas de mala calidad que ganan cualidades durante el envejecimiento. Sin embargo, esto dependerá exclusivamente de los cuidados que haya realizado el enólogo durante la crianza y la producción.

Denominación de origen

Muchas bebidas alcohólicas poseen la denominación de origen en su etiqueta. Este es un certificado que indica la región donde ha sido elaborado. Las mejores bodegas son las que cuentan con denominación de origen. Al ser garantía de alta categoría, el precio también es mayor. Sin embargo, es una diferencia que vale la pena pagar. Una de sus particularidades es la siguiente:

Las Denominaciones de Origen Protegidas (D.O o D.O.P) son un sistema utilizando en España para el reconocimiento de calidad diferenciada, consecuencia de unas características propias y diferenciales debidas al medio geográfico en el que se cultivan y recogen las variedades de uvas.

Al escoger un vino, no siempre el vino más caro es el mejor. Esto va a depender mucho del gusto y de la situación en que lo vayamos a consumir. (Fuente: Belchonock: 44357768/ 123rf.com)

Bodegas de confianza

Existen bodegas muy famosas y reconocidas por los amantes del vino. Nombres como Faustino o Marqués de Cáceres son algunos de las más conocidas en el mundo del vino. Estas bodegas deben su prestigio, en gran parte, a que se han ganado la confianza de los consumidores al elaborar productos de excelencia. Son exigentes y mantienen elevados estándares de calidad.

Los vinos de autor están cobrando especial importancia en los últimos tiempos. Bodegas menos conocidas como Protos, se han esforzado por ofrecer caldos de primera calidad. Estas bodegas emplean las técnicas más modernas, mezclándolas con la crianza tradicional para establecer unos estándares de calidad muy altos, sin encarecer el producto final.

foco

¿Sabías que en España existen seis tipologías de consumidores de vino, según un estudio de EAE Bussiness Shool. (3)?

Tipo de uva

La variedad de la uva con la que se producen el vino es otro de los aspectos que te entregarán información sobre la calidad del vino. Existen vinos monovarietales, es decir, vinos elaborados con un solo tipo de uva o con menos del 85 % de una uva. También tenemos los multivarietales, los cuales se elaboran con dos o más tipos de uva.

Si bien estos aspectos no son 100 % determinantes a la hora de elegir un vino, sí serían de gran ayuda, ya que podrían influir en el gusto personal del consumidor. Si tienes algún tipo de preferencias, deberías escoger siempre un vino monovarietal o que contenga el mismo tipo de uva.

Envejecimiento

La edad del vino es un factor que no podemos dejar de lado a la hora de escoger un vino. Los vinos se etiquetan como joven, crianza, reserva o gran reserva. ¿Qué significa esto? Esta etiqueta señala el tiempo de envejecimiento que el vino ha pasado en barrica y en botella antes de ponerse a la venta.

El paso del vino por madera modifica y potencia las características iniciales del vino. En función del tiempo que el caldo quede en contacto con las maderas, los cambios se apreciarán en mayor o en menor medida. Por lo general, notarás los cambios en el color, los aromas y la estructura. Para que te hagas una idea, te lo explicamos en la siguiente lista:

  • Joven: No ha estado en barrica. Son vinos que se consumen dentro del año.
  • Roble: Vino con poca crianza en barrica. No llega a los periodos establecidos de crianza. Ofrece las ventajas del vino joven (sabor afrutado y sabor energético), junto a aromas intensos de madera.
  • Crianza: Maduran durante dos años. Permanecen entre 6 y 12 meses en barrica. El resto en botella.
  • Reserva: Estos vinos se seleccionan por su calidad. Maduran durante 3 años, de los cuales, deben pasar aproximadamente 18 meses en barrica y 2 años en reposo en botella.
  • Gran reserva: Elaborados solo con vinos de cosechas de gran calidad. Necesitan hasta cinco años de maduración. Permanecen 18 meses en barrica y unos 42 meses en reposo en botella.

Resumen

Elegir un buen vino es un desafío que depende de muchos factores. Estos pueden tener más o menos impacto en el sabor, el aroma y la calidad. El vino es una sustancia con vida que se ve alterada por la humedad, el suelo y la luz. Sin embargo, no se debe olvidar que es una bebida muy personal y, en última instancia, el mejor vino depende de quién lo tome.

Elegir un vino es un arte. Como hemos explicado en este artículo, siempre debes considerar el año de cosecha, el envejecimiento, el tipo de vino y el alimento con el que lo vas a acompañar. Como sabemos lo difícil que es y la posibilidad de que esta búsqueda falle, hemos escrito este artículo para ti.

Si te ha gustado el artículo, ¡deja un comentario o compártelo en las redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Rostislavsedlacek: 45249167/ 123rf.com)

Referencias (3)

1. Resveratrol. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Internet.
Fuente

2. Regulación de Venta, Consumo y Publicidad de Bebidas Alcohólicas. Legislación Estatal. Ministerio de Sanidad. Internet.
Fuente

3. Informe 'Panorama actual y perspectivas del sector vitivinícola 2017' de EAE Business School. Internet.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Paula Jeria Redactora
Los redactores de REVIEWBOX.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de consumo.
Periodista con más de veinte años de experiencia, tanto en medios offline como online. Especializada en diversos temas, entre ellos tecnología y economía, también soy profesora y correctora lingüística, siempre dentro del ámbito de las letras, mi gran pasión.
Artículo informativo
Resveratrol. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Internet.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Regulación de Venta, Consumo y Publicidad de Bebidas Alcohólicas. Legislación Estatal. Ministerio de Sanidad. Internet.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Informe 'Panorama actual y perspectivas del sector vitivinícola 2017' de EAE Business School. Internet.
Ir a la fuente